PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tu poder es Ahora. Tres Tips para desarrollarlo hoy.

Susi Nieto Barrionuevo Reinventate , Decidete y Aprende a desaprender
16 Nov 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

 Desde hace tiempo,  cada vez estoy más convencida de que “Hoy” es un regalo.

Todas nosotras tenemos a nuestro alcance el poder de disfrutarlo, pero estamos demasiado ocupadas en cosas que aún no han sucedido que ni siquiera nos percatamos de este maravilloso momento. Hoy es nuestro  presente y es lo que realmente vale.

Detente y piensa ¿qué es para ti, el presente? O ¿estás demasiado ocupada con el mañana?

Es el momento de parar y ser consciente de este gran Presente, tu regalo, tu momento, hoy.

En la actualidad  cada vez hay más gente que habla del poder que tiene el AHORA, se están rescatando libros y artículos que hablan de esta valiosa herramienta del presente…y el presente es hoy, un regalo que todos tenemos ahora, pero no todos saben aprovecharlo pues se preocupan en exceso por un futuro incierto, ¡¡sí,  el mañana es incierto!!

¿Para qué gastas tu energía conjeturando y preocupándote por él?

¡Es cierto¡ pues no hacemos más que quejarnos de lo que nos ha pasado y esperamos a que algo suceda pronto para aliviarnos…pero es ahora, hoy cuando debemos hacer algo.

  Cada día de nuestra vida tenemos numerosas oportunidades, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos la fortuna de elegir la vida que queremos llevar. Lo insólito es que nosotras sabemos qué es lo que tenemos que hacer pero no lo hacemos, nos cuesta mucho tomar acción y esa es la clave de todo,  pero los pensamientos negativos  nos pueden.


“El ayer es historia. El mañana es un misterio. ¿Y hoy? Hoy es un regalo. Por eso lo llaman presente.”

Eleanor Roosevelt

El hoy es importante. No podemos estar continuamente analizando todo y buscar pretextos o culpables de nuestros errores o de  nuestra pereza, pues la única excusa somos nosotras. ¿Cuando vas a tomar la responsabilidad de tu vida o cartas en el asunto en tu puesto de trabajo? ¿No crees que es hora de tomar las riendas de tu vida?

Dime si estos  pensamientos te boicotean y frenan:.

“Yo soy Así, no puedo cambiar.”

“Un día mi vida cambiará, estoy segura”

“No puedo hacer nada, lo intente y no lo conseguí”

“Sé que debo hacerlo, pero…no sé cómo”

“Si ella no cambia por qué debo hacerlo yo”

En fin vivimos tratando de justificar nuestra vida, tratamos de convencernos que es mejor quedarnos tal como estamos (sobre todo en el puesto de trabajo) en vez de arriesgarnos e ir hacia lugares desconocidos, ya sabes… salir de la zona de confort.

Hablamos mucho sobre los cambios pero luego no nos gusta enfrentarnos a ellos, hay excusas de todo tipo:

  • pereza
  • miedo
  • vergüenza: por lo que puedan  pensar de  mí
  • comodidad: no pasa nada si me quedo igual
  • perfección: hasta que no tenemos todo bajo control no nos arriesgamos
  • motivación:  esperamos a estar más motivados…siempre igual

Al final, no hacemos nada y el tiempo pasa y no vuelve.

Aquí tienes de nuevo la clave.   Es cuestión de decisión, iniciativa, tomar acción…llámalo como quieras pero hazlo.

Si tienes un plan empieza lo antes posible, enfócate en los resultados que quieres conseguir y si te equivocas en el camino, rectifica y sigue no te pares, así aprenderás. Eso es experiencia y es mucho mejor que lamentarse por aquellas cosas que pudiste hacer y no hiciste.

Sabes que hay una historia referente a Thomas A. Edison quien tardó mucho tiempo en inventar la primera bombilla. Se rumorea que hizo más de 2000 experimentos hasta lograr perfeccionarla, el jamás hablo de fracaso sino de encontrar mil novecientas noventa y nueve formas de no hacer una bombilla.

Muchas personas viven en la el automatismo, aburridos, desmotivados y sin propósito perdiéndose de vivir la aventura de su vida, de los pequeños retos, no disfrutan sus relaciones, su trabajo y siempre es lo mismo.

Hoy es ahora, ¿me acompañas? Sabes, que ya es hora.

Como tomar la iniciativa, acción:

1. Acepta la responsabilidad de tu propia vida, es lo que tienes pero ve a por lo que quieres.
2. Conoce  con claridad donde quieres estar mañana y empieza  hoy a trabajar para llegar.
3. Divide tu sueño en pequeñas porciones que puedas dirigir, y haz una por día al menos.
4. Inicia el recorrido hoy.

“El mundo pertenece a los que hacen que las cosas sucedan” Pedro Sifontes

No esperes, tome la iniciativa que necesitas para triunfar, en tu trabajo, en tu vida. Deja de estar sentada y levántate a hacer lo que tienes que hacer y así obtendrás tu presente, tu regalo. Es tu momento.

