Cómo hacer un estudio de mercado y competencia

Jueves, 07 Septiembre 2017

1410-not-estudio-de-mercado

 
Publicidad
Conocer la competencia en la que un proyecto va a competir es fundamental si quieres alcanzar el éxito. ¿Sabes cómo hacer un estudio de mercado de una empresa paso a paso? Te presentamos algún ejemplo sencillo de aplicar.
 
Para conocer bien tu ecosistema, debes hacer un estudio de mercado y competencia, que consiste fundamentalmente en la recopilación y análisis de datos que te permitan tomar las decisiones adecuadas en la puesta en marcha de tu negocio. Este estudio no es infalible, pero cuanto mejor lo hagas, menor será el margen de error.
Para conocer bien tu ecosistema, debes hacer un estudio de mercado y competencia: recopila y analiza datos para tomar las decisiones adecuadas en la puesta en marcha de tu negocio
 
Siempre hay competidores. Por muy original que sea tu idea de negocio, siempre habrá otros que, de alguna forma, están ocupando una parte de ese mercado en el que quieres entrar.
 
Una buena investigación te ayudará a hacer previsiones acertadas, conocer la tendencia y el potencial del mercado, diferenciar las necesidades y los comportamientos de tus clientes y averiguar cómo toman éstos su decisión de compra. También podrás saber cómo lo está haciendo la competencia, y con todos estos datos, bien filtrados, podrás diseñar tu producto, ponerle el precio adecuado y situarlo en el mercado con unos objetivos realistas.

¿En busca de un estudio de mercado sencillo?

Las fuentes

Para tu estudio de mercado deberás recurrir a numerosas fuentes, pero no todas tienen el mismo valor, y tienes que elegir las que mejor se adaptan a tu proyecto. Distinguiremos entre las primarias (cualitativas y cuantitativas) y las secundarias (internas y externas).
De las fuentes cualitativas obtendrás una información precisa por su conocimiento del mercado. Las técnicas más comunes con estas fuentes son las entrevistas en profundidad y las reuniones de grupo, y también puedes emplear diversos tipos de tests.
De las fuentes cuantitativas deducirás datos que podrás traducir a números. La encuesta, ya sea personal, telefónica o por otros medios, como internet, es la técnica más común.
Los datos de las fuentes secundarias los obtendrás de tus propias cifras y de los informes, estudios, bases de datos y estadísticas publicados por terceros.

1602-encuestaLa encuesta

Diseñar una encuesta no es fácil. Tanto las preguntas que hagas como el número de personas que respondan es determinante para obtener un resultado realista. Antes de empezar, debes marcar el objetivo definiendo el problema que quieres resolver. A continuación, estima el número de personas a las que vas a acudir y qué perfiles deben tener.
No debes ir al grano desde el principio, es mejor empezar con preguntas sencillas antes de entrar en materia. Debes agrupar las preguntas por temas, y abordar las más difíciles hacia la mitad del cuestionario. Si hay muchas preguntas delicadas, conviene romper el ritmo de vez en cuando con alguna menos controvertida. Si preguntas por datos personales, no olvides que debes cumplir la LOPD (ley de protección de datos).
Tras la realización de la encuesta, toca la extracción y análisis de los datos. Por eso, es importante elegir una estructura homogénea en las preguntas. Con el resultado podrás redactar el informe final que te guiará en los próximos pasos.
Mistery shopping y brainstorming son técnicas que también pueden ayudarte a completar tu estudio de mercado y competencia

Otras técnicas

Los expertos en emprendimiento recomiendan analizar a los competidores para conocer hasta el mínimo detalle el mercado en el que vas a entrar, e incluso defienden la técnica del mistery shopping (comprador misterioso). Consiste ésta en hacerse pasar por un comprador para ver desde dentro cómo atienden otras empresas del sector a sus clientes, cuáles son las opciones que les dan, sus debilidades y sus fortalezas y, en definitiva, recopilar pistas de lo que puedes imitar y lo que deberías evitar.
También es recomendable hacer un brainstorming (tormenta de ideas) con un grupo de personas que puedan aportar visiones de diferentes aspectos que tú quizá no hayas tenido en cuenta. Te servirá para identificar problemas, analizar sus causas y buscarles una solución. Por último, puedes recurrir a internet como fuente de información, desde las publicaciones que encuentres sobre tu sector (ojo, no te fíes de cualquier fuente) a comprobar lo que la gente dice de tus competidores en las redes sociales.
En definitiva, hacer un estudio de mercado puede costar mucho dinero, pero también se puede hacer con pocos recursos. Te servirá para facilitar tu toma decisiones y plantear tus objetivos.
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí