Alcanza la madurez profesional y el éxito en la etapa de La Cosecha

Martes, 24 Mayo 2016

Las etapas de La Carrera Profesional, han sido comúnmente diferenciadas en tres: Junior, Senior y Executive por orden cronológico, en las que vamos desarrollándonos profesionalmente. La etapa Senior, la última de ellas, es la etapa de madurez, de gran experiencia. El momento de recoger los frutos cosechados durante el resto de nuestra carrera profesional. Es el momento del balance de una carrera profesional y también el período en el cual los directivos de mayor éxito, talento o que han acumulado mayores competencias comienzan a recibir más responsabilidades y a ocupar los puestos de privilegio en las compañías.
Publicidad
 
Se desarrolla normalmente entre los 50 y los 70 años de edad, aunque esta puede variar en función del grado de aprovechamiento de las etapas anteriores. En los últimos años, es muy común que muchos profesionales de menor edad, en torno a los 40 años, se encuentren sin embargo en la etapa Executive. El encontrarse en esta etapa o no, no es tanto una cuestión de edad, sino de haber alcanzado una madurez profesional que nos permita desplegar todo nuestro potencial llegando al punto más alto de nuestra carrera y recogiendo los frutos que empieza a dar el camino recorrido.
 
Los perfiles más comunes durante esta etapa son en la mayor parte de los casos, posiciones senior y específicamente de puestos directivos. No obstante, actualmente, encontrar perfiles senior o directivos de mujeres en empresas es aún poco común. Las estadísticas reflejan que tan solo un 20% de mujeres ocupan direcciones funcionales. Sin embargo, a medida que ascendemos en la pirámide profesional, la presencia femenina va disminuyendo: tal solo un 11% de los puestos y un 11,5% de los miembros de un Consejo de Administración, son mujeres en España.
 
La tendencia cambiará previsiblemente durante las próximas décadas, aunque para ello será necesario invertir en formación, recurrir al networking y potenciar el desarrollo profesional. Elementos necesarios que debemos poner en práctica para conseguirlo.
 
Uno de los temas más recurrentes durante la etapa Senior son las estimaciones salariales. Al respecto, los estudios de remuneración resultan de gran utilidad porque nos aportan una orientación sobre las horquillas de salario para las posiciones más comunes en cada sector. Además, normalmente suelen incluir para cada función las vinculaciones y las responsabilidades del puesto.
 
Además, la experiencia adquirida a lo largo de la carrera profesional, permite durante esta etapa, dar formación, conferencias o convertirse en mentor. Para los mentores:

- La actividad resulta tremendamente satisfactoria
- Desarrolla la sensibilidad, la capacidad de observación y de resolver problemas.
- Permite estar en contacto con las nuevas generaciones de profesionales
- Mejora las habilidades de comunicación.
 
Si te encuentras en esta etapa y quieres compartir tu experiencia, también puedes formar parte de un Consejo de Expertos para ofrecer tu conocimiento. Cobrando una cantidad prefijada puedes hacer de tu experiencia una nueva fuente de ingresos.
 
Lo importante es que al finalizar tu carrera profesional y echar la vista hacia atrás, extraigas un balance positivo. Para conseguirlo, solo tienes que dar los pasos adecuados. ¡Buena suerte!
 
 
Publicidad