5 trucos infalibles para superar una entrevista de trabajo

Martes, 30 Julio 2019

trucos-infalibles-superar-entrevista-trabajo

Superar una entrevista de trabajo suele convertirse en un auténtico desafío para muchos candidatos ¿Qué decir? ¿Qué ponerme? O ¿Cómo sentarme? Son solo tres ejemplos de las situaciones que nos pueden paralizar, llegando incluso a bloquearnos e impidiendo que mostremos nuestra mejor versión en el momento crucial.

Por eso hoy vamos a darte 5 trucos infalibles que te ayudarán a enfrentarte a cualquier entrevista de trabajo con mucha mayor confianza, seguridad y posibilidades de éxito.

1- Convéncete de que no quieres el puesto.

Publicidad

No se trata de que llegues a la entrevista con un aire de superioridad, al contrario, intenta escuchar qué pueden ofrecerte, mira directamente y escucha con atención a tu entrevistador/a, interésate por la empresa y las funciones y expón con calma cuáles son tus puntos fuertes y tu experiencia, y qué crees que podrías aportar al puesto, pero, sobre todo, hazlo con sinceridad y calma.

En realidad aún no sabes si ese trabajo encaja contigo, por tanto no generes un estrés innecesario antes de conseguirlo. La entrevista de trabajo es una oportunidad fantástica para descubrir compatibilidades. Averigua si, de verdad, te interesa lo que pueden ofrecerte y si te sentirías cómoda desarrollando ese puesto y encajas con los valores corporativos y la filosofía de la empresa. Cuanto antes comprendas que es mejor dejar pasar un trabajo en el que no encajas que aceptar lo primero que se te presente, más productivas serán tus entrevistas de trabajo.

2- Revisa tus RRSS y cuida tus recomendaciones.

Más del 70% de los reclutadores revisan el perfil de los candidatos en RRSS y su huella digital en Google u otros buscadores. Proyectar una imagen acorde con nuestro perfil profesional en Redes Profesionales como Linkedin, Twitter o Womenalia, es fundamental para generar credibilidad y aportar valor. Es importante huir de las descripciones o logros exagerados y conseguir validaciones y referencias que puedan ayudarnos a dar solidez a nuestra trayectoria. Al mismo tiempo en las Redes de perfil más Social (Instagram, Facebook, etc) es conveniente mantener una imagen coherente, que huya de las estridencias y las "salidas de tono" y que, aún mostrando nuestras relaciones sociales, inquietudes y personalidad, mantenga un cierto balance y coherencia global con nuestro perfil público.

3- Infórmate sobre la empresa.

Un punto básico que muchos candidatos olvidan. No se trata de haber llevado a cabo una investigación a fondo, pero sí de tener un cierto conocimiento de la empresa antes de sentarnos en una entrevista. Este interés previo genera confianza en el entrevistador y la sensación de encontrarse ante alguien realmente interesado en el puesto y en la compañía y no solo en "conseguir un trabajo".

Saber de antemano cuál es el core del negocio, si la compañía es española o internacional, cuáles han sido sus hitos principales o quién es su fundadora/fundador, puede ayudarnos a romper el hielo y generar una sensación de verdadero interés que el entrevistador puede interpretar como un futuro sentimiento de adhesión y pertenencia.

4- Muestra también tus debilidades.

Recuerda que nadie es perfecto/a. No tienes que cumplir todos los requisitos ni tratar de aparentar más experiencia o conocimientos de los que en realidad tienes. Inflar tus habilidades o tu CV no es una opción. Al contrario, mostrarse sincera y ser capaz de reconocer tus puntos de mejora jugará a tu favor. Es más importante manifestar que estás dispuesta a aprender y que te interesaría seguir avanzando profesionalmente, que aparentar que controlas todas las situaciones o habilidades que se planteen.

5- Interésate por cómo se está desarrollando el proceso y, haz ver que estás dispuesta aportar un extra.

Intenta no mantener una actitud pasiva en la despedida. Interesarte por cómo se está desarrollando el proceso o cuáles pueden ser tus expectativas de seguir siendo considerada para el puesto, jugará a tu favor. Te recomendamos que, al menos en una primera entrevista, no te centres tanto en conocer la retribución y, en cambio, propongas alguna alternativa original que te diferencie de otros candidatos. Por ejemplo, si estás realmente interesada, tal vez puedas decir que estarías dispuesta a empezar un par de semanas a prueba como muestra de tu implicación, para que la empresa pueda valorar tu idoneidad, o mencionar alguna persona de prestigio profesional con la que hayas trabajado anteriormente que pueda ofrecer referencias sobre tu desempeño.

En definitiva, el truco más importante a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo es aprender a diferenciarte de los demás candidatos y dejar un buen recuerdo en tu entrevistardor/a. Así, incluso si no obtienes el puesto, seguro que para vacantes futuras te tendrán en cuanta en su radar.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí