Llegan los perfiles SCRUM ¿estás preparada?

Jueves, 15 Noviembre 2018

crp-perfiles-scrum-estas-preparada

Seguramente hayas oído por ahí hablar de las nuevas metodologías "ágiles" ¿pero tienes claro lo que implican? Es un hecho que la transformación digital está en el centro del desarrollo de cualquier negocio o empresa, independientemente de su tamaño, siempre que esté orientada a cliente. Especialmente cuando se trata de proyectos tecnológicos, el mayor reto de cualquier empresa o proyecto emprendedor es tener la capacidad de cumplir con los plazos de desarrollo previstos manteniendo los costes y siendo capaces de ofrecer como resultado un producto o servicio adecuado para conquistar a sus clientes.

Parece magia, pero ¿Cómo conseguirlo? Hasta hace poco muchos proyectos sufrían retrasos y sobrecostes inesperados, y en algunos casos la falta de coordinación y planificación (sobre todo cuando se trataba de startups y proyectos pequeños) terminaba por dar al traste con el proyecto entero.

Publicidad

Por eso cada vez se hizo más patente la necesidad de incorporar profesionales con perfiles híbridos, es decir, con conocimientos de tecnología sí, pero también, y sobre todo, de marketing, gestión de equipos, experiencia de cliente y desarrollo de negocio, que fueran capaces de asumir el rol de liderazgo del proyecto en todo el proceso de desarrollo e implementación, y es precisamente ahí cuando aparecen los nuevos profesionales SCRUM.

En realidad los perfiles SCRUM no son nuevos, el modelo ya fue identificado por primera vez por Ikujiro Nonaka y Luis Ramos a principios de los años ochenta, concretamente cuando trataban de analizar cómo se gestionaba el desarrollo de nuevos productos en alguna de las empresas tecnológicas más punteras de la época como Canon, 3M o Hewlett-Packard en búsqueda de nuevas mejoras en los procesos.
Durante el desarrollo de su estudio, Nonaka y Takeuchi compararon por primera vez la necesidad de las compañías de generar una nueva forma de trabajo en equipo que fuese capaz de coordinar las distintas áreas implicadas (Tecnología y desarrollo, marketing, o experiencia de cliente, entre otras) con el deporte del Rugby, y, más concretamente, con el modo en que en el Rugby los jugadores/as que ocupan distintas posiciones y condiciones físicas, eran capaces de avanzar en formación (melé) para conseguir su objetivo de adentrarse y anotar en campo contrario.

Por resumir, las habilidades principales que debe tener un profesional SCRUM se pueden dividir en dos áreas:

Habilidades Técnicas y de "performance":

Capacidad de gestión y anticipación de las expectativas del cliente, orientación práctica a resultados, gran capacidad de reacción y adaptación, flexibilidad y orientación a objetivos y control de costes

Habilidades de gestión de equipos y motivación:

Alineamiento entre las necesidades del cliente y el equipo interno, capacidad de comunicación bidireccional, capacidad de implicación y de mantener motivado al resto del equipo, capacidad para coordinar y formar equipos auto-dirigidos y autoganizados.
La labor primordial del "scrumer" es agilizar al máximo los procesos, para ello se organizan reuniones de seguimiento diarias, cortas y concisas, que buscan analizar el punto exacto en el que se encuentra el proyecto, los recursos disponibles y los posibles obstáculos a los que se enfrenta. Siempre con la participación y coordinación de todos los departamentos y partes implicadas y con un calendario exigente, en el que se establecen deadlines que deben cumplirse para no caer en retrasos o sobrecostes inesperados.

Si con todo lo dicho crees que tu perfil puede encajar con el de una profesional scrum hay 2 ventajas más que deberías tener en cuenta:

• Una: La metodología Scrum resulta fácil de aprender y de implementar y puede ponerse en práctica de forma casi inmediata. En general, en la práctica, las reuniones SCRUM se desarrollan frente a una pizarra en la que se utiliza post-its para establecer tres columnas: trabajo pendiente ("backlog"), tareas en proceso ("in progress") y trabajo o tareas finalizadas ("done"). De manera que, de un vistazo, podamos tener una visión global de en qué momento de desarrollo del proyecto nos encontramos.

• Dos: Es una profesión con un clarísimo potencial de desarrollo. Ya en 2017, durante su informe anual, la red social Linkedin consideró a los Scrum Master como uno de los trabajos con más futuro del 2017, con un salario medio anual de 100.000$ en EE.UU (unos 70.000 euros mínimos en España) y, en 2018 la oferta de trabajo para este tipo de perfiles no ha dejado de crecer. Incluso se espera que se duplique para 2019.


En definitiva, si tienes un perfil mixto, te interesa la tecnología, aunque no seas desarrolladora, tienes habilidades de gestión de proyectos y desarrollo de negocios, y capacidad para motivar y cohesionar equipos, puede que seas una "Scrumer", una de las profesiones que, sin duda, marcarán el futuro.

Publicidad
2 Comentarios
  • Teresa Flores Suanes
    Gran articulo para el crecimiento profesional. ¿Sugerencias para quien quiera enfocar su carrera profesional a ese rol? Muchísimas gracias y Felices Fiestas!!
    Miércoles, Dic 26 2018 8:15:22pm
  • Alicia Mireles
    excelente dato para el crecimiento profesional.
    Viernes, Nov 30 2018 4:16:55am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí