PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tecnica para sanar las emociones

Elena Gómez Rey Salir del laberinto
13 Mar 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La parte emocional de las personas, en su área más básica se constituye en la infancia. Donde el bebé es acogido con caricias , mimos, sonrisas y otras manifestaciones físicas de cuidado, amor y seguridad.

Según va creciendo , el niño /a sigue manifestando sus emociones y comportándose, en su mayoría a través de ellas. Las dificultades para desarrollarnos plenamente, en esta parte de la vida, los conflictos que no pudimos elaborar por falta de apoyo adulto, la sobreprotección limitante del sentido exploratorio, necesario para desarrollar la individualización, el abandono ,la falta de atención o el rechazo. etc son situaciones que dejan al niño/ a herido o detenido en una determinada zona del trayecto emocional.

Las personas siguen creciendo y se transforman en adultos que llevan en su interior esa estructura de Niño/ a con heridas o fijaciones que pueden activarse ante determinadas circunstancias. En el Niño/ a interior residen la intuición, la creatividad y el placer. (Eric Berne 1966) Los problemas emocionales del adulto tiene mucho que ver con las fijaciones emocionales de la infancia , según nos aportan algunos enfoques psicológicos como el análisis transaccional.

Para trabajar el desarrollo emocional , se puede aplicar la técnica de los agujeros emocionales, ésta se desarrolla a través de la visualización y el juego interior, de manera que utiliza un lenguaje emocional claro para la integración del propio Niño/ a.

Procedimiento

En una silueta predeterminada , la persona identifica sus agujeros emocionales (se la indica  previamente, como conectar con esas emociones) , los señala y dibuja , dejándose llevar por la intuición como si de un juego se tratase.

A continuación y con ayuda del experto,  se trabaja a travès de la visualización cada agujero emocional en los siguientes pasos:

1.descripción y apertura

2.viaje interior, superación y modificación de trabas en el camino.

3.salida o final del camino.

4.regreso y limpieza del lugar

5.salida, rellenar y tapar el agujero.

Comentarios , conclusiones e interpretación de lo vivido.

Cada agujero emocional, al situarse en una zona determinada del cuerpo puede adquirir una simbología propia para cada persona,  en lo referente a dificultades de expresión física o psíquica. Y puede  llegar a ser una fuente de información sobre uno mismo, reconfortante y válida para el desarrollo emocional.

Otras técnicas de imagineria mental , ayudan a la reinserción y elaboración del Niño/ a incorporándolo sanamente a la estructura total de la personalidad, a través de la visualización del reencuentro del adulto con el niño que fue, en una situación determinada de conflicto y (el adulto que es) se presenta como un visitante del futuro, ayuda protege y consuela en esa determinada situación al Niño/ a, que se sintió desprotegido y abandonado en su pasado, haciéndose cargo de él.

En otras ocasiones el Niño /a interior se encuentra con el adulto actual para recibir su cariño y protección , a cambio  de trasmitirle su amor, mantenerse en contacto directo y así hacerle sentir su integración y bienestar interior, siempre a través de la visualización y como forma de contactar y dejar surgir de una manera equilibrada la parte lúdica, creativa, que nos ayuda a disfrutar, a apreciar la vida en su totalidad, a manejarnos en la sexualidad de una manera expansiva y a ejercitarnos como seres humanos más completos junto con nuestro área adulta y nuestro área cumplidora y estabilizadora de normas.

Si eres de Madrid (España) y estas interesado/ a en informarte y/o trabajarte emocionalmente desde esta perspectiva, contacta conmigo y hablamos.

Las imágenes de los posts  , en su mayoría, son cortesia de Free stock photos.CCO License

Publicidad
Publicidad