NEXT_POST

Un recuerdo inolvidable de tu bebé

Tere García Pateando Barcelona
5 May 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando tienes un hijo, quieres enseñárselo a todo el mundo. No importa si es el primero o has pasado por la experiencia de ser madre muchas veces. Traer una vida al mundo es algo de lo que sentirse orgullosa, y por eso lo muestras como un nuevo triunfo personal. Los reportajes fotográficos de bebés se han puesto muy de moda, tal vez justo por esto que estoy contando: la necesidad de mostrar a amigos y familiares esta nueva criatura que ahora forma parte de nuestra existencia. Y quiero hablaros de mi propia experiencia en esto de los reportajes de bebés.

La mejor manera de revivir sus primeros días

Nada más salir del hospital, y antes de que mi hijo empezara a estar despierto, me dijeron que era el mejor momento para hacer el reportaje. Y desde luego que es así, porque en cuanto el niño tiene 10 o 12 días es imposible conseguir que mantenga la postura que buscamos en la foto. Las fotos de recién nacidos que vemos en postales y pósteres se hacen durante ese tiempo. Es cuando se les puede vestir de animalillos, colocar sobre una cesta y fotografiar en posturas tiernas y divertidas, según sea el tipo de imagen que quieras guardar. Yo quería tener un poco de todo, así que las hicimos con diferentes disfraces y escenarios. ¡Quedan geniales!

Cuando han pasado unos meses y miras esas primeras fotos, recuerdas cómo fue la sesión y empiezas a sonreír como lo hacías mientras veías cómo se desarrollaba la sesión. Claro está, lo ideal es haberlas hecho en un estudio profesional, como comentan en este blog.

Una experiencia muy gratificante

Es evidente que para ser fotógrafa de bebés hace falta algo especial. Te tienen que gustar los niños, evidentemente. Pero además tienes que saber captar la imagen de una manera que es difícil de explicar. Tienes que estar presente en una sesión para ver cómo trabaja. Yo hablo de Cris, la fotógrafa que se encargó de que todo saliera a pedir de boca, pero estoy convencida de que Gala y Esther, que trabajan con niños algo más mayores, aunque hacen también fotos de recién nacidos cuando tienen muchos encargos, disfrutan igual con cada reportaje. Y eso sin duda se nota en el resultado. Eché un vistazo a algunas de las fotos que tienen en el estudio, y todos los bebés tienen un brillo especial en la mirada, reflejo de que saben muy bien lo que hace falta para conseguir algo que muchas veces es imposible.

Los reportajes newborn, cada vez más de moda

La verdad es que al principio pensé que era una de esas modas que vienen de fuera y que aquí no tienen futuro. Pero tengo que reconocer que estaba totalmente equivocada. Por su profesionalidad, los resultados obtenidos y sobre todo lo bien que te hacen sentir, estoy convencida de que cada vez habrá más sesiones fotográficas de este tipo. Sinceramente, si estás a punto de tener un hijo, no te pierdas la oportunidad de inmortalizar recuerdos porque te vas a arrepentir. Y si quieres ver ejemplos de lo que te digo, echa un vistazo a este vídeo de fotos de recién nacidos. ¡Seguro que después estás deseando tener las tuyas!

Cómo es un reportaje fotográfico de bebés en 274km

Solo puedo hablar de mi experiencia, así que me voy a centrar en cómo fue el reportaje con las chicas de 274km.

Lo primero que hice fue avisar al estudio en cuanto salí de cuentas, para que todo estuviera listo los primeros días de vida. Como ya he comentado, hay que hacer estas fotografías mientras aún está dormido el bebé, porque luego es imposible mantener la postura. Me lo habían dicho antes y habían insistido mucho, así que decidí hacer caso. Al fin y al cabo, lo mejor es que los profesionales digan cómo actuar.

Cuando llegamos al estudio, todo estaba listo. Los disfraces y los fondos para que combinasen lo mejor posible. Cris me estuvo orientando en todo momento y se encargó de hacernos sentir muy bien. El resultado se nota en las fotos, que son dignas de portada de revista.

La sesión dura lo justo. No se hace larga y te sientes tan a gusto que incluso diría que puede durar un poco más. Cuando se acaba vuelves a casa y estás deseando ver cómo ha quedado todo. El resultado no puede ser mejor, con una calidad a la altura de las expectativas.

Bebés divertidos para regalar a los abuelos

La experiencia me gustó tanto, que estoy preparando un nuevo reportaje fotográfico, esta vez algo distinto. ¡Y es que crece tan deprisa! Además, como los abuelos están deseando tener un recuerdo, así que aprovecharé para darles alguna de las fotografías y que puedan enseñar orgullosos lo guapo que se está poniendo su nietecito. ?

En fin. Espero que os haya parecido interesante. Nos vemos en los blogs de Womenalia.

Publicidad
Publicidad