jQuery.noConflict();

¿Debe considerarse la menstruación como baja laboral?

Viernes, 22 Julio 2016

1603-not-menstruacionBex Baxter, directora de Coexist

Hace unos días volvía a sonar la voz de alarma, la empresa británica Coexist, afincada en Bristol, ha planteado una resolución que permita a las mujeres que trabajan en la compañía la posibilidad de tomarse unos días libres durante el periodo de menstruación. La compañía considera que de esta manera aumenta y mejora la eficacia de sus empleadas, así como su creatividad.

Atendiendo a las declaraciones publicadas en The Guardian, la empresa está analizando cómo hacer que los ciclos menstruales mejoren el ambiente laboral y en consecuencia, aumentar la productividad de la organización. En palabras de Bex Baxter, directora de la compañía "He trabajado con muchas mujeres a lo largo de los años y he visto cómo se retuercen por el dolor que les causa el periodo, pero no se van a casa porque consideran que no están enfermas". ¿Se trata de una situación injusta?

Publicidad

Además, añade "si una mujer siente dolor, está en su derecho de irse a casa" y lo que pretenden con esta medida es reclamar "una política empresarial" que reconozca este derecho sin considerarse "enfermedad". Baxter huye de que esto se trate de un interés e empresarial, para tratarse más de coordinación. A su vez, la empresa confirma que al comienzo del ciclo menstrual de las mujeres, estas pueden ser hasta "tres veces más productivas", ya durante el tiempo de menstruación debería ser tiempo para "dedicarse a ellas mismas".

El próximo 15 de marzo durante el seminario Pioneering Period Policy: Valuing natural cycles in the workplace que se celebra en Bristol, Coexist presentará su resolución para tratarla en el foro, a cargo de la coach de liderazgo femenino Alexandra Pope, "El propósito del seminario es dar un enfoque positivo tanto a la menstruación como al propio ciclo menstrual que empodere a mujeres y hombres y apoye la efectividad y el bienestar de la organización". Seminario que seguiremos de cerca para conocer los diferentes puntos de vista.

El caso británico no es el primero que sucede, puesto que ya son varios países en los que la menstruación es motivo suficiente de permiso laboral. Diversos estudios científicos indican que entre el 3 y el 30% de las mujeres sufren SPM, síndrome premenstrual, aunque estas investigaciones no delimitan cuándo acaban los síntomas "normales" y comienza el síndrome.

En los países asiáticos, la legislación laboral atribuye días libres durante la menstruación a sus empleadas. Concretamente en Japón, esta legislación se ha tomado como un paso hacia la emancipación de la mujer e igualdad laboral, aunque esta ley conocida como seirikyuuka (derecho fisiológico) data de 1947. Sin embargo en el año 2013 en Taiwán, la enmienda a la Ley de Igualdad de Género en el Trabajo añade a los 30 días de baja laboral pagada por enfermedad otros tres adicionales por menstruación.

Dos días al mes son los que pueden tomarse las mujeres en Indonesia por motivos de menstruación y en el año 2001 en Corea del Sur se aprobó la baja por menstruación. En ambos casos no ha estado exento de polémica por posibles abusos de días libres.

En Rusia, se trató de plantear esta ley bajo afirmaciones como "los dolores menstruales reducen la memoria y la capacidad de trabajo", así como que "la menstruación no sólo es un problema médico, sino también social", en este sentido los colectivos feministas condenaron esta medida.

Por otro lado, hace unos meses diversas empresas como Apple o Facebook planteaban a sus empleadas la posibilidad de congelar sus óvulos con el fin de trasladar la decisión de ser madres para más adelante y así poder desarrollar sus carreras profesionales "con la tranquilidad" de posponer su maternidad, con los riesgos que eso supone tanto para la madre, como para el bebé. ¿Estamos llegando al "todo vale" con el fin de aumentar la rentabilidad y productividad de las empresas? ¿Se preocupan realmente las empresas por sus empleados? ¿Dónde está el límite? ¿No deberían coexistir políticas que faciliten la flexibilidad entre el plano laboral y el personal sin renunciar?

Volviendo al tema de la menstruación, son muchos los defensores y detractores de ambos sexos los que posicionan en este tema, aparte de que siempre se ha tildado de machista porque "provoca cambios de humor", ¿se trata de un caso de desigualdad a la inversa? ¿Está completamente justificado? ¿Qué opináis, womenalias? El debate está servido. 

Publicidad