PREVIOUS_POST

Por qué duele depilarse con cera y afeitadora el cuerpo

Daniela Fontaño Salud y Más
5 Jul 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hoy en día prácticamente toda la población practica algún tipo de depilación. Ya sea que se opte por alguna zona en específica de nuestro cuerpo o, por el contrario, se decida por hacerlo en todo su conjunto, rasurarse es una pauta obligada tanto para hombres como mujeres. Sin embargo, a veces sentidos incomodidad cuando llevamos a cabo ese proceso. 

Existen muchos tipos de alternativas para hacer este proceso; ya sea que se opte por la cera o por las tradicionales máquinas de afeitar desechables, el dolor siempre están presentes en cada uno de estos. Sin embargo, debes saber que existen métodos o prácticas que pueden hacer reducir a un mínimo estas molestias. De esto y mucho más te informarás si continúas leyendo.

¿Por qué duele depilarse con cera ?

Quizás no exista una alternativa más conocida y practicada a nivel mundial que la cera para depilar (ya sea en cualquiera de sus variantes: fría, tibia y caliente) ya que, a diferencia de los demás métodos, esta elimina los vellos desde la raíz e impide que estos vuelvan a crecer hasta pasadas varias semanas. Sin embargo, y lo que origina varias quejas de los que la utilizan, son los intensos episodios de dolor que origina su uso.

Debido a ello, son muchos los que han optado por utilizar otras alternativas para depilarse que, si bien logran eliminar los vellos no deseados, no otorgan los mismos beneficios que el mencionado método. Estas dolencias se originan, en la mayoría de las veces, por el mal uso de este producto. Algunos de los motivos por los que se pueden presentar cuadros de dolor al depilarse con cera son:

- Cera muy caliente: es posible que se presenten dolencias en la piel si la cera no se ha dejado reposar por el tiempo indicado. De hecho, la mayoría de los que afirman experimentar dolor con esta alternativa es con la variante de cera caliente. Si bien es cierto que si esta está caliente elimina los vellos con mayor eficacia, es necesario que se deje reposar para que no se originen quemaduras en la epidermis.

- Vellos muy altos: por otra parte, unos de los motivos más comunes por lo que sucede esta incomodidad es que no se rebajan los vellos antes de aplicar la cera. Este paso es muy importante ya que, a diferencia de otros métodos como las máquinas eléctricas, la cera funciona con más eficacia si los vellos están considerablemente cortos; de esta forma, los componentes de dolor son casi nulos. Debido a ello, debes rebajarlos con una tijera para evitar estas incomodidades.

- Mal ángulo: como sabes, la cera debe retirarse con un ángulo preciso para fomentar que los vellos salgan tanto con más rapidez, como desde la raíz. Por ello, si no se hace en el ángulo adecuado, estos dos aspectos no se llevarán a cabo, lo que originaría que se produzca incomodidad, irritación y, por supuesto, dolor al retirarla.

- Tirar muy despacio: de igual forma, al retirar la cera se recomienda hacerlo con un movimiento rápido y en seco para minimizar el dolor en la piel. Si no se hace de esta forma, y en cambio se hace de manera lenta y pasiva, el cuerpo reaccionará de forma más aguda y atenta ante las variaciones en la superficie de la piel.

¿Por qué duele al rasurarse con afeitadoras?

El segundo método más utilizado por las personas para depilarse son las famosas máquinas de afeitar. Están resultan particularmente efectivas y económicas para eliminar el vello y dejarlo a ras de piel. Por este motivo, casi la mayoría de la población posee una entre sus productos de higiene y las usa con mucha regularidad. Pero hay un motivo que a más de uno le ha causado incomodidad a la hora de utilizarlas y es dolor tanto cuando se rasura, como después de ello.

Al igual que en caso anterior, en la mayoría de los casos la razón es muy sencilla: se realiza de manera inadecuada el proceso de depilación. Por este motivo, a continuación, te reseñamos las posibles causas por las cuales se puede presentar el dolor cuando se usa esta alternativa. Presta cuidadosa atención:

- Poca hidratación: primero que nada, para garantizar una rasurada perfecta es necesario que toda el área que se vaya a depilar se encuentre debidamente hidratada. Esto no solo para garantizar que la máquina se deslice con mayor facilidad, sino para que también los vellos cedan sin ningún tipo de inconveniente debido a la activación que se realiza en los folículos de estos cuando entran al contacto con algún líquido.

- Máquina obsoleta: de igual forma, si la máquina no se encuentra en óptimas condiciones o ha sido utilizada en otra área de nuestro cuerpo, casi con total seguridad se experimentará cuadros de dolor. Por ello, es necesario que compres una nueva para depilar alguna zona de tu cuerpo y, además de estos, tengas una para cada zona para que no se produzca la molestia irritación.

- Nula exfoliación: además de esto, también es necesario que se realice una exfoliación tanto antes como después de depilarse. Esto garantizará que los vellos cedan con mayor facilidad y la zona se adormezca para que la afeitadora se deslice con regularidad. Adquiere uno con alto contenido de pH para que favorezca aún más a la superficie de tu piel.

- Mal ángulo: por otra parte, y al igual que en el caso anterior, si se lleva a cabo la depilación con un mal ángulo es inminente que se producirá una incomodidad en toda la zona. Debido a ello, lo ideal es que se rasure con un ángulo de 45 grados con respecto a la piel.

Para finalizar, lo ideal es que vayas analizando el depilado y evalúes la zona a cada paso para que midas su progreso. Si el área presenta algún tipo de irritación o de dolor es que algo estás haciendo mal. Hidrata el área y evalúa alguno de los demás aspectos que te hemos reseñado para que, de esta manera, logres llevar a cabo una depilación satisfactoria. Si deseas más información puedes visitar una web especializada en el tema de depilación https://como-depilarse.com/ alli enseñan todos los tratamientos y como deben ser aplicados.

Publicidad
Publicidad