La competitividad también tiene un lado positivo. ¡Descúbrelo!

Lunes, 26 Septiembre 2016

1609-not-compet-dos

"Es difícil derrotar a una persona que nunca se rinde"

Encontrar la máxima eficacia y efectividad para lograr los mejores resultados de una empresa es el fin último de esta. La competitividad empresarial se ha convertido en un rasgo diferenciador de las compañías innovadoras y vanguardistas. Sin embargo, este aspecto que sin duda nos hace crecer profesionalmente si no se aplica desde el punto de vista positivo, de trabajo en equipo y colaborador puede convertir el éxito en fracaso absoluto. La teoría de Darwin ya lo dice: solo los mejores pudieron avanzar. Impulsar la competencia positiva ayudará a que las empresas crezcan y fomentará un buen entorno laboral. Pero, ¿cómo se potencia este rasgo)

Publicidad

Fomentar la competitividad puede ser positivo, ¿por qué?

El trabajo en equipo es fundamental a la hora de alcanzar objetivos y generar buenos entornos laborales. Tanto es así, que el 70% de los empleados consideran que su rendimiento laboral es mayor trabajando en equipo, según un estudio de Randstad Workmonitor. Ser competitivos y colaborar todos juntos como un equipo, pese a que pueda sonar paradójico, son perfectamente compatibles. Lo único que hay que hacer es saber liderar al equipo hacia la competencia positiva. ¿Cómo podemos hacerlo?

  • Procesos de selección adecuados. Si queremos crear un buen ambiente laboral y una competencia sana, no solo tenemos que fijarnos en la experiencia o formación de nuestros candidatos. Hay que tener en cuenta otras cualidades igual de imprescindibles, como la empatía, el trabajo en equipo o la superación.
  • Objetivos claros y comunes. Las metas y los objetivos que se persiguen tienen que ser conocidos por todos los trabajadores. Además, si se potencian las metas comunes por encima de las individuales, se favorecerá que todos los empleados trabajen unidos. Esto no quiere decir que cada trabajador no pueda tener objetivos propios, pero todos tienen que tener claro que lograr o fracasar en esos propósitos afectará a todo el equipo.
  • Aportar feedback constante. Una buena comunicación es fundamental para potenciar el valor de comunidad. Hacer una revisión periódica de objetivos servirá para hacer las modificaciones necesarias cuanto antes.
  • Valora que haya posturas diferentes. Cada empleado es diferente. Respeta que cada uno defienda su postura siempre desde el respeto. El diálogo y la confianza a la hora de expresar opiniones son fundamentales para el nuevo surgimiento de ideas.
  • Evita conflictos innecesarios. Las posturas diferentes son positivas, siempre y cuando no desencadenen en conflictos laborales. Si es así, hay que atajar el problema desde la raíz y buscar el origen y su solución.
  • Construye un sentimiento de pertenencia y un buen ambiente laboral. Si los trabajadores están cómodos tendrán más tendencia a sentirse parte de la empresa y así colaborar juntos.
  • Gamificación. Google y otras grandes empresas han comprobado que crear pequeñas competiciones dentro de la compañía o fomentar juegos, como el billar o el futbolín, favorece la cultura de la empresa e incrementa el espíritu de competencia.
  • Las comparaciones son odiosas. Hay que motivar a cada trabajador hablando única y exclusivamente de sus logros o fallos. Nunca compararlo con otra persona.

Te toca competir por un puesto de trabajo, ¿cómo hacerlo?1609-not-compet

La competencia laboral no solo nos la vamos a encontrar en el día a día de una empresa. También hay otros dos momentos en los que será fundamental. Por un lado, cuando estamos aplicando en un proceso de selección, donde tenemos que demostrar que somos mejores que el resto de candidatos. Por otro lado, cuando ya estamos dentro de una empresa y queremos acceder a una nueva vacante dentro de ella.

¿Cómo competir sanamente?

  • Fija objetivos. Tienes que descubrir la verdadera motivación que te lleva a postular por ese puesto de trabajo y llevar a cabo las acciones para conseguirlo. Por ejemplo, si queremos acceder a una empresa porque creemos que podemos hacer carrera en ella, hay que organizar las acciones en visión a eso.
  • Autoconfianza. Confiar en ti misma será fundamental para que logres todo lo que te propongas. No pienses que eres mejor que los demás, simplemente ten en cuenta tus valores positivos y todo lo que puedes mejorar en el futuro.
  • Disciplina. La constancia y estar comprometida en lo que te propones serán fundamentales a la hora de conseguir tus logros.
  • Mente positiva. No te dejes llevar por pesimismos ni permitas que los obstáculos puedan contigo.
  • No pongas los ojos en tu rival, piensa en ti. Tienes que centrarte en ti misma, en tus capacidades y posibilidades. Haz tu camino olvidando que tienes a otra persona compitiendo. Y sobre todo, elimina envidias y pensamientos negativos.

¿Conocías el valor positivo de la competitividad? ¿Has tenido que competir alguna vez en tu puesto de trabajo? Cuéntanos tu experiencia y comparte tus consejos con nosotras.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí