PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La importancia de saber idiomas

Begoña Martín Sin miedo a comunicar
7 Nov 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Tal y como escribía la semana pasada mi amiga y compañera Begoña Martín, debemos renovarnos y adaptarnos a las nuevas formas de vida que imperan en la sociedad actual. Hay muchas herramientas para poder hacerlo, pero hoy quiero centrarme especialmente en una: los idiomas. Lo más común es que no nos demos cuenta de la importancia de saber idiomas hasta que nos hacen falta. Hoy en día los países están muy globalizados, y las relaciones internacionales están a la orden del día. Por ello, y especialmente las generaciones más jóvenes, tenemos que hacer un esfuerzo por aprender más lenguas además de la nuestra, ya que ello nos facilitará mucho algo que está cada vez más extendido, la comunicación con extranjeros.

En el ámbito laboral, cada vez son más las empresas que, o bien tienen negocios en otros países, o mantienen relaciones estrechas con ellos por cualquier motivo. Las nuevas tecnologías posibilitan dicha comunicación, y las empresas buscarán trabajadores que, además de desempeñar sus funciones, sepan idiomas.


Te puede interesar...


No se trata de manejar obligatoriamente cuatro o cinco idiomas a la perfección, sino de hablar, por lo menos, inglés. Me resulta sorprendente ver el elevado número de personas muy jóvenes que estudian en la universidad y que no tienen estudios de inglés. Hablar esta lengua es, en la actualidad, un requisito fundamental para encontrar trabajo. Hace pocas semanas salió una oferta de trabajo para un puesto en  alguna actividad de cooperación, y uno de los requisitos era que el candidato tuviera el nivel B.2 de inglés, equivalente a un intermedio alto. Si una persona que cumple todos los requerimientos para el trabajo no cuenta con ese título, automáticamente lo descartan.

De hecho, Madrid es la tercera comunidad autónoma donde se requieren idiomas para acceder a los puestos de trabajo. Según publica el diario Expansión, un 36,7% de los trabajos piden que sus empleados sepan idiomas; es decir, casi 4 de cada 10 puestos de trabajo están condicionados exclusivamente por las lenguas.

Pero la importancia de saber idiomas no solo está presente en el ámbito laboral, sino que trasciende a la vida personal. La sociedad está cada vez más internacionalizada, hasta el punto de que una lengua incluye como suyas algunas palabras extranjeras. Es el caso de 'parking', 'sandwich' o 'casting'. Este es un simple ejemplo de cómo los idiomas traspasan fronteras, y si las nuevas generaciones no se acostumbran a aprender alguna lengua además de la nativa, les resultará más difícil conectar con la sociedad.

Además, vivimos en un mundo muy competitivo, en el que es necesario destacar para llegar a un fin. La primera vía para destacar y sobresalir por encima del resto son los idiomas. Para aquellos que no se han dado cuenta de la relevancia de saber idiomas, nunca es tarde para aprender. Lo importante no es llegar antes, sino simplemente llegar a ello, y el primer paso es querer aprender y sacrificar parte de nuestro tiempo para conseguirlo.

¡Hasta la próxima semana!


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:

Publicidad
Paula Guerrero Tapia

Paula Guerrero Tapia

Periodista, Madrid Actual, Pozuelo Radio

Hola Cristina. Gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. Yo no he vivido fuera como tal, pero sí he pasado algunos meses en otros países, y la necesidad de comunicarte hace que aprendas otra lengua. Pero, más allá, creo que todos deberíamos tener ese interés por aprender otros idiomas aun sin tener la necesidad de hablarlos, simplemente por enriquecimiento personal, y porque nunca sabes hacia qué circunstancias te va a llevar la vida.
Cristina Lanz-Azcarate

Cristina Lanz-Azcarate

Directora y Co-Fundadora, atelier EURA

Como bien dices, el mundo ha cambiado, y pese a la cercania que Google translate y equivalentes han hecho posible, en mi experiencia, el entender otras culturas y poder hablar en la lengua madre de tu circulo de colaboradores y clientes, son una parte clave a la hora de competir por trabajo. Al fin y al cabo el ser humano es un animal social y la necesidad de ser entendidos una parte innata de nuestra naturaleza.
Cristina Lanz-Azcarate

Cristina Lanz-Azcarate

Directora y Co-Fundadora, atelier EURA

Paula, como euskaldun (vasca), casada con un japones, y viviendo en Londres donde trabajo de arquitecto, la necesidad de comunicarme esta tan embedida en mi vida diaria que aun me sorprendo cuando alguien me pregunta si merece la pena aprender otro idioma. (En el Reino Unido la mayoria de gente solo habla ingles)
Publicidad