PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La sensación agridulce de los Oscar 2015

Begoña Martín Sin miedo a comunicar
24 Feb 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Este fin de semana ha tenido lugar la fiesta del cine por excelencia: la entrega de los premios Oscar. Glamour, elegancia y buen humor en la alfombra roja y en el Dolby Theatre para acoger el evento más esperado por las celebridades de Hollywood. Sin embargo, el nerviosismo inicial se transformó en un sabor agridulce final. Si bien la gala arrancó con un gran show musical propio de Broadway, se fue desinflando poco a poco.

La falta de 'chispa' de Neil Patrick Harris se hacía más evidente a cada minuto que pasaba. Quizá por estar acostumbrada a verle en el genial papel de Barney Stinson en 'How I met your mother' esperaba que diera más de sí como anfitrión de ceremonias. Faltaba expresividad y, sobre todo, naturalidad. Pero eso quizá es algo poco usual en este tipo de actos.

Después de tanto pensarlo, creo que la Academia de Hollywood se rige por un concepto principal: la originalidad en el resultado. Quizá el problema es que solo valoran ese parámetro y se olvidan del resto. Es la única explicación a la victoria de 'Birdman' como mejor película y mejor director. Decía lo de la originalidad porque, efectivamente, la película lo es; pero el que un film sea original no implica necesariamente que sea bueno.

Probablemente el mayor hándicap de 'Birdman' ha sido la sobrevaloración que se le ha hecho desde que se estrenó por el simple hecho de que es algo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en el cine comercial. Pero si tanto valoran la originalidad, ¿por qué no premiar igual el cine de autor y el cine independiente, que precisamente se caracteriza por romper la norma del cine comercial?

Sin embargo, creo que 'Birdman' tiene algo inmejorable que le ha impulsado en su camino hacia el éxito: Michael Keaton. Tras reflexionar por qué, habiendo otras películas que lo merecían más nominadas, ha sido 'Birdman' la ganadora de los principales premios, he llegado a una conclusión. La categoría más reñida este año era la de mejor actor, ya que las papeletas estaban divididas entre Eddie Redmayne ('La teoría del todo') y Michael Keaton. No obstante, no puede haber dos ganadores en una misma categoría, por lo que la Academia ha premiado a 'Birdman' porque la esencia de 'Birdman' es Keaton. De alguna forma había que reconocérselo, ya que Redmayne es justo ganador del Oscar a mejor actor.

Y si emocionó ver cómo un actor de 33 años logró su primer Oscar, más emoción causó el hecho de que lo ganara Julianne Moore a sus 54 años y tras cuatro veces nominada. 'Siempre Alice' es la película que ha transportado a Moore a la cima este año gracias a su interpretación de una mujer con alzheimer.

Igual de merecidos han estado los premios a los actores de reparto. J.K Simmons se ha hecho con uno de los premios que quizá estaban más claros por su papel en 'Whiplash'. De hecho, varios críticos se preguntaban por qué Simmons no estaba nominado en la categoría de mejor actor. Por su parte, Patricia Arquette también partía como favorita y venía refrendada por el BAFTA y el premio del Sindicato de Actores.

Finalmente me gustaría destacar dos puntos muy a favor de la gala, los dos son momentos musicales. La interpretación de 'Glory', la canción de la película 'Selma' interpretada por John Legend y Lonnie Lynn (que además ganó el Oscar a mejor canción original) fue una clara reivindicación por los derechos de los negros en Estados Unidos, un mensaje que realmente caló los poros de los asistentes. Sin embargo, el gran momento ( y para mí el más sorprendente) fue el genial homenaje de Lady Gaga a Julie Andrews cantando los temas de 'Sonrisas y lágrimas', que cumple 50 años. Increíble la interpretación de la artista, increíble su voz, e increíble el sentimiento que transmitía. Una admiración que se plasmó en el emotivo abrazo que dio posteriormente a Andrews. Sin duda, lo mejor de una gala que no ha sorprendido, sino que ha pasado más bien inadvertida. Habrá que esperar al próximo año para ver si los Oscar remontan el vuelo raso de la estela que ha dejado esta 87ª edición.

¡Hasta la próxima semana!

Fuentes de las imágenes: ibtimes.com / lagranepoca.com

Publicidad
Publicidad