¿Cómo evitar el acoso laboral en tu empresa?

Lunes, 04 Septiembre 2017

mobbing-laboral-soluciones

Tratar a los trabajadores como simples factores de producción, valorando sólo su eficiencia técnica y su coste, es una pésima manera de gestionar los recursos humanos en una empresa. Una buena gestión de recursos humanos no debe limitarse a simples tareas administrativas, sino que debe conseguir un buen ambiente de trabajo, en el que los trabajadores se sientan a gusto y parte importante de la empresa. Así, el trabajador mejorará su rendimiento y, en consecuencia, los resultados de la empresa. Cualquier medida que busque evitar posibles situaciones de acoso o mobbing laboral debe partir del derecho que tienen todas las personas al respeto a su intimidad, a la debida consideración de su dignidad y la no discriminación en las relaciones laborales.

Protocolos de prevención al acoso laboral en tu empresa

El acoso en el trabajo, ya sean de tipo sexual o mobbing laboral (moral), puede considerarse una consecuencia directa de una mala prevención en la empresa de los denominados riesgos laborales psicosociales. Por ello, muchas empresas han decidido adoptar protocolos de prevención y procedimientos de actuación en casos de denuncia. Estos protocolos son una herramienta muy eficaz para tratar el problema del acoso laboral, por lo que vamos a analizar brevemente su contenido:

Publicidad

- Declaración de principios: Encabeza el protocolo y es un reconocimiento de los principios por los que se rige la empresa.

- Definición de conceptos: Descripción de los diferentes tipos de acoso laboral y de los comportamientos que se entienden como tal. Por ejemplo, comportamientos concretos que pueden entenderse como mobbing o acoso moral: difundir rumores infundados sobre el trabajador, atribuirle errores que no ha cometido, proferir insultos, burlarse de él/ella, etc.

- Definición del objetivo de dicho protocolo: que no puede ser otro que el compromiso de prevenir y acabar con el acoso laboral en la empresa.

- Ámbito de actuación: se refiere al alcance del protocolo para evitar el mobbing laboral, a qué centros de trabajo se aplicará.

- Plan de acción: Consiste en designar a un mediador, mediante acuerdo entre la empresa y la representación legal de los trabajadores, y crear una comisión anti-acoso. Esta estará formada, además de por el mediador, por dos representantes de la empresa y otros dos representantes de los trabajadores. El mediador será la persona a la que deben dirigirse los trabajadores para informar de una situación de posible acoso laboral. Desde la Gerencia se remitirá una comunicación personalizada a cada trabajador informándole de la implantación del protocolo y animándole a utilizarlo. Del mismo modo, se remitirá un comunicado a los responsables de unidades recordándoles que tienen la responsabilidad de velar por un ambiente adecuado de trabajo y libre de comportamientos indeseados.

Medidas concretas de prevención y soluciones a los casos de mobbing laboral

Existen todo tipo de medidas efectivas a la hora de prevenir o solucionar el problema del mobbing laboral. Vamos a señalar algunas:

- Fomentar el apoyo entre los trabajadores y no el aislamiento o la competitividad. Un buen ambiente consigue mayor productividad y calidad, menor tasa de absentismo y mayor fidelidad de los trabajadores a la empresa.

- Definir con claridad los puestos de trabajo, las tareas asignadas, los objetivos y el margen de autonomía de los trabajadores. Evitará conflictos y permitirá que los trabajadores se centren en sus funciones y no en las de los demás.

- Promover la negociación en los conflictos laborales. Muchos conflictos podrían resolverse dialogando. Desde la dirección se debe promover la negociación y facilitar la puesta en marcha de los acuerdos a los que se llegue.

- Garantizar el respeto y el trato justo a todos los trabajadores de la empresa. La dignidad de las personas que forman la empresa ha de estar siempre por encima de cualquier consideración económica.

- Ignorar la personalidad del acosador. Está demostrado que los acosadores necesitan un público que aplauda sus actos, se deben tomar medidas para que las conductas incorrectas no sean reforzadas sino todo lo contrario, ignoradas.

- En caso de que no pueda resolverse la situación de mobbing laboral, cambiar de lugar de trabajo al acosador y no a la víctima, a menos que ésta nos lo pida. Trasladar a la víctima, contra su voluntad, podría ser interpretado como un castigo por parte de la víctima y como una victoria por parte del acosador. Si trasladamos a la víctima, el acosador pensará que ha ganado la partida y buscará a otro al que seguir acosando.

- El acosador debe ser sancionado. Ver que su conducta tiene consecuencias negativas, le servirá como elemento disuasorio para un futuro.

- No esperar a que se produzcan daños a la salud del trabajador. No se debe esperar a que haya una agresión física o a que la víctima solicite la baja laboral. Ante un caso de acoso laboral siempre se debe actuar de forma rápida.

- No basta con buscar un culpable. El mobbing se produce porque en la empresa se dan las condiciones necesarias para que aparezca. Aunque eliminemos al acosador, si no cambiamos estas condiciones, el acoso volverá a aparecer.

marina-aboal-mimbrero-womenaliaPor Marina Aboal Mimbrero, Abogada en Serveis Jurídics Muñoz & Aboal
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí