PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Dos mitos sobre la educación financiera

María Fernandez Servicios financieros
8 Nov 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La relativa desvinculación del mundo financiero con la cotidianidad de todos los días ha causado el surgimiento de mitos que lo colocan en una posición prácticamente de inaccesibilidad y dificultad de comprensión.

Los bancos y prestamistas en general desmontan continuamente esta información de manera que tengan un mayor público que se aproxime a ellos para solicitar sus productos, pero sus campañas de concientizaciónno siempre llegan a buen puerto. En esta ocasión se presentarán y desmentirán dos mitos recurrentes en el mundo financiero.

  • La educación financiera es difícil de entender

Es cierto que el mundo financiero no es muy simple. Es verdad que en él interactúan entre sí muchas variables que dificultan un conocimiento completo y certero de finanzas para las personas que no se han formado por un periodo prolongado de su vida. Esto causa que las personas se alejen de él si aproximarse no es estrictamente necesario.

No obstante, si el mito fuese cierto, actualmente no habría servicios como la asesoría financiera en sus modalidades online y presencial, o los analistas de riesgos serían menos de lo que son actualmente. En pocas palabras, habría un serio déficit en las empresas e instituciones financieras.

La educación financiera no es difícil de entender si te interesan las finanzas y si desarrollas las habilidades y aptitudes adecuadas para comprenderlo. Así como otros campos de conocimiento, el conocimiento financiero se capta mejor si es de tu agrado y/o si estás en contacto frecuente con él.

  • De nada sirve la educación financiera si no involucras en finanzas

Puede que este mito sea el más peligroso. Para empezar, es prácticamente difícil que una persona no tenga relación alguna con las finanzas a lo largo de su vida. Por diversas circunstancias, en algún momento poseerás capital y te harás cargo de tus finanzas personales, especialmente si quieres vivir solo, por lo que siempre deberás contar con un mínimo de educación financiera. La educación en finanzas no está reservada únicamente a los analistas de riesgo, accionistas ni otras personas frecuentemente vinculadas con el mundo financiero.

Si quieres adquirir una vivienda, la educación en finanzas te ayudará a escoger la mejor opción de financiación bancaria según tus intereses y limitaciones. Podrás usar correctamente un simulador de préstamos para así aproximarte a las características de una financiación bancaria vía préstamo, y se te hará más fácil diferenciar los distintos tipos de interés que existen y sus implicaciones.

Publicidad
Publicidad