NEXT_POST

¿Cómo vencer la procrastinación?

Isabel Gómez López Talento en acción
21 Jan 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

procrastinaciónTienes pendiente por realizar una tarea importante, de esas tal vez poco apetecibles y... empiezan las excusas... que si echar un ojo al correo, que si llamar a nosequien... que si un cafecito.... que si...

¿Qué justificación nos damos? Pues de todo tipo: "Ahora no es el momento", "no me apetece nada", "prefiero hacer otra cosa", "uf, es demasiado trabajo", "mañana lo hago seguro"...
Total, que el tiempo pasa y no tenemos nada hecho, y encima empezamos a experimentar una desagradable sensación de culpabilidad y pérdida de tiempo.

Eso que a todos nos ocurre a veces se llama procrastinación, y consiste en el aplazamiento de tareas pendientes que solemos sustituir por otras mas triviales.

¿Qué podemos hacer contra la Procrastinación?
A continuación te presento algunas herramientas que, por supuesto, no son fórmulas mágicas, pero sí pueden aportarte ideas para poner en práctica las que mejor encajen contigo:

  • Elimina distracciones para focalizar tu atención. Todo será más sencillo si el escenario de trabajo está libre de tentaciones. Procrastinamos porque tenemos a la vista (o buscamos) algo mas fácil, atrayente o divertido. Si antes de empezar eliminamos las distracciones, nos quedaremos a solas con lo que tenemos que hacer porque cando estamos distraídos, la atención vuela hacia otros lugares. En la Odisea se narraba que las sirenas cantaban para atraer los barcos a las rocas, seduciendo a los marineros con sus voces. Cada día puede ser un reto si nos dejarnos por interrumpir por actividades mas sugerentes que lo que hemos decidido hacer. Por eso, esta técnica recomienda dejar a un lado el correo, olvidarse de las redes sociales, apagar el teléfono y, en definitiva, evitar perder la concentración para poder focalizarnos en la tarea a realizar.
  • Empieza por lo mas complicado. Existe un viejo proverbio inglés que dice: Si empiezas el día tragándote una rana viva, el resto del día te parecerá mejor. Aunque no lo creamos, todos nos comemos alguna que otra rana viva al día: retomar una tarea aparcada, ordenar, una llamada telefónica.... ese tipo de cosas que siempre preferimos dejar para otro momento. Seguramente no es una tarea tan compleja, pero no nos gusta nada hacerla y, si se nos presenta por la tarde, cuando empezamos a encontrarnos cansados, probablemente la ignoraremos. El realizar primero aquello que tan poco nos atrae, probablemente terminaremos diciendo "no era para tanto" y nos aportará energía y sensación de libertad para dedicar el resto del día a otras cosas. Por eso empezar el día comiéndote una rara viva es un hábito que tal vez se convierta en una actitud que te lleve a una mayor productividad personal.
Publicidad
Catalizia
Muchas gracias, Beatriz.

Si, todos tenemos cierta tendencia a aplazar, la cuestión es darnos cuenta cuando está ocurriendo decidir qué queremos hacer realmente.

Un abrazo y muchas gracias de nuevo!

Isabel
BEATRIZ DELGADO

BEATRIZ DELGADO

Consultora en Investigación Social y de Mercado , GROUPLANCE

Muchas gracias por el artículo, me han parecido especialmente interesantes y útiles las tácticas que ofreces para enfrentarse a la procrastinación en la que a veces es más fácil de lo que parece caer.
maria patricia aleman ospina

maria patricia aleman ospina

directora y monitora, patricia aleman ospina

EXCELENTE
Publicidad