PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo organizar un networking de mujeres

Josefina Escudero Calabozo Tu mejor Yo
30 May 2013 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail
perfil-josefina-escudero - copiaJosefina Escudero
 
Una amplia experiencia profesional internacional en puestos de alta dirección en instituciones financieras y especializada en Inteligencia Social, Negociación Internacional, Protocolo para la Mujer y Profesionalización de las Relaciones Sociales y Ejecutiva. Tras emprender sus propias empresas, ahora ofrece todo su conocimiento bajo la marca JosefinaEscudero.com.
 
Hablar de Networking es hablar de relaciones, de contactos, de intereses comunes, de creatividad, de inteligencia social, de estrategias , de visibilidad, de comunicación, de innovación, de fuerza y esfuerzo, de generosidad, de negocio, de inspiración. Hablar de networking es hablar de personas.
 
En un mundo cada vez más complejo e interconectado, el networking es una absoluta necesidad. Hoy somos las mujeres las que más ventajas podemos sacar porque una red de contactos amplía mucho las posibilidades de avanzar profesionalmente. Sin embargo, y aunque por naturaleza la mujer es más social que el hombre, somos muy malas vendiéndonos a nosotras mismas, así que debemos trabajar para promocionarnos y fomentar relaciones que nos permitan hacer realidad los propios sueños. Y tenemos que pensar como grupo, apoyándonos mutuamente. Esto es relevante sobre todo para las mujeres que ya tienen puestos de responsabilidad en una empresa. Porque, si ellas no sientan las bases para mejorar las opciones de las mujeres más jóvenes que vienen detrás, entonces nadie lo hará. Es una responsabilidad para con las nuevas generaciones.
 
Hoy somos las mujeres las que más ventajas podemos sacar porque una red de contactos amplía mucho las posibilidades de avanzar profesionalmente

Diferentes estilos

Nuestro estilo de hacer networking es diferente al de los hombres. Ellos están más acostumbrados a hacer autopromoción y su estilo es más directo que el nuestro. Cuando necesitan algo simplemente lo piden y pueden socializar un viernes por la noche tomando unas copas o jugando al golf. Nosotras necesitamos ambientes más relajados, puede que sea también porque disponemos de menos tiempo ya que la mayoría gestionamos dos vidas a la vez. Buscamos conocer bien a la persona para fiarnos de ella y nos mueve mucho cómo podemos ayudarla. Somos más generosas.
 

Recomendaciones y estrategias

El éxito de un evento depende del organizador. Hay muchos estilos para planificarlos y que pueden ser igual de válidos unos que otros. Pero para que una actividad sea clasificada como networking no puede perder de vista un aspecto absolutamente fundamental: el profesional. Hay un componente social, sí, pero tiene que ser también profesional. Y a la dinámica de grupo no es fácil cogerle el truco.

Antes del evento- Hay que proponer un tema específico. Si queremos que sea un éxito tenemos que ser lo más claros posibles, además de saber a quién queremos convocar y cómo le convencemos de que es un evento al que vale la pena asistir.

- Debemos avisar a las personas con tiempo. No es buena idea anunciar un evento la misma semana o un par de semanas antes. No da precisamente una imagen muy profesional. Esto no es una quedada con amigas, es una actividad de trabajo.

- La elección del sitio es fundamental. Hay eventos que se pueden celebrar en una casa, en una oficina , un restaurante o un hotel, pero hay otros que posiblemente necesiten más espacio. Las redes sociales nos sirven para comunicar que estamos buscando un local de ciertas características, o que nos interesan patrocinadores para el evento. También podemos compartir el evento con otro organizador de sectores y público diferentes. Es mucho más rico para socializar y además seríamos dos anfitriones en el reparto de responsabilidades. Especialmente el día del evento alivia mucho.

 Networking-mujeres-josefina-escudero- Hemos de promocionarel evento. Las redes sociales de nuevo son imprescindibles. Al publicarlo en Internet hay que ser directos y claros decir quién lo organiza, el propósito y objetivo, a quién va dirigido, la fecha, hora y lugar. Conviene crear una cuenta en Twitter ,Facebook o en LinkedIn y contactar con los administradores de grupos para que nos sigan; puede que a sus miembros les interese el evento.

