Post
anterior
Siguiente
Post

La Pereza, tu amiga o tu enemiga. 5 Tips para Alejarla

Susi Nieto Barrionuevo Reinventate , Decidete y Aprende a desaprender
6 Abr. 2018 1 comentario

blogs_image_post_detail

​Tomar  acción y ser consciente de lo que se quiere es la clave para obtener resultados. Las buenas intenciones, los deseos o las afirmaciones solo nos harán procrastinar  pues todo se queda en nuestro pensamiento como pendiente de hacer, nos provocará ruido mental y no nos dejará en paz, pues estarán ahí hasta que cerremos capítulo.

Todo tiene un principio y un final, pero depende de nosotros, empezar a tomar acción.

Las personas soñadoras están mirando al cielo e ilusionándose por lo que quisieran lograr, planean y se emocionan pensando que se sentiría lograrlo. Mientras que las personas que cumplen lo que se proponen, están muy ocupadas trabajando cada día para hacer realidad lo que han soñado.

¿ te quieres ver como la chica de la foto o por el contrario quieres seguir avanzando?

Hay que querer y empezar.Ponerse unas fechas o límites y comenzar, no hay que esperar al momento mejor, el momento es ahora.

Si te dedicas a hacer una pequeña acción casi imperceptible cada día para lograr tu propósito, te aseguro que a final de año, estarás llegando a la meta con éxito.

Si no haces lo que tienes que hacer, eso va a repercutir en tu calidad de vida.Tú tienes el tiempo en tus manos, sólo necesitas tomar acción cada día para cumplir tu meta.

Como sabes, ya hemos finalizado un trimestre, ¿Y qué has conseguido? ¿Te has parado a pensar y enumerar todo lo logrado en tus propósitos de este año?

Si no es así, tal vez la pereza te está controlando.

Si quieres cambiar tu vida de verdad, ¿a qué esperas para tomar esa decisión? ¿Qué te retiene? ¿Tal vez sea el cambio climático? ¿Tal vez la pereza? …Sabes que son excusas…

La pereza es la negligenciaasteniatedio o descuido en realizar actividades. Todos los seres vivos que se mueven, tienden a no malgastar energías si no hay un beneficio, que no tiene por qué ser seguro e inmediato: puede ser algo probable o que se obtendrá en un futuro

En el caso de los seres humanos (y otros animales), tenemos un cerebro muy grande y que consume mucha energía (20 % del total que necesita el cuerpo), tanto si se usa, como si no. No utilizarlo supone un desperdicio de energía. Para evitarlo, una sensación desagradable, el aburrimiento, evita dejar inactivo el cerebro y otra agradable, la curiosidad, mueve al individuo a buscar algún tipo de actividad interesante, aunque no haya una necesidad inmediata. Las actividades no tienen por qué ser puramente mentales; sirve cualquier actividad en la que intervenga el cerebro, desde leer hasta hacer deporte.

A las personas que evitan realizar cualquier actividad de las cuales el beneficio no sea al instante se les llama vagas, perezosas, holgazanas, gandules, haraganas, procrastinantes o dejadas. Las causas para tener dicha tendencia pueden ser variadas, desde mala alimentación o enfermedades o simplemente que las actividades que realizan no les resultan beneficiosas. 

Fuente de datos: Wikipedia.org

La pereza la sufrimos todos, es parte del ser humano, por ello te animo a cuidarte, a comer saludablemente, a realizar algún tipo de ejercicio,  para no caer en ello, por lo que es importante cuidar estas facetas, ya que si el problema viene de ahí, va a ser más complicado para ti, superar tu pereza.

Las excusas, el saboteo, la procrastinación son los aliados de la pereza, así que si quieres avanzar en  tu proyecto, meta u objetivo te muestro 5 tips para superarla  y recuperar tu energía:

1.- Céntrate en lo positivo:

Elimina tu diálogo interno y céntrate en el próximo paso. Pregúntate, ¿dónde te quedaste y que debes hacer ahora? Visualiza que ya lo tienes hecho y que te ha hecho falta para terminarlo.

Fíjate en todo lo positivo, que has tenido que hacer y superar para llegar hasta ahí. Ya sabes que el cerebro nos engaña, no dejes que te controle, tú sabes que puedes y tú energía e ilusión te lo ha permitido, pues hasta ahora has conseguido muchos objetivos en tu vida. ¡¡Este no iba a ser menos!!

Todo ello te motivará para dar esos pequeños pasos que te llevarán a tomar acción. Nada es aburrido, si lo tomas como un paso que hay que dar para llegar hasta dónde te has propuesto.

Enfócate en las ventajas que tienes al conseguirlo, anotándolas en un papel y leyéndolas siempre que lo necesites, inspírate en personas que también lo han logrado y modela sus comportamientos (vídeos o historias de youtube) aquí te dejo uno, a mi me inspira cada vez que lo escucho.

2.- Haz que sea Cómodo y Fácil:

Cuida el orden de los pasos a seguir: el ¿cómo y cuándo?, separar las acciones y revisarlas continuamente, son tres pasos básicos y fundamentales para un progreso exitoso.

¿Cómo y Cuándo? Jack Canfield En su libro, “Los principios del éxito”, describe este punto al explicar que debes aprender la diferencia entre lo que es una meta y lo que es una buena idea.

Digamos que necesitas un plan para mantener el orden de tu oficina y nunca encuentras el momento.

Sería una buena idea por ejemplo escribir que día y a qué hora te viene mejor empezar a organizar,  pero ¿cómo se traduce eso a una meta verdadera? ¡Fácil! Incluyendo la descripción de cómo y cuándo. Lo que la hace algo verdadero es añadir medidas de tiempo y los pasos necesarios para que pueda mantenerse como un elemento accionable.

Escrito como una meta, esa misma idea puede verse más como: “Organizar mi oficina a última hora cada día durante esta semana, cerrando el resto del trabajo media hora antes, de irme a casa empezando por el archivo de papeles, organizando cajones y dejando limpio el escritorio para trabajar en él”.

Asegúrate de que las metas incluyan el cómo y cuándo para que puedan sostenerse por sí mismas y no sólo como “buenas ideas”.

3.- Separa las acciones a realizar:

Si algunas de esas cosas que quieres hacer, son demasiado grandes, y lleva tanto tiempo hacerlas y tantas complicaciones, es normal que se te haga un mundo llevarlas a cabo, y finalmente acabes por procrastinar y no empezar nunca.

En nuestro ejemplo: Si hay muchos papeles por archivar y carpetas que reciclar, dedica tres tardes a ello, otra tarde a los cajones, otra al escritorio y estantes.

El caso es que cada día vayas avanzando un poco más, hasta que finalmente las termines casi sin darte cuenta.

Puedes motivarte premiándote por cada acción  que completes, Cuando llegues a casa, date un baño relajante o bien queda para tomar una copa con los amigos.  Así al pensar en ello te motivarás  en hacerla y terminarla

4.- Revisa las acciones y crea el  hábito:

Ahora toca lo difícil. Una vez conseguido el orden ahora toca mantenerlo.

Si todos los días dedicas 10 minutos en poner orden a tu oficina, (fijando siempre un cómo y cuándo), guardar los papeles en sus carpetas, limpiar el escritorio, etc. será coser y cantar.

Siempre se  mantendrá organizada y acabarás con el lio  mental que suponía llegar cada mañana y ver ese caos, que te desmotivaba. Ahora te sentirás más a gusto y productivo/a en tu lugar de trabajo, dónde puedes encontrar todo fácilmente sin perder tiempo y energía en buscar la información que necesitabas

Ello creará  un hábito y desarrollarlo hará que te lleve de forma automática a la acción y a tu éxito. Los hábitos son cosas que hacemos por costumbre, en automático y sin esfuerzo, como puede ser el acto de lavarse los dientes o mantener limpia y organizada tu oficina.

El hecho de tener hábitos te permitirá ahorrar un montón de energía y tiempo en las acciones necesarias para la consecución de tus metas, y por consiguiente, no te dará pereza hacerlas, seguirás motivado.

Cosas que pueden ayudarte a ponértelo cómodo: eliminar distracciones, rodearte de personas que te reten e inspiren a hacer lo que tienes que hacer, trabajar tu motivación y seguridad en ti misma/o.

También el compromiso público, si te comprometes con otras personas e incluso publicas tu compromiso, va a serte más difícil procrastinar, aunque sea para no quedar mal.

5.- Reposa:

Duerme y descansa lo necesario, todo lo que te pida tu mente y tu cuerpo dentro de unos límites, es fundamental llegar con energía para entrar en acción, con un buen estado anímico y poder rendir más y mejor. Pero descansa con cabeza y saludablemente.

watching tv

Esta chica tal vez se relaje viendo la tele, pero esta acción consume mucha energía, si quieres de verdad nutrirte y cargar pilas, descansa tu cabeza.Tu mente y cuerpo te lo agradecerán.

¿Y tú? ¿Cómo haces para vencer la pereza? Comparte conmigo tu experiencia, dudas e inquietudes aquí debajo en la zona de comentarios, prometo responder a todos.

Escribe ahora en los comentarios ¡estoy lista para hacer rendir mi tiempo y dejar la pereza atrás!

 

Cuando lo escribes, te comprometes mentalmente lo cual te ayuda poner en práctica alguna táctica cuanto antes.

Espero que una vez leídos estos 5 Tips, reflexiones sobre ello y organices o adecues una mejor organización en tu oficina, en casa, en tu bolso o en cualquier lugar que tengas que poner orden, olvidándote de la pereza y adquiriendo nuevos hábitos o retomar los perdidos.

Tus 24 horas pueden dar mucho de sí, si sabes sacarle provecho y te sientes satisfecha/o, por poco que hagas siempre avanzarás sin rendirte y las energías no se agotarán y podrás obtener abundancia extra con amor. Elimínala

Por Susi Nieto, Coach profesional

Blog: Reinvéntate y aprende a desaprender

Página web: Susinieto.com

Publicidad
Belén Moreano
Hola! Me ha gustado este post ya que los tips me parecen muy útiles... así que los voy aplicar! Graciaaas
Publicidad