PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Lectores profesionales y correctores de textos

Pilar Navarro Colorado Entrena tu mente
7 Jan 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hay gente que te mira con cara de burla cuando dices que eres lectora profesional. No entienden que leer pueda ser una profesión si la mayoría de la gente (¿en serio?) lee con regularidad. Pero hay una gran diferencia entre leer por placer y leer como profesión. «Pues, ¡cómo mola!, ¿no? ¡Que te paguen por leer! ¿Dónde me apunto?» escuchamos con cierta sorna a más de uno. Como toda profesión --bien realizada-- implica un esfuerzo y una dedicación que no hay que tomar a broma.

Los lectores profesionales son --somos-- figuras fundamentales en el proceso de edición, tanto si un autor publica con editorial como por su cuenta, co-edición o la vía que elija.

Por un lado están los lectores cero. Su lectura es gratuita y son uno de los primeros filtros que pasa la obra, tanto de ficción como de no ficción. Cada autor debe contar con un número no muy extenso de lectores cero que puede encontrar tanto entre familiares y amigos como entre personas menos conocidas que sean lectores habituales de su género para poder emitir un juicio objetivo y razonado.

Un lector cero opina como un lector cualquiera. Da una primera impresión sobre la obra para que el autor pueda revisar y mejorar su producto con el objetivo de que sea bien acogido por el público. No hace falta ser un lector profesional, solo una persona con un buen hábito de lectura y lo suficientemente conocedor del género para permitirle detectar clichés, tópicos, fallos en la trama, etc. Gabriella Campbell lo explica aquí: https://www.gabriellaliteraria.com/lectores-cero/

En un nivel más de profundización se encuentran los lectores profesionales. El resultado de su lectura, que debe ser metódica y con detalle, es un informe de lectura editorial. Los informes pueden ser solicitados por el mismo autor o por las editoriales que reciben miles de manuscritos para ser evaluados. En los informes no solo se hace una valoración personal de la lectura, también técnica, descriptiva e, incluso, consultiva sobre cuestiones comerciales y de markéting. Se incluye un estudio sobre el autor y las opciones de venta. Por supuesto, ésta es una explicación muy resumida. Para obtener un buen informe, el lector debe conocer el género y su lectura tiene que ser escrupulosa. Mariana Eguaras lo explica con más detalle aquí https://marianaeguaras.com/informe-de-lectura-profesional-radiografia-una-obra/

Además de estas dos figuras, la obra debe pasar por revisiones. No solo se necesita un corrector ortotipográfico que detecte faltas ortográficas, erratas gramaticales, gazapos, etc. También es necesario una corrección de estilo que capte y analice fallas en la estructura, coherencia en la historia, línea argumental, cumplimiento del propósito de la obra, vocabulario y descripciones adecuadas, etc., es decir, lo que podríamos llamar la arquitectura interna de la obra. Aunque erróneamente se pueda creer que el corrector interviene en el estilo del autor, no es así. El corrector necesita conocer la intención del autor entre otras informaciones para evaluar el texto y proponer correcciones o mejoras de la manera más adecuada. La escuela Cálamo & Cran lo explica aquí: https://www.calamoycran.com/blog/que-es-la-correccion-de-estilo

Pos si esto parece poco, aún aconsejo una última revisión cuando ya el autor considera que su obra está lista para publicar. Una última lectura, por el propio autor en voz alta o por un tercero. Que lo haga una persona distinta al autor (tanto esta revisión como las lecturas y correcciones anteriores) tiene una razón importante: el autor tiene toda la información en su mente, la ya escrita y lo que no ha escrito pero sabe; está condicionado por todo lo que ya tiene en su mente. Si hay algo que falta/sobra o que no se sabe de dónde surge, etc. lo detecta antes una persona ajena que el autor quien, además, suele leer en diagonal porque ya conoce su texto. Por esta razón se aconseja la lectura en voz alta ya que de esta manera se lee todo, la mente no toma atajos y se detectan mejor los gazapos o errores.

Si eres autor, de ficción o de no ficción, bloguero o publicas textos de manera habitual y necesitas revisiones o un informe de lectura, contáctame y cuéntame tu proyecto. Puedo ayudarte.

Pilar Navarro

www.pilarncolorado.com

Formada en Escuela de Escritores y en Cálamo & Cran

Publicidad
Publicidad