Debes leer esto si quieres desconectar al 100% en vacaciones

Miércoles, 05 Julio 2017

desconectar-del-trabajo-en-verano-trucos-consejos

Aprender a desconectar del trabajo en vacaciones es fundamental. Pero no siempre es tan fácil. ¿Cómo hacerlo al 100%? Te ofrecemos algunos trucos y consejos.

"¡No puedo desconectar del trabajo!"

Estamos a punto de irnos de vacaciones. Hay quien ya ha empezado a disfrutarlas. Sea con la familia, con amigos o por nuestra cuenta, en la playa o la montaña, de viaje en algún lugar exótico, todos tenemos la expectativa de descansar, disfrutar y desconectar.

Publicidad

Sin embargo, no siempre lo conseguimos. A veces, de pronto, al empezar las vacaciones nos sentimos agotados o enfermamos. Puede que nos invada una extraña ansiedad o estemos de mal humor sin saber por qué. Luego, llega el final de las vacaciones y nos sentimos frustrados porque no hemos descansado lo suficiente, o no hemos hecho todo lo que queríamos… porque se nos ha hecho demasiado corto.

¿Te ha pasado esto alguna vez? Si es así, a continuación desarrollamos algunas claves para evitar que ocurra.

Algunos trucos o consejos

  • Reduce tus expectativas. Es cierto que llevas muchos meses esperando el merecido descanso, pero afrontar tus vacaciones con una lista de objetivos a cubrir es una trampa. Lo que necesitas es descansar: por tanto, piensa que cualquier cosa que hagas, cualquier actividad a la que dediques este tiempo libre, está bien. Para eso son tus vacaciones. Deja pasar el tiempo sin agobiarte y verás cómo te cunde mucho más.

  • Haz cosas que realmente te apetezcan. Incluso si tienes que hacerte cargo de la familia o la organización de la casa, encuentra tiempo para ti, para las actividades que te gustan. Si no puedes evitar convivir con personas que no te agradan, busca momentos para tu propio disfrute, a solas o con quienes sí quieres de verdad estar.

  • Desconectar es un proceso. Cuanto más exhaustos llegamos, más nos cuesta adaptarnos al nuevo ritmo. En los primeros días, en vez de sentirnos mejor podemos sentirnos peor: irritables, malhumorados, puede que incluso caigamos enfermos. Si esto te ocurre, acéptalo y no te preocupes: si te frustras sólo conseguirás sentirte aún peor.

  • Pueden existir conflictos, deseos, sentimientos no expresados que, sin la tapadera de la actividad constante, afloran en vacaciones. Dificultades y frustraciones que no has atendido por falta de tiempo, ganas, energías, o porque ni te habías dado cuenta de que estaban ahí. A solas con tu familia, con tu pareja o contigo mismo, sin nada inmediato que hacer, o conviviendo a diario con personas a las que, durante el resto del año, sólo ves a ratos, cuesta mucho más esquivar lo que duele o no funciona. Si éste es tu caso, no es algo que vayas a poder resolver durante tus vacaciones. Requerirá de más tiempo. Por tanto, respira hondo y, si puedes, empieza a manejarlo poco a poco.

  • A veces, no tener la jornada estructurada ni la agenda llena nos crea una incómoda sensación de vacío. La causa está fuera de las vacaciones: date cuenta de cuánto tiempo llevas funcionando en automático sin prestar atención a lo que te pasa por dentro; sin permitirte momentos, aunque sean breves, para aflojar, respirar y preguntarte quién eres y cómo estás.

  • Y por supuesto, delega, apaga el móvil, respira y olvídate del trabajo y de las preocupaciones cotidianas. Haz un esfuerzo decidido y consciente por cortar los hilos físicos y mentales que te mantienen unido a todas tus obligaciones habituales.

6 libros para desconectar en verano


Un problema que no surge en vacaciones

Los problemas de las vacaciones no son de las vacaciones: se originan durante el resto del año. Su caldo de cultivo emocional es más hondo y no se arreglan en quince días por mucho que duermas, muy lejos que esté tu jefe o distinto que sea el escenario. Por eso, si alguna vez te has sentido cansado, frustrado, agobiado, triste, preocupado durante tus vacaciones, o si este año te ocurre de pronto, no pasa nada. Eres normal y, además, estás de suerte: aprovecha para hacer limpieza emocional, ganar en claridad mental y reencontrarte contigo mismo.

Las vacaciones son tu oportunidad. ¡Aprovéchala!

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver

Publicidad
1 Comentarios
  • Diana
    Me ha parecido muy interesante el artículo. Es justo lo que ocurre cuando tomas vacaciones despues de un año duro de trabajo. Gracias
    Viernes, Jul 14 2017 9:24:51am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí