PREVIOUS_POST
NEXT_POST

¿Cómo construir relaciones de valor en el trabajo?

Isabel Gómez López Talento en acción
1 Jul 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1406-ta-relaciones-trabajo¿Vas a lo tuyo en el trabajo e intentas relacionarte lo mínimo posible con tus compañeros, jefe y equipo? ¿Evitas comunicarte mas allá de lo estrictamente necesario? ¿Aborreces los lunes porque implican volver al trabajo?

Tal vez estés cometiendo un error. Mantener relaciones de trabajo enriquecedores nos aporta mayor satisfacción en nuestro día a día y además, nos permite mejorar nuestros resultados y que se reconozcan nuestros logros. En definitiva, hace que nuestra vida profesional sea más agradable.

Es un área crítica para nuestro bienestar, sin embargo, parece que no le damos la importancia que se merece.

Cuando el ambiente de trabajo es sano, nos sentimos mas cómodos, podemos ser nosotros mismos y disfrutar pese a las exigencias que debamos cumplir. En cambio, cuando el ambiente es tóxico sufrimos el castigo de pasar horas en una "sala de tortura".

Es cierto, mantener relaciones positivas y enriquecedoras en el entorno profesional no es siempre fácil. Muchas personas consideran que saben cómo hacerlo, sin embargo, no lo consiguen. Todos, incluso las personas mas amigables, podemos dar un paso adelante y enriquecer nuestro día a día, siempre se puede mejorar, da igual el punto en el que nos encontremos.

¿Cómo hacerlo en la práctica?

Aquí te dejo algunas reflexiones basadas en los aportes del experto J. Garfinkle. Son de aplicación en las relaciones con tus jefes, los miembros de tu quipo, compañeros, clientes, etc.

1.- Deja que te conozcan.
Uno de los mejores modos de construir relaciones sólidas es dejar que los demás te conozcan. Esto pasa por compartir tu experiencia, conocimiento e incluso personalidad. Una actitud abierta permitirá que te vean de un modo mas accesible y a partir de ahí, la comunicación será mas sencilla. Si en un principio te da miedo compartir o improvisar, puedes preparar de antemano qué quieres decir y cómo lo harás para estar mas preparado y tranquilo.

2.- Habla en positivo de las personas con las que trabajas y aporta información de calidad.
Normalmente tus comentarios llegan de vuelta a la persona sobre la que estás hablando, esta información le permitirá saber que estás de su lado y generará mayor confianza. Desde luego, los cotilleos no contribuyen a crear relaciones de confianza, y los conflictos es mejor resolverlos directamente con la persona en cuestión.

3.- Colabora y pide colaboración.
Apoya el trabajo de otras personas. Pregunta cómo puedes aportar. Esto creará una conexión mas estrecha porque te permitirá trabajar directamente con ellos para ayudarles a alcanzar sus metas.

Al mismo tiempo, pide a otras personas que participen en tus proyectos o actividades y tareas. Cuanto más interactuéis mejor os conoceréis, esto te permitirá disfrutar, aprender y conseguir más cosas.

4.- Agradece.
Especialmente a las personas que hagan más de lo estrictamente necesario. Me refiero a tus jefes, a tu equipo y a las personas que se encuentran en tu misma línea. A todos nos gusta ser reconocidos cuando hacemos un trabajo especialmente bien o nos hemos esforzado más de lo habitual.

5.- Haz preguntas.
Muchas veces no sabemos qué decir o cómo decirlo. Hacer pregunta es un buen modo de poder escuchar y permitir que la otra persona se exprese. Estarás mostrando interés por lo que tienen que decir y ellos se sentirás más cerca de ti. A continuación comparte algo tuyo, así la conversación se convertirá en una interacción que facilitará la creación de un vínculo.

6.- Mantén la relación.
No se trata solo de conocer a alguien, se trata de mantener relaciones enriquecedoras a largo plazo, en España decimos que "el roce hace el cariño", refiriéndonos a que cuanto mas frecuente sean las interacciones, mas profunda será la relación.

7.- No te cierres a ampliar el ámbito.
Cuando conoces a alguien y observas que hay afinidad e intereses comunes, no es extraño ampliar la relación fuera de lo estrictamente profesional. Por ejemplo, ir a comer juntos, esto permite que permite que esa relación evolucione hacia la amistad. En cualquier caso, es algo que debes decidir para cada caso particular, mi propuesta es que no te niegues a ello de antemano.

8.- Saraos y reuniones.
Muchas veces asistimos de mala gana a las reuniones sociales que la empresa organiza (comidas, convenciones. formaciones, jornadas, etc.), sin embargo, puede ser un momento estupendo para conocer mas en profundidad a las personas con las que trabajas (y que te conozcan), todos solemos tener una actitud mas amigable en este tipo de eventos, "bajamos la guardia", lo que crea un clima facilita el acercamiento.

Como resumen, construir y mantener relaciones positivas nos proporciona mas y mejores recursos que nos pueden ayudar a ser mas eficientes y visibles en nuestro trabajo, es un método que está en nuestra mano para incrementar nuestro bienestar y el de los que nos rodean ¿por qué no aprovecharlo?

Recuerda que eres dueña de tu vida, convierte tu libertad en valor.


Si deseas conocer claves prácticas de inteligencia emocional que te permitirán ser mas feliz en tu trabajo, puedes descargar su ebook Ponte en Valor.

Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Isabel Gómez, es Asesora y Coach Profesional en Éxito en Femenino.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
EMILIA MORATÓ BOSCH
Tienes razón, mis deberen deben ir enfocados a que me conozcan...me cuesta un poco, me gusta preguntar e interesarme por los demás pero me cuesta dar información sobre mi.....
Publicidad