Promociones y despidos basados en el uso del Big Data

Lunes, 28 Noviembre 2016

promociones-y-despidos-basados-en-el-uso-del-big-data

Por si todavía no sabes lo que es, vamos a comenzar definiendo qué es el "big data" o "datos a gran escala". Este término se refiere a almacenar un volumen masivo de datos y a los procedimientos que se usan para encontrar patrones repetitivos en los datos. De forma que un programa informático o software puede analizar y procesar grandes cantidades de datos para sacar "conclusiones" sobre ti en base al análisis de una serie de datos.

Hoy en día, las grandes empresas utilizan estos datos ya sea para contratarte o despedirte según tu perfil y lo peor de todo es que no sabrás nunca por qué, pues los algoritmos que se usan son totalmente opacos y es imposible acceder a ellos. Para que te hagas una idea, ni los inspectores de trabajo tienen acceso.

Publicidad

Si te preguntas de dónde se obtienen esos datos, tienen varias procedencias, entre ellas las que nosotras mismas como personas generamos cada día, por ejemplo, al enviar un e-mail, un mensaje de WhatsApp, un sms, etc.

Otra procedencia de los datos puede ser las llamadas o las transferencias bancarias que realizamos, al igual que la información que son capaces de recoger los sensores que proporcionan datos como temperatura corporal, localización, estadísticas, etc.

Y también se recaban datos sobre nuestra actividad en redes sociales, si tenemos muchos "amigos" o si cada fin de semana subimos una foto tomando una copa.

Estos datos de manera individual no son tan valiosos, pero de manera conjunta tienen un valor incalculable ya que recogen muchísima información que se analiza de forma conjunta.

Ahora bien, ¿cómo te puede repercutir como mujer profesional que las empresas usen el big data para tomar decisiones sobre su estrategia de Recursos Humanos?

Las empresas toman decisiones importantes basándose en el big data que te pueden afectar directamente en tu carrera profesional.

Por norma general, una empresa puede tener ciertos motivos para despedir a una mujer profesional como a cualquier otro empleado como, por ejemplo, porque no se ha integrado en el equipo o en la cultura de la empresa, porque no cumple las expectativas o porque la empresa por motivos económicos tiene que recortar la plantilla. Hasta aquí todo parece normal, pero el problema viene cuando una empresa por los motivos que sea tiene que despedir a un número determinado de empleados y usa el big data para tomar la decisión.

El sistema informático elige o propone a las personas que deben ser despedidas o contratadas teniendo en cuenta la información que posee y unos modelos predictivos que un analista ha determinado.

El primer problema aquí es que la decisión se basa en variables que, por un lado, no conocen ni los propios responsables de recursos humanos que pueden ser sexistas, racistas, homófobas, etc. Y, que por otro, "predicen" lo que vas a hacer en los próximos meses o años. Es decir, no se basan en el trabajo que como mujer profesional has realizado hasta el momento de valorar si despedirte o contratarte, sino en lo que un programa informático estima que harás.

El segundo grave problema es que se está asumiendo que las máquinas toman decisiones objetivas, cuando en realidad están basadas en algoritmos secretos desarrollados por programadores. Es decir, personas que también tienen prejuicios están diciendo a las máquinas cuándo y en base a qué eres una buena candidata o si merece la pena que conserves tu empleo.

Algunos sesgos por los que como mujer profesional te puedes ver afectada son, por ejemplo, que el sistema piense que si eres una mujer con pareja estable en edad fértil, puedes darte de baja en unos meses porque vayas a ser madre. O que según la zona donde vives, el sistema haya analizado que eres más propensa a sufrir enfermedades crónicas y que vas a faltar más días al trabajo. Es decir, que da igual si nunca tienes hijos o si nunca sufres una enfermedad o esta no te incapacita como mujer profesional, habrá un sistema que dirá que tu perfil es menos atractivo frente a otros (como el de un hombre que nunca se dará de baja por maternidad, por ejemplo).

Aunque estas prácticas aún no están muy extendidas en España, no deberíamos asumir que la inteligencia artificial puede sustituir con modelos estadísticos las decisiones acerca de lo que las personas aportan a los equipos de trabajo.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí