PREVIOUS_POST
NEXT_POST

7 claves para gestionar un conflicto

Isabel Gómez López Talento en acción
21 Jul 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1407-ta-gestion-de-conflictosNos cuesta hablar de de conflictos personales, de hecho, solemos utilizar eufemismos para referirnos a ellos. Sin embargo, si los conflictos no sirviesen para nada, no existirían.

¿Para qué sirven los conflictos?

Los conflictos son inevitables y a la vez, útiles, nos ayudan a comunicarnos abiertamente sobre temas importantes, a clarificar situaciones, nos permiten conocer los intereses reales de otras personas y, como consecuencia, son un motor de cambio en nuestras vidas.

Sin embargo, a la hora de afrontar estas situaciones, hay algunos errores que solemos cometer recurrentemente, según el profesor Josep Redorta estos son algunos de los mas frecuentes:

1.- Centrarte en la culpa

El conflicto nos genera emociones negativas, hace que nos sintamos mal, y cuando esto ocurre, buscamos soluciones para evitar ese dolor. En esa búsqueda puede aparecer la culpa, bien dirigida hacia los demás o quedándose con nosotros cuando nos "machacamos" con algo.

En cualquier caso, la culpa forma parte del pasado. Es mas positivo centrarse en buscar soluciones de cara al futuro.

2.- Todos somos subjetivos

Cuando valoramos un hecho, lo hacemos desde nuestros patrones mentales, es mas, buscamos explicaciones desde esos patrones. Nunca seremos totalmente objetivos por mucho que lo intentemos.


Te puede interesar...


 

3.- Da tiempo al tiempo

El tiempo que cada uno de nosotros necesita para pensar y perdonar es algo muy personal. No respetar el ritmo de las demás personas puede ser un grave error.

Las heridas físicas tardan un tiempo en curar, lo mismo ocurre con las emocionales. Nos pongamos como nos pongamos cada uno tiene su ritmo y no es buena idea intentar acelerar los procesos.

Publicidad
Díaz Marta

Díaz Marta

Teleoperadora especialista, Qualytel

Me ha gustado mucho el articulo y reafirma mi pensamiento de que con los problemas hay que ocuparse y no preocuparse
JOSE ANTONIO  PADILLA RIBERO
Publicidad