PREVIOUS_POST
NEXT_POST

6 razones por las que estamos tan cansadas

Globalpharma . The Beauty Inspector
22 Jan 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La rutina, el frío, el mal tiempo, la casa y mil cosas más que nos hacen estar agotadas. Pero, en ocasiones, este cansancio es mayor y puede con nosotras. Descubre 6 razones por las que estamos más cansadas de lo normal y cómo solucionarlo.

1. No duermes lo suficiente

Parece obvio. No solo es importante dormir 8 horas al día, también tener un sueño reparador. El tiempo que pasas durmiendo debe ser ininterrumpido y profundo para que te levantes descansada por la mañana.

Que estés agotada puede suponer un problema a la hora de conciliar el sueño. Algunas causas que te pueden provocar insomnio son:

  • Irte a dormir muy tarde.
  • Fumar por la noche.
  • Beber alcohol.
  • Tomar bebidas con cafeína: su efecto puede durar por la noche cuando nos vamos a dormir.
  • Estar con el móvil en la cama o ver la televisión antes de dormir: las pantallas emiten luz azul, la cual altera la producción normal de melatonina en nuestro cuerpo. Por lo tanto, nos costará más tiempo quedarnos dormidas. 

Si tienes problemas de insomnio, puedes recurrir a productos naturales a base de melatonina o extractos vegetales que te ayuden a conciliar el sueño y mantenerlo durante toda la noche, como Oniria 1,98 mg de Melatonina.

2. Tu dieta no está completa

La falta de algún nutriente se va a manifestar principalmente en cansancio y fatiga. Si tienes esos síntomas, deberías hacerte un chequeo para comprobar que todos los nutrientes están en los niveles adecuados.

Revisa que tu alimentación sea sana y equilibrada e incluya mucha fruta y verdura para un gran aporte de vitaminas y minerales. Evita la comida basura y un gran aporte de grasas saturadas y alimentos ultraprocesados que contengan antinutrientes y afecten a la absorción de los nutrientes que ingieres.

Si tienes falta de algo o bien necesitas un extra de energía y vitalidad para tu día a día, recurre a complementos alimenticios para ayudarte. Algunos nutrientes fundamentales que afectan a este cansancio son:

  • Magnesio: contribuye a mantener los músculos en las condiciones óptimas y combate el cansancio y la fatiga. Puedes aportar un extra con Magnesium Duo.
  • Vitaminas del grupo B, vitamina C y vitamina D: si tienes carencia de vitaminas puedes recurrir a marcas expertas en suplementos vitamínicos como Supradyn o Pharmaton 
  • Hierro: su carencia se conoce como anemia ferropénica. Como el hierro interviene en la síntesis de glóbulos rojos, la falta de este mineral provocará un descenso en el número de glóbulos rojos y el oxígeno no podrá transportarse adecuadamente a todas las células de tu cuerpo. Sin este oxígeno, tu organismo no tendrá la energía suficiente y notarás cansancio.

3. El desayuno, la comida más importante del día

Es la primera comida que haces en el día, por lo que debes tomar alimentos que te aporten energía para empezar la mañana.

Si desde primera hora quieres sentirte con fuerza y energía, es importante ingerir alimentos ricos en glucosa, ya que después de toda la noche los niveles de glucosa en sangre estarán bajos. Lo ideal es aportar esta glucosa a través de hidratos de carbono complejos, como los presentes en el pan o cereales integrales, ya que la glucosa se liberará de forma prolongada en el tiempo y mantendrán los niveles de glucosa en sangre más estables que si tomamos azúcares simples.

4. Necesitas beber más agua

Se recomienda tomar 2 litros de agua o líquidos cada día, no bebas solamente cuando tengas sed. Nuestro cuerpo se va deshidratando poco a poco antes de sentir sed y nuestra energía va disminuyendo porque el agua interviene en todos los procesos vitales del organismo.

La falta de agua genera cansancio, fatiga y adormecimiento porque los nutrientes y el oxigeno tardan más tiempo en llegar a los órganos. Esto se debe a que hay menor volumen de sangre y es más espesa de lo normal, por lo que el corazón necesita más fuerza para bombearla y los latidos serán más fuertes pero lentos.

Evita las bebidas con cafeína por dos motivos: el primero es que puede agravar la deshidratación y el segundo es que, cuando el efecto estimulante de la cafeína se pasa, genera un efecto rebote que causa más cansancio del que tenías antes.

5. No realizas actividad física

El ejercicio físico no hará que te sientas más cansada, sino todo lo contrario. Cualquier tipo de deporte o actividad física estimulará tu organismo. De hecho, las personas sedentarias suelen sentir más fatiga que las personas activas.

¿Por qué el deporte estimula? El ejercicio te aportará vitalidad porque mejora la circulación de la sangre y todos los nutrientes y oxigeno llegarán a todo tu cuerpo para darte energía. Además, se liberan hormonas (endorfinas) que aumentan tu humor y optimismo, manteniéndote activa a lo largo del día.

Pero debes saber que realizar actividad física antes de dormir puede ser contraproducente. Esta actividad puede alterar el sueño y producir insomnio, sintiéndote cansada al día siguiente.  

6. Tienes mucho estrés

El exceso de estrés por el trabajo o una rutina muy acelerada puede generar ansiedad, agotamiento, fatiga y cansancio. Para no tener estos síntomas, intenta gestionar mejor tu tiempo y tus tareas y tomar pequeños momentos de descanso.

Para mejorar este estado, prueba a practicar meditación o realizar ejercicios sencillos antes de dormir que te ayuden a relajarte, como hacer respiraciones profundas o estirar los músculos de tu cuerpo y liberar la tensión acumulada de todo el día.


Para combatir el cansancio y estar con energía y vitalidad todos los días, sigue unos hábitos de vida saludables. Y si necesitas un aporte extra, puedes recurrir a complementos alimenticios que te ayuden, como Berocca Boost que te da energía en tan solo 30 minutos.

Si necesitas algún producto o consejo, las farmacéuticas de Globalpharma estamos a tu disposición. No te pierdas el próximo post de The Beauty Inspector.

Publicidad
Publicidad