Pequeños cambios, grandes transformaciones

Virginia De La Torre Una Vida Extraordinaria
8 Jun 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Querer cambiar hábitos dañinos, patrones de conducta o creencias limitantes que frenan nuestro crecimiento de un día para otro, solo nos crea más resistencia. El ego, en su afán de defenderse y no salir de su "zona cómoda" nos sabotea y nos impide el crecimiento, enviándonos pensamientos negativos que terminan por hacernos desistir.
Hagamos pequeños cambios día a día que no nos conduzcan a hacer "sacrificios" que abandonemos al poco tiempo. Si quieres empezar a hacer ejercicio, comienza con cinco minutos, al día siguiente aumenta a diez y así sucesivamente. Acostumbra a tu subconciente a crear el hábito de ejercicio poco a poco. Empieza con algún tipo de rutina que no te cueste mucho esfuerzo, también acostumbrarás a tu cuerpo y al cabo de un tiempo, verás que ya haz creado el hábito del ejercicio.
Si tienes malos hábitos alimenticios, proponte día a día meter en alguna de tus comidas un alimento saludable y sustitúyelo por otro. En vez de que comas una hamburguesa o una pizza, prepara una rica ensalada. ¿Tomás refresco? Prepárate un agua de tu fruta preferida. Evita hacer cambios drásticos de un día para otro porque a la larga no te dará resultado. Escribe pensamientos positivos y observa cuando tengas un pensamiento tipo "No sirvo para esto, o soy una inútil" cámbialo por "Tengo la habilidad para aprender a hacer esto y lo voy a lograr porque soy lo suficientemente bueno para hacer lo que me proponga". Esos mensajes a tu subconciente substituirán a tus pensamientos y creencias limitantes. Escribe todos los pensamientos positivos que quieres grabar en tu subconciente y repítelos constantemente. Verás que al cabo de los días, te sentirás de una manera distinta y habrás logrado cambios extraordinarios.
¡Abrazo de Luz!

Publicidad
Publicidad