PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Claves para cuidar la piel con acné

Globalpharma . The Beauty Inspector
12 Feb 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando hablamos de granos pensamos que solamente aparecen en la pubertad, pero no es cierto. El acné puede estar presente en cualquier edad, aunque el más común es el acné juvenil. Para saber cómo cuidar la piel con acné, primero tenemos que conocer los tipos y las causas que lo provocan.


Tipos de lesiones

Cuando hablamos de lesiones en el acné, nos referimos a los tipos de granos en la piel. Existen 5 tipos principales, de menor a mayor gravedad, que son:

  1. Comedón: puede ser blanco (espinilla) o negro (punto negro).
  2. Pápula: inflamación de un comedón cerrado. Se produce un aumento de tamaño.
  3. Pústula: infección del comedón o pápula. Contiene pus y suele doler.
  4. Nódulo: grano muy inflamado, grande y doloroso. Es más interno uy no suele estar infectado.
  5. Quiste: bulto muy doloroso, inflamado y con pus.

Tipos de acné según su gravedad

  1. Acné comedogénico: es el nivel más leve. Presenta comedones y alguna pápula localizados en la zona T (frente, nariz y barbilla), en las mejillas y en la espalda. Es el típico de la pubertad, pero puede aparecer más adelante.
  2. Acné papulopustular: es un acné moderado donde se muestran pápulas o pústulas y el rostro se enrojece.
  3. Acné conglobata: acné severo que se manifiesta en adolescentes y adultos. Se caracteriza porque las pápulas y pústulas pueden derivan a nódulos y quistes. Producen lesiones más profundas en la piel.
  4. Acné quístico: es el nivel más grave de acné. Como su nombre indica, presenta quistes en toda la cara y en la espalda. A diferencia del acné conglobata, este tipo de acné puede dar lugar afiebre e inflamación de las articulaciones. No es muy común y suele aparecer más en chicos de 13 a 22 años.

Causas del acné

El mecanismo por el que se forma un grano es el taponamiento de los poros. Esto se produce por un exceso de queratina o de sebo. El sebo se produce en las glándulas sebáceas de la piel y sale por los folículos. Si estos folículos están obstruidos por hiperqueratosis o por seborrea (exceso de sebo); se inflama, se infecta y origina un grano.

Las causas que provocan la aparición de granos son muy diversas. Las principales son las siguientes:

  • Hormonas: el principal motivo del acné juvenil. Durante la pubertad hay un aumento de andrógenos que generan mayor cantidad de sebo. También intervienen en el Sindrome del Ovario Poliquístico, donde las mujeres adultas sufren desarreglos hormonales, en la menstruación y en el embarazo. Las hormonas producen mayor sensibilidad de las glándulas sebáceas y acaban apareciendo granitos.
  • Medicamentos: esteroides, anticonceptivos orales, medicamentos que contienen litio.
  • Genética: es un factor que predispone a tener acné.
  • Cosméticos comedogénicos: taponan los poros, por lo que provocan la obstrucción de los folículos.
  • Higiene: tanto la falta como el exceso puede provocar la aparición de granos. Cuando la higiene no es suficiente, entra suciedad en los poros y se taponan; mientras que cuando hay un exceso y frotamos o exfoliamos demasiado, lesionamos la piel y el acné presente puede empeorar.

Factores que empeoran el acné:

  • Estrés.
  • Manipular los granos: puede dar lugar a más granos porque las bacterias que causan la infección de los mismos entran en otros poros.
  • Algunos alimentos: aquellos ricos en hidratos de carbono, mucho azúcar y harina blanca están relacionados con el acné. Mientras que el consumo de chocolate es un mito, parece que la leche desnatada podría estar relacionada con el acné.

Prevención y tratamiento del acné

Los pasos a seguir en tu rutina facial diaria para prevenir la aparición de granos y eliminar los ya existentes son los siguientes:

  1. Lávate la cara dos veces al día con un gel limpiador para piel grasa, que elimine todo el exceso de sebo y matifique el rostro, como CeraVe Gel Limpiador Espumoso.
  2. Utiliza una crema hidratante para pieles grasas o con tendencia acneica. La hidratación no te aportará más grasa sino que regulara su producción para mantener un rostro equilibrado.  Nuestra favorita es Bioderma Sébium Sensitive porque también está indicada para pieles sensibles y ayuda a eliminar las lesiones que quedan en la piel.
  3. Aplica cosméticos que sean no comedogénicos y oil-free.
  4. Desmaquíllate todos los días, preferiblemente con agua micelar porque no aporta grasa a la cara.
  5. Exfolia tu piel una vez a la semana para desobstruir los poros.
  6. Aplica una mascarilla dos veces a la semana que elimine las imperfecciones y matifique tu rostro.

Si buscas el mejor tratamiento para el acné, te recomendamos Mask Plus Gel. Es un tratamiento del acné en formato gel que, gracias a sus ingredientes, está indicado para el acné moderado y severo. Contiene ácido glicolico y retonoico con acción exfoliante y queratolítica para eliminar el exceso de queratina; y clindamicina para combatir las bacterias que infectan las lesiones.

Para casos graves de acné es necesario acudir a un dermatólogo. El especialista sabrá cual es el tratamiento más adecuado para ti.

Si necesitas más información sobre este tema, puedes leer también el post Acné: Plan de cuidados diarios.

Si te ha gustado este post, no te pierdas el próximo en The Beauty Inspector con más consejos de salud y belleza.

Publicidad
Publicidad