PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Eso es mentira..

Elena Gómez Rey Salir del laberinto
4 Apr 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¿Quien no habrá dicho alguna vez una mentira? sobre todo en la infancia por miedo a que nos castiguen: "no he sido yo" "ya estaba roto"...etc

Las mentiras , de forma ocasional o aislada en el adulto, también son frecuentes.

Nos podemos preguntar ¿por qué se miente? Existen distintos motivos:

-Se miente por miedo o temor a las consecuencias de una determinada conducta. Ej: llegar tarde a la cita y decir que había mucho atasco, cuando la verdad, es que me he entretenido hablando con alguien. Y así podríamos poner infinidad de ejemplos.

-Por baja autoestima , queremos ser admirados social y personalmente y adornamos los hechos para parecer más o tener mas. Aquí es importante para la persona el posicionarse socialmente por encima de su estatus real.

-Por necesidad, para conseguir dinero podemos fingir una situación dolorosa, porque tenemos una adicción y la encubrimos..etc

-Por aprendizaje, en nuestro grupo familiar o de amistad. Allí es frecuente la mentira y obtiene buenos resultados , como disminuir la tareas ,conseguir más afecto..etc. Y así hemos aprendido a conseguir pequeños logros mintiendo.

Uno de los condicionantes a través del que se instaura la mentira, es que empieza a dar buenos resultados y por consiguiente se refuerza su utilidad.

Ahora bien, el que miente tiene que tener un especial cuidado de  no ser "pillado" , lo que genera mucha tensión a la hora de mentir. Uno de los indicadores que se empezó a utilizar para discernir si se estaba mintiendo en los testimonios legales es el Análisis de voz (Ekman "la detección del engaño" 1981).también existen máquinas para detectar la mentira La Voz Mark II..etc., se ha concluido que detectan más la tensión de la voz en cuanto a tono, intensidad..etc. y ésto no es indicativo más que de eso," TENSION" lo que no significa ni es sinónimo de engaño. Todos conocemos la existencia de otros aparatos para registrar las variables fisiológicas de la persona, que está siendo analizada en una prueba con preguntas verdaderas y otras falsas. En una investigación del FBI, con falsas coartadas, se observó que en las mentiras se tiende a evitar referencias a nombrar a las personas afectadas (utilizar el nombre) y también a utilizar el "yo" o "mi". Esto es así porque hay un cierto sentimiento de malestar e incomodidad en quien miente y una tendencia a distanciarse verbalmente .

Avanzando un poco más, la mentira se convierte en un problema cuando empieza a generar en la persona conflictos o situaciones que afectan a su vida íntima, familiar, laboral y social en general. La mentira patológica, pseudología fantástica o adicción a mentir, es considerado un trastorno que supone una salida desadaptativa, para lograr atención y admiración, que termina convirtiéndose en un círculo vicioso donde cada vez la "bola" es más grande.

Como en otras adicciones, hay una relación con la tensión y el estrés y se utiliza para liberarlo de forma situacional.

Algunas de las características según el Dr. Juan Moisés de la Serna, que comparte con otras conductas adictivas son:

-Ansiedad antes de mentir.

-Pensamientos recurrentes e intrusivos que le llevan a hacerlo.

-No puede resistir el impulso a falsear la situación

-Liberación de la tensión y de la presión tras mentir, al no ser descubierta la farsa.

Según el mismo autor, son características propias de este trastorno:

-Tendencia a desdibujar la realidad con todo lujo de adornos y detalles.

-Búsqueda de admiración y atención con ello.

-Baja autoestima y pocas habilidades sociales.

-Miedo a ser descubierto.

-Aumento de la cantidad de mentiras con el tiempo.

A su vez , el comportamiento patológico de mentir puede darse coadyuvante a otras adicciones y enfermedades mentales.

El que miente , va perdiendo la confianza de su círculo familiar y de amistades, que con el tiempo van siendo conscientes de las mentiras y aquí es donde sus allegados pueden intervenir y desmontárselas, para que la persona afectada vaya aceptando su situación y pueda recibir un tratamiento adecuado.

Fotografía cortesía de Free stock photos CCO License.

Publicidad
Publicidad