PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cistitis, la inoportuna compañera de viaje

Globalpharma . The Beauty Inspector
22 Aug 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Seguramente la cistitis no es una desconocida para la mayoría de las mujeres (y hombres) ya que entre el 50% y el 60% de las mujeres sufrirá esta infección a lo largo de su vida. Puede producirse por muchas causas, y el verano es una época muy propicia para ello. Si estás de vacaciones y notas algunos síntomas de cistitis, como ganas constantes de orinar, picor, ardor o incluso dolor, te recomendamos que vayas a un médico para que pueda recomentarte el tratamiento adecuado. Si no quieres pasar por esta situación, lo mejor es que pongas en práctica alguno de estos consejos que te ayudarán a evitarla este verano. 

Para comenzar tenemos que hablar de por qué se produce. La cistitis es una infección del tracto urinario (ITU) que la mayor parte de las veces está producida por la colonización de la uretra por parte de bacterias. La principal causante de esta infección, sobre todo en mujeres, es la bacteria E.Coli ya que la zona genital femenina está más expuesta que la de los hombres y es más fácil que esta bacteria colonice la zona. También influye la longitud de la uretra, que es menor en las mujeres, lo que hace que las bacterias tengan que recorrer menos camino hasta colonizarla por completo y llegar a la vejiga. Aunque la mayor parte de las infecciones urinarias son causadas por bacterias, otros factores pueden provocarla.

Algunas personas son más propensas a padecer cistitis, como las mujeres embarazadas debido a los cambios hormonales; las mujeres sexualmente activas; si se utilizan ciertos anticonceptivos como el diafragma, o si han experimentado ya la menopausia, ya que los niveles hormonales están alterados. 

Aunque a priori pueda parecer que solo los factores físicos u hormonales son los que favorecen la aparición de cistitis, se ve favorecida por diferentes factores externos, que además, en verano están más presentes que nunca: 

1. Las largas horas en la playa y la piscina en las que los baños son frecuentes y en los que rara vez nos cambiamos de bañador, hacen que estemos muchas horas con la ropa de baño húmeda, lo cual es un entorno perfecto para que las bacterias colonicen la zona. Por tanto, es recomendable tratar de ponerse seca cuando se está muchas horas en la playa o piscina.

2. Como consecuencia de la estancia en la playa o la piscina se tarda más en orinar, lo que puede provocar la aparición de ITUs. Consejo, no esperes, y ve cuando sientas la necesidad.

3. Puede parecer una contradicción, pero algunos productos de higiene femenina, como desodorantes íntimos o jabones con mucho perfume o que no sean específicos para esa zona, pueden favorecer la aparición de estas infecciones. Utiliza siempre productos específicos para la higiene íntima para evitarte estos problemas. 

4. Llevar ropa muy ajustada durante mucho tiempo y que no sea de algodón (bañadores, bikinis, pantalones cortos ajustados o ropa deportiva de tipo malla) sino de otros tejidos que no transpiran correctamente, generan unas condiciones óptimas para la colonización de la uretra por las bacterias causantes de la cistitis. 

5. Al ir al baño, si no se limpia correctamente la zona, de adelante hacia atrás, las bacterias de la zona anal pueden colonizar la uretra y provocar cistitis. 

6. Los cambios en la rutina habitual o en la zona de residencia durante las vacaciones, por lo general llevan asociados cambios en la alimentación, en el agua que utilizamos para la higiene diaria, lo que puede provocar también un aumento de las posibilidades de padecer cistitis. 

Si todavía no te has ido de vacaciones, eres propensa a padecer cistitis o las causas que acabas de leer te suenan mucho porque suelen ser tu día a día en esta época, puedes prevenir que este verano la cistitis te acompañe de viaje evitando todas las situaciones anteriores y tomando complementos alimenticios que puedan ayudarte a no padecer esta infección urinaria. Por ejemplo, los complementos alimenticios basados en el arándano rojo, (muy rico en antioxidantes naturales y en vitamina C y muy eficaz frente a E.coli porque evita la adhesión de las bacterias a las paredes del tracto urianrio), son un imprescindible que no puedes olvidar meter en tu maleta estas vacaciones.

Ya sabes, con unas sencillas pautas conseguirás que tu verano consista solo en disfrutar. No te pierdas el próximo post de The Beauty Inspector.

Publicidad
Publicidad