jQuery.noConflict();

Knowmads, nómadas del conocimiento y los trabajadores del futuro

Lunes, 18 Abril 2016

Página 1 de 2
1507-hew-knowmad

Si hay algo claro es que la digitalización y los nuevos modelos de trabajo han traído un nuevo perfil de profesional, cada vez más atractivo para las empresas: Los/las  Knowmad (Nómadas del Conocimiento) empiezan a sonar con fuerza como  uno de los perfiles clave para alcanzar el éxito en empresas que buscan adaptarse al nuevo entorno, mucho más dinámico y cambiante que el anterior.

Popularizado por John Moravec, impulsor del Aprendizaje Invisible, un Knowmad  es, por definición, alguien con una capacidad enorme de comunicación y cercanía en el trato personal, capaz de trabajar con prácticamente cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento. Un generador de ideas, capaz de encontrar sinergias entre proyectos diversos.

Publicidad

Referentes de la curiosidad permante, los y las knowmad, destacan por su fuerte creatividad, capacidad de generación de ideas, adaptabilidad, innovación y un marcado rechazo al encorsetamiento de horarios o proyectos rígidos. Un nómada del conocimiento es expansivo: Sabe conjugar su aprendizaje, buscar sinergias entre sus contactos, valerse de la tecnología para comunicar mejor, adaptarse a entornos inestables, aprender con gran velocidad y desaprender cuando es necesario.

No deja de resultar curioso que sea precisamente ahora cuando estos perfiles empiezan a ser altamente valorados, porque en realidad hace ya más de 50 años que Peter Drucker habló de ellos, reclamando una conexión entre escuelas y universidades, con el mundo empresarial, para fomentar la generación de profesionales mucho más adaptables que sirvieran como "pegamento" para aunar diversos proyectos.

Pero, ¡cuidado! entre tantas cualidades, existen también límites que un knowmad no está dispuesto a aceptar y pueden suponer un obstáculo en organizaciones rígidas, muy estructuradas y conservadoras. Las  jornadas laborales estandarizadas y las obligaciones tradicionales no entran dentro de los parámetros. Son alérgicos a la cultura presencialista, de 8 o más horas, los turnos partidos, o el concepto de “Disponibilidad total”, unas exigencias rígidas que no se adaptan a su filosofía, ni a sus necesidades. Un knowmad se compromete con un proyecto y distribuye su tiempo, sus conocimientos y energías de la forma más productiva, siempre que se sienta libre para desarrollar al máximo todo su potencial.

Si está ilusionado y siente que forma parte del equipo, que puede aportar y transformar el conocimiento en ideas y en negocios rentables, invertirá todo su tiempo y esfuerzo, pero debe hacerlo con libertad y en un clima abierto, porque para un knowmad un entorno rígido es de la máxima toxicidad.

Si queremos definir las algunos rasgos característicos de estos profesionales, podemos resumirlos así:

Publicidad