PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Ella quedó bien, RIP

Jorge Urrea Yin yang del desarrollo personal y profesional
3 Aug 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Me comenta una clienta que por fin este fin de semana “ha podido ser ella misma”, se ha ido de viaje con sus amigas y se ha sentido renacer, espontánea, riendo, bailando, disfrutando juguetona como una niña, respirando a pleno pulmón… un  gusto, y añade “ojalá pueda volver a hacerlo el año que viene”. Le pido que repita la frase completa muchas veces hasta que cae en lo que está diciendo: “Este fin de semana he podido ser yo misma, ojalá puedo serlo el año que viene otra vez”, y le pido que añada, “y así es mi existencia”.

A base de repetirlo varias veces, empieza a ver lo tragicómico de una existencia así. ¡¡¡¡Cómo va a ser ella misma un solo fin de semana al año, con suerte!!! Así de locos estamos todos, no solo ella. Asumimos como normal que uno no puede ser quien realmente es porque debe defender una manera de ser correcta, que se espera de ella, quedar bien, etc. ¡Qué locura! ¿cuántos segundos al final de tu vida podrás contar como auténticos, reales, coherentes? ¿sacrificarás tu vida por lograr un epitafio que diga “ella quedó bien”?

A menudo los clientes que empiezan un proceso de autoconocimiento conmigo, empiezan muertos de miedo, pensando que deben dejar a sus parejas, trabajo, familia, etc, porque para ser real hace falta cambiar radicalmente sus vidas, pero es mentira, la mayor parte de la gente no necesita cambiar de vida, sino de manera de vivir lo que ya tienen. Así, si uno empieza a ser más espontáneo, alegre, real, puede no necesitar cambiar de marido, pero sí de comer lo que él quiere, por no hacer dos platos o no decirle que él se haga el suyo, por ejemplo. Igual pasa con quien elige la película de después de cenar, los paseos solos o con los niños, etc.

La vida está hecha de un continuo apasionante de experiencias si uno es auténtico y se la juega; si no, la vida es una farsa, aburrida, verdadera demora en la esperanza de que algo cambie fuera, resistentes a cambiar. Toma perspectiva este verano y decídete a hacer algo este nuevo curso, pide ayuda profesional para desarrollar las palancas desde la que impulsarte de nuevo al río de la Vida con mayúscula, o sigue falsa, “quedando bien” y descansa en paz, si puedes.

wwwpsico-tao.com

Publicidad
Publicidad