Como gestionar su proyecto económico y su vida de pareja

Erika Paz Relación de pareja y trabajo
30 Nov 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Salir adelante, comprometerse totalmente en su deseo de tener un éxito profesional y lograr un proyecto económico puede chocar con su relación de pareja.
Tensión comunicacional, apariencia de falta de interés, que el novio o el marido se sienta en una dinámica relacional de tipo “plan B”, son situaciones que pueden surgir en este tipo de choque.

Como un astro atrayendo todo lo que pasa a su alcance, las tensiones pueden además ser el terreno al cual se agregan otras dificultades que no estarían presentes sin este choque de intereses: mi proyecto económico o mi hombre.

Lo viví y quiero compartir como logré encontrar el equilibro para, finalmente, permitir la emergencia de una forma de equilibro donde el hombre no se siente segundario, dónde no siente que está en este famoso “plan B”.

Primero que todo, me parece importante, a penas surgen las primeras manifestaciones de un interés excesivo o de una densidad horaria importante consagrada al proyecto económico, empezar una reflexión con su pareja.

Abrir un espacio de conversiacón para medir si hay molestia, para enterarse de como lo está viviendo y sus límites.

Es importante evaluar los límites, o sea lo que se puede y lo que no se puede negociar.
Por ejemplo, cuando sientes que las primeras quejas pueden llegar o cuando sientes que hay un desequilibro de interés, recomendaría abrir este espacio y hacer este ejercicio de lo negociable y de lo no negociable.

Uno de los ejercicios que puedo recomendar es muy sencillo, hay que tomar una hoja y un lapicero y hacer dos columnas: una para las cosas que se pueden negociar y una segunda para las cosas que no se pueden negociar.
Cada uno elige las actividades importantes para su equilibro personal o profesional.

Por ejemplo, si en tu proyecto económico hay una actividad que debe hacerse en un día preciso, eso hace parte de las actividades que no se pueden negociar, si hay una actividad que te genera un importante bienestar hace parte también de los elementos que no se negocian. Otro ejemplo, si en tu actividad económica tienes que realizar una base de datos, es una actividad que se puede negociar porque se puede adaptar a las circunstancias, a menos que sea algo urgente, obvio.
Una vez que la pareja pudo expresarte en libertad y compartir lo que es importante para uno, se puede tener una vista clara del camino y organizar la vida de la pareja.


Para lograrlo, me parece importante trabajar su efectividad para poder compartir más tiempo con su pareja.

Automatización, organizarse para agrupar las actividades, por ejemplo si tienes que hacer videos para tu canal, haz varios en un solo día para ahorrar la logística respecto a esos vídeos. Si tienes que realizar un balance financiero por ejemplo, organízate para realizarlo de manera fraccionada, para encontrar una forma de armonía, entre el tiempo consagrado al trabajo y el tiempo dedicado a tu pareja, o sea una forma de moderación.

Puedes también delegar si tienes colaboradores y aprender a confiar, organizarte de forma que el tiempo dedicado al proyecto económico sea eficiente, y por fin, concentrarte sobre lo que realmente es importante y no dedicar un tiempo excesivo para los aspectos que pueden esperar y/o anecdóticos.


Luego, y de manera general es fundamental aprender a ceder y a tener capacidades para adaptarse y tolerar. Quiero decir que no estar demasiado rígida sobre todo los aspectos, puede salvar una relación, puede hacer de modo que tu pareja sienta que estás haciendo esfuerzos para la calidad de la relación y eso se valora. En definitivo puede hacer de modo que tu hombre no se convierta en tu ex pareja.

Sé que puede ser exigente manejar los dos asuntos pero si haces esfuerzos, puede costar un poco en el momento pero la inversión vale la penapor un amor.

Publicidad
Publicidad