jQuery.noConflict();

¿Y si emprendes en verano?

Martes, 24 Mayo 2016

Página 1 de 2

1506-wn-negocios-verano

El verano se antoja como una época en la que lo cotidiano y la rutina dejan de ser lo normal. Es una fecha de cambios, en las que nos tomamos unas vacaciones, pero también, tanto si estudiamos como si trabajamos, puede ser un período de trabajo, de emprendimiento. Podemos plantearnos el período estival como una fecha en la que descubrir un sector económico en el que trabajar, invertir o emprender.

Publicidad

Ya que el verano acaba de arrancar, desde Womenalia te queremos ayudar a hacerte una idea de algunos negocios que pueden funcionar y darte rentabilidad durante estas fechas. ¿Por qué no pensar estos meses de calor y descanso como una época en la que desconectar ganando dinero? Presta atención:

  • Los negocios de temporada son, sin duda, la mejor forma de lanzarse a emprender, teniendo la suerte de que sobreviva a estos meses de alta ocupación y perdure durante todo el año. Ejemplos de este tipo son los puestos de heladería que, utilizando el modo franquicia, puede resultar más fácil ponerlo en marcha.
  • Pero si pensamos en los lugares de origen, aquellos que dejamos vacíos durante estas fechas, alguien debe ocuparse de tareas que durante el año hacen otras personas o hacemos nosotros mismos. Por ejemplo, el cuidado de animales de compañía ya que, cuando uno decide irse de vacaciones, llevarse el animal no siempre es posible. Es por ello que muchos emprendedores han diseñado soluciones varias para esta situación: cuidado personalizado, hoteles para mascotas e incluso guarderías para animales.
  • Si nos instalamos ya en la zona de vacaciones, existen servicios que durante el resto del año no son necesarios pero que, con el crecimiento de la población en algunas zonas, hace que sea fundamental tener que cubrir esos puestos. Uno de los sectores que se mueven fundamentalmente en esta época es la de la vigilancia de zonas de ocio, esencialmente piscinas y zonas costeras, con el puesto de socorrista o vigilante como clave. Es un puesto idóneo para gente joven, que tiene, en estas fechas, la época para sacar un dinero extra con el que contar el resto del año.

El clásico chiringuito de piscina o playa es otra modalidad de negocio veraniego cuando, ayuntamientos y administraciones en general, sacan a concurso público la explotación de estos lugares.

Publicidad