PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tiempo de invierno.

Julia Benito Panorama desde la silla
19 Dec 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

No se me ocurre nada más para estas fechas, y para todas aquellas reuniones familiares o con compañeros, amigos, que generan, que hacer esas reflexiones que también debemos hacer para todo el año.

Celebrar no es gastar, de la comida lo más importante son los comensales, reunirse es compartir.

Cada año se vuelven a repetir, en esos mensajes de publicidad, una idea que parecemos olvidar y que quiero ahora recopilar de algunos de esos vídeos.

En uno de ellos, unos niños, en una pequeña recreación en las que se les hacen preguntas sobre sus cartas a los Reyes magos, expresan que, lo más importante, más que los regalos, es compartir tiempo con los padres, u otro sobré qué regalar, y, cuándo nos dicen que ésta puede ser la última navidad, decidir que los regalos, los objetos, los viajes, dan igual. Lo importante, es pasar tiempo con ese familiar que puede que ya no esté el próximo año.

 Vivir como si no fuéramos eternos, dar la importancia a las personas y no a las cosas.

Por supuesto no olvidar, que los demás, los que no tienen las mismas oportunidades o no viven en los países ricos, ni tienen los mismos derechos, son tan humanos como nosotros y no debemos olvidarlos.

Si esta época puede significar algo, es la de volver a ser niños, vernos como personas dependientes, buscar la compañía de los que están solos.

Compartimos el mundo en este planeta, nuestra casa es la misma tierra en la que todos somos vecinos.

En un trabajo puede haber rencillas, rencores, injusticas seguramente, pero si decidimos ir ,debemos dejar eso a un lado ,acercarnos con humildad y pensar en lo bueno, en lo que tenemos en común, en lo que nos une a esa empresa  y que juntos debemos mejorar. Demos una oportunidad a unos de defenderse, a otros de colaborar.

Si hay una fecha en la que pensar en el fin, y en la posibilidad de estar a tiempo todavía, es la de las fiestas navideñas.

He recuperado un video del 2005 en los que en la cena familiar, NOCHE DE PAZ ?   se origina una pelea por los colores de las bolas del árbol, lo que representa el belén,  entre dos personas de diferente ideología ,y ,al final, el mensaje que es el que debemos tener, por lo menos ahora, que es un tiempo de tregua hasta en las guerras : Ya habrá tiempo de peleas, de debates,  de discrepancias, HAY COSAS MÁS IMPORTANTES QUE  TENER RAZÓN.

No seamos tan absurdos de arrepentirnos cuando sea tarde. Y no olvidar, claro, nuestros buenos propósitos por un mundo más justo, más equitativo, más distributivo, más sostenible para todos, más cercano, en fin de llegar a ser humano.

Podemos adornar casas y calles, podemos estar desnudos a la intemperie, dar el significado que queramos a este cambio de estación ,  creer en unas fiestas distintas, pero este cambio de ciclo, este paso simbólico al invierno, en nuestro mundo metafórico, significa también la oportunidad de una reflexión sobre cómo  y para qué vivimos. Cada uno que saque sus propias conclusiones. Buen año.

Publicidad
Publicidad