Ya no somos niñas, pero la magía y fantasía existe en nosotras y solo nosotras podemos hacerla realidad, con nuestro trabajo y esfuerzo, con nuestra iniciativa…es cierto que no conseguiremos todo hoy, como por arte de magia como ocurría en el cuento de la lámpara maravillosa, pero hoy podemos empezar a trabajar para conseguirlo.

¿Quieres saber cómo  aprovechar este poder que tienes hoy?

Se trata del poder de la PRESENCIA, o del AHORA La presencia, o el ahora, es lo que está ocurriendo justo en este momento, y en él cada persona es el protagonista de su mundo, céntrate, enfócate en tu momento.

Según los autores que han investigado sobre ello, el ahora es lo único que existe, pues tanto el pasado como el futuro no están más que en nuestra imaginación o en nuestra memoria. Es decir, el pasado y el futuro son proyecciones mentales, y dependiendo de cómo hagamos esa proyección, nuestra experiencia ahora será de angustia por el futuro o de sufrimiento, por lo pasado.

Pensar en el ahora te da total libertad, pues parte de la premisa de que el poder del ahora está en la mente de cada persona, y no en nadie externo a ella. Tú y solo tú tienes el poder, la herramienta que abre el camino hacia lo que quieres, como por ejemplo:

  1. En cuestiones de salud Sólo tú puedes aumentar tu bienestar, o resolver un problema de salud. Observando tu cuerpo ahora y escuchándolo puedes ver y sentir los efectos  de cada uno de tus pensamientos, emociones o acciones. Y es que hay muchas cosas que no nos vienen bien, pero no somos conscientes de ellas.

Te voy a dar un ejemplo que me ocurrió a mí: hay días en  que las hormonas se revolucionan y  sin motivo aparente me levanto con desgana,  molesta con todo e irritable; es fácil echarle  la culpa a la ovulación y es algo natural que no se puede evitar, pero si puedo cambiar mi malestar con pensamientos proactivos  y otras acciones. Tomo la decisión de  estar ese día más apática físicamente y hacer tareas que no requieran de mucha reflexión o esfuerzo físico para no quedarme estancada, así avanzo aunque sea a otro ritmo y me desbloqueo. Este auto permiso hace que me motive y poco a poco desaparece la desgana e incluso el dolor, hasta se me olvida, volviendo a recuperar mi estado normal. Nada es más Urgente ahora que yo misma, así que trabajo en mí y no me siento culpable por ello, he de cuidarme y quererme, es algo normal que debe pasar.

En conclusión tomo una decisión efectiva que me ayude a olvidarme de ese estado y me motive a estar mejor. Si sufro de mucho dolor, intento hacer un escaneo de mi cuerpo con una meditación guiada para observarlo mejor y dedicarle el tiempo que se merece en ese momento, y solo hoy así evitaré la frustración de sentirme mal o desganada durante largo tiempo.

 Estando plenamente atenta del momento presente, cualquier decisión que hayas de tomar, ya no resulta un dilema. Pues las emociones, y sensaciones que estas implican, es decir, sus consecuencias, es posible experimentarlas ahora. Si nos damos cuenta de ello, nos ayudará en la elección de aquella posibilidad que más bien nos hace, sin sentirnos culpables.

  1. El poder del Ahora nos ayuda a encontrar la tranquilidad y serenidad, nos ayuda a practicar la calma pues nos hace parar en este momento, y nos damos cuenta de que hay pensamientos que perturban y no se corresponden con ello así que intentaremos cambiarlos con nuestro comportamiento y parando podemos reflexionar sobre ello para tomar decisiones más acertadas con calma y sin sufrimiento. Eso nos ayudará en el trabajo, sobre todo en momentos en los que sufrimos estrés, o tenemos bajones por cualquier motivo externo a nosotras pero dejamos que nos influya.

¿Qué hay que hacer para desarrollar el poder de la presencia, o del ahora?

La respuesta es sencilla: empezar a practicar ahora mismo. Y por eso te dejo unos tips:

  1. Pon una alarma en tu teléfono varias veces al día. Y durante 2 ó 3 minutos, (no hace falta más), escucha a tu cuerpo; recorre mentalmente, como si de un escáner se tratara, cada una de sus partes, de arriba abajo o de abajo a arriba. No te sientas culpable o creas que estás perdiendo el tiempo, al contrario, esto te reactiva, es como recargarte de energía.
  2. Medita diariamente, practicando la atención plena que es una técnicas que te enseña a conectarte con el momento presente, y además supone otros muchos beneficios. Hay muchas meditaciones guiadas, unas más largas, otras menos que te permitirán iniciarte en esta vida
  3. Recurre a libros relacionados con este tema. Hay muchos, y quizá uno de los más conocidos es “EL Poder del Ahora”, de Eckhart Tolle,  que además es cortito, y relativamente fácil de leer.

Descubre los numerosos beneficios que tiene aplicar esta herramienta en tu trabajo, en tu vida, en tu día a día. Nos lleva a la felicidad, a la plenitud, a vivir cada segundo como si fuera el último; y por tanto, a aprovechar intensamente cada instante de nuestra existencia. Por eso, te animo a que empieces ya con ello, pues es un hábito de las personas altamente eficientes.

Por Susi Nieto, Coach profesional

Blog: Reinvéntate y aprende a desaprender

Página web: Susinieto.com

Publicidad
Publicidad