PREVIOUS_POST
NEXT_POST

nuevo arquetipo masculino de moda

Jorge Urrea Yin yang del desarrollo personal y profesional
11 Jan 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Comienzo por reiterar mi repulsa y condena más firme a la violencia machista, pero hoy también alerto de la violencia contra la masculinidad, que nos hace daño a todos, hombres y mujeres. He visto la película, una "Pistola en cada mano", muy atraido por un tema que he trabajado durante muchos años en círculos de hombres, participando y guiando, la masculinidad. En estos círculos he presenciado la enorme belleza de hombres poderosos que rompían a llorar y confesaban sus heridas y vulnerabilidad en lo emocional, mental, espiritual, corporal incluido lo sexual, independientemente de la orientación. Siempre fue en un ambiente absolutamente respetuoso, con mirada compasiva y apoyo fraterno que sanaba tanta herida del hombre con el hombre, rompiendo un estigma de cómo debe ser un hombre, para que el verdadero Hombre puede emerger con todo su poder, fragilidad y belleza. Sin embargo cuando visiono este película me encuentro a algunos de nuestros mejores actores y actrices de habla hispana dando un espectáculo bochornoso sobre lo que reza la carátula "hablan los hombres cuando no estamos nosotras". Se da una imagen absolutamente ridícula de los hombres, castrada, ninguneada, descafeinada, con mofa y escarnio sobre sus penurias económicas, sexuales, infidelidades, psicológicas... Hay tan poco respeto por el Hombre, que me da vergúenza ajena que se use la imagen de gente con tanto talento para algo así, y me pregunto si ahora se va a poner de moda entre hombres y mujeres, que el arquetipo deba ser un hombre patético, pelele y descafeinado, porque a nadie puede atraer, ni hacer feliz, por dentro ni fuera, solos ni en pareja, como padre, hijo, hermano, amigo ni enemigo. Empoderémonos mutuamente hombres y mujeres, con fuerza y sensibilidad. Cualquier otra opción es pura hostilidad.

Publicidad
Publicidad