- Es muy útil publicar una lista de quiénes se van apuntando. Es interesante familiarizarse con las personas que van confirmando su asistencia. Leer sus perfiles, visitar sus páginas webs o blogs, saber lo que les motiva.

- Tenemos que cuidar los pequeños detalles importantes. Conviene recordarles, por ejemplo, que deben llevar suficientes tarjetas de visita. Y en el caso de que vaya a haber asistentes de fuera de la ciudad les podemos proporcionar un listado de hoteles recomendados.

-Tenemos que enviar recordatorios. Cada poco pero especialmente importante es el recordatorio en el mismo día del evento.

 
El día del evento
 
Hemos de recibir a todos en la puerta y explicarle a cada persona, cuando llega, el objetivo y normas del evento. Alguien más puede ayudarnos en esta labor. Y ojo, muchas personas acuden a un evento solas, es absolutamente imperativo hacer que se sientan cómodos. Hay que ocuparse especialmente de ellas. Cuando el número de asistentes es elevado, una opción muy buena es preparar un listado de quién es quién y dejarlo como consulta para que cada uno busque la persona o personas con las que más le interesa conectar y luego pedir al organizador que se las presente.
 Se puede pedir a cada persona que se presente a sí misma y explique a lo que se dedica.
Es conveniente preparar etiquetas identificativas, especialmente si el grupo es numeroso. O pedirle a cada participante, con antelación, que se prepare la suya propia. Si es viable, por el número de personas y el tiempo, se puede pedir a cada persona que se presente a sí misma y explique a lo que se dedica, antes de empezar.
 
Al comienzo del evento hay que decir unas palabras de bienvenida y ayudar a que todo el mundo entre en el "modo networking". Haremos lo mismo hacia el final, obviamente, agradeciendo a todos su asistencia e informándoles sobre el siguiente paso o cita .
 
 
Después del evento

Por último, pero no por ello menos importante, el evento realmente no acaba ese día. Hay que hacer un seguimiento después. Al día siguiente, lo correcto es enviar un email a todos para agradecer su asistencia, recordarles los motivos de este tipo de actividades y explicarles los resultados o beneficios de cada evento.
 
Si seguimos estas líneas generales conseguiremos que resulte más profesional, interesante y beneficioso para todas.
 
Falta saber cómo debemos prepararnos para asistir a un evento de networking . Pero eso lo trataré en mi siguiente post.
 
Muchas gracias.

© Josefina Escudero
 
Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.
Publicidad
MARTA PEREZ DORAO

MARTA PEREZ DORAO

General Counsel, Grupo Softland

Hola Josefina, me gustaría contactar contigo. Soy Presidenta en Madrid de Business Professional Women. BPW es la asociación de mujeres profesionales más antigua y mayor del mundo, con presencia en todos los continentes y países y estatus de órgano consultivo en la ONU y Consejo de Europa, entre otras instituciones internacionales. MI email es president@bpw-madrid.org. Creo que tenemos interesantes sinergias y campos en los que colaborar.
Un abrazo, Marta
Mercedes Sánchez-Ramade

Mercedes Sánchez-Ramade

Directora Técnica, Esencias y Sabores

Hola Josefina, Buenos días.
Me parece una artículo muy interesante. Desde hace unos meses he fundado ESENCIAS Y SABORES.ES y he descubierto, como tu bien dices una diferencia clara en la forma de hacer networking entre hombres y mujeres.
En cualquier caso, es una nueva forma de trabajo que cada día me gusta más por todo lo que implica. Está claro que este es el futuro en los negocios y las redes sociales mandan. Muchas gracias. Un saludo
Josefina Escudero Calabozo
Es cierto Isabel lo que señalas, hacer un buen networking no es nada fácil, porque saber comunicarnos socialmente, aunque todos lo hacemos como buenamente nos parece, también lo es. Saber llegar a las personas es un arte, y no te digo nada ya saber lograr nuestros objetivos con ellas. Pero se aprende, con interés, buenos maestros y experiencia se aprende todo. Tener "olfato social" es un gran aliado.

Un saludo y gracias por tu comentario
Publicidad