PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cuidando las relaciones sexuales en pareja

Elena Gómez Rey Salir del laberinto
1 May 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En la relación de pareja estable, el desarrollo de la plenitud sexual puede presentar algún tipo de traba como:

-no conseguirse plenamente.

-haber un desarrollo sexual adecuado , afectado por el aburrimiento y la monotonía.

-haber un desarrollo sexual adecuado afectado por problemas físicos o psicológicos de uno de los miembros de la pareja o de ambos.

Si la sexualidad en los componentes de la pareja esta totalmente desarrollada y no existen problemas sexuales que interfieran directamente , pero aún así se dan dificultades para disfrutar del sexo compartido, lo más probable es que haya miedos por parte de uno o de ambos ,falta de confianza para expresar las dudas y los temores, creencias erróneas debidas a una información sexual deficiente, vergüenza frente al propio cuerpo o el del otro etc.

En las parejas que llevan mucho tiempo juntas o en las que la relación sexual siempre se desarrolla de la misma manera, en ocasiones suele instaurarse la monotonía, la falta de interés, la automatización de las relaciones..etc. con efectos contraproducentes para la propia relación y como posible reflejo de lo que ocurre en otras áreas de pareja.

La pareja tiene que dedicar un tiempo a hablar de sus relaciones sexuales, cada uno puede expresar así, sus temores y desconfianzas, a la vez que conocer los del otro. Después del encuentro sexual, es positivo que se pregunten que les ha gustado o disgustado de cada momento, las caricias que más les agradan y las que menos. Las zonas que les hubiera gustado estimular más y como se han sentido uno y otro..etc.

Es bastante frecuente que algunas personas sientan vergüenza de masturbarse delante de su pareja (en el momento de la relación entre ambos)y sin embargo suele ser algo (según algunos testimonios) que excita sexualmente al otro. Para conseguir un mayor nivel de confianza , pueden masturbarse a la vez, éste ejercicio es positivo en la medida que el otro puede observar como el compañero se acaricia, y así aprender a hacerlo de la manera más placentera para el otro

Ocurre a veces  que  cuando nos acarician , sentimos que no es tan agradable como cuando nos estimulamos  nosotros mismos, demasiado rápidos o bruscos los movimientos o a lo mejor todo lo contrario, en éste caso coger la mano de la otra persona , suavemente y guiarla de la manera deseada es una forma cariñosa de enseñar nuestros deseos.

Utilizar masajes, desarrollar la sensualidad con aceites y cremas corporales, darnos tiempo a “sentir” , implicar todos los sentidos en la relación íntima para enriquecerla, con palabras excitantes o amorosas o melodías de fondo, fragancias en la piel o en el ambiente...etc Utilizar la imaginación, la fantasía ,sorprender al otro con “ropa especial”, o juguetes sexuales..etc puede incentivar el contacto sexual y desarraigar el aburrimiento.

La sexualidad es importante en la relación de pareja, como fuente de comunicación, de bienestar , esto lo sabemos lo conocemos, entonces ¿por qué no la mimamos, la cuidamos y nos informamos más sobre ella? es un juego entre dos, con dos ganadores. No le dejes todo al azar y a la espontaneidad, pon la sal o/y la pimienta

Foto cortesia de Free stock photos

CCO License

Publicidad
Publicidad