PREVIOUS_POST

Bichectomía, el nuevo tratamiento estético

Elena Fernandez salud
18 Oct 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En plena era de la belleza y de la estética facial, cada cierto tiempo encontramos nuevos tratamientos estéticos que mejoran nuestro aspecto. La fiebre por mejorar nuestro rostro o nuestro cuerpo ha provocado que la investigación de numerosos avances y saltos hacia tratamientos estéticos innovadores y muy efectivos.

Parecer más joven era impensable hace unos años pero, con los nuevos avances en materia estética, cada vez estamos más cerca de parecer jóvenes y naturales.

El cuerpo humano se va deteriorando con la edad pero, si hay una parte del cuerpo donde más se notan los efectos de la edad, es en la cara o el rostro. La cara acumula muchos signos de la edad y es parte fundamental de la primera impresión de una persona, por lo que los tratamientos faciales son los que mayor demanda tienen.

El nuevo tratamiento que está revolucionando el mercado de la estética facial es la bichectomía. Han aparecido varias clínicas estéticas de bichectomia barcelona y este boom ha supuesto un interés mediático por este tratamiento. La bichectomia es un tratamiento estético facial que explicamos a continuación.

¿Qué es la bichectomía?

Pero, ¿qué es la bichectomía? Este tratamiento innovador se basa en la extracción de las bolas adiposas de bichat. Estas bolas se localizan en los extremos de la cara y su tamaño provoca que muchas personas tengan una cara muy redonda.

Con la extracción de estas bolas adiposas se consigue perfilar el rostro, consiguiendo unos resultados realmente satisfactorios ya que el paciente ve reducido el tamaño de sus rostro de una manera muy estética.

Procedimiento

Este tratamiento se lleva a cabo con anestesia local dentro de la boca del paciente, por lo que las molestias son muy reducidas. Se lleva a cabo una incisión en las mejillas desde el interior de la boca para extraer las bolas de grasa de forma cómoda y rápida.

Una ventaja de este tratamiento es que no deja señales o marcas visibles al paciente, ya que la incisión es en el interior de la boca.

Los resultados son realmente sorprendentes y se aprecian prácticamente desde los primeros 30 días, por lo que es un tratamiento revolucionario. Las bolas de grasa no vuelven a aparecer, por lo que solo tendremos que llevar a cabo este tratamiento una vez en la vida.

Las mejillas quedan levemente inflamadas durante los dos primeros días con algunas molestias mínimas para los pacientes. No obstante, esto no implica que el paciente pueda llevar una vida normal quitando las actividades deportivas extremas.

Se puede aplicar frío local para bajar la inflamación de las mejillas y también se debe evitar la ingesta de alimentos y bebidas frías.

Publicidad
Publicidad