PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Modelos sociales

Julia Benito Panorama desde la silla
10 Jul 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

MODELOS SOCIALES.

Si nos fijamos en la idea de triunfo y felicidad , y en los modelos sociales actuales: los políticos, deportistas e, incluso personajes anónimos a los que le toca la lotería y llegan,por tanto,a la situación de millonarios.Parece ser que en nuestro mundo, los intereses y aspiraciones personales son vivir como suponemos viven los más ricos.

El si yo fuera rico…describe una de las máximas aspiraciones sociales de cualquier clase y profesión. Y la felicidad está íntimamente ligada a ella.

La prensa, los medios de comunicación, el cine, las conversaciones habituales, no digamos uno de los últimos anuncios de la lotería, nos indican cuáles son esos deseos íntimos humanos, los ejemplos en los que nos basamos.Y en eso educamos, y permitimos y consentimos a los que actúan con eses criterio. Lo entendemos, es lo que haríamos nosotros en su lugar, y el que no lo haga, tonto es.

De tal forma que eso que se sigue diciendo a lo largo de generaciones, la pérdida de valores, o de aquellos valores solidarios que se suponen debemos todos potenciar en sociedad, se convierte en evidencia.

La tecnología se suma a esto, al tener que estar siempre actualizándose por lo rápido que avanza ,pero no sólo.Si queremos no perder el tren ,tenemos que hacernos con los últimos ordenadores,móviles,televisiones… Las vacaciones, y todas las formas aspiracionales de la clase media ,se van imbuyendo de las vidas y costumbres de los más afortunados. Sí, fortuna también tiene esa acepción.

Ganar más dinero, aún  a costa de la explotación de otros seres humanos, de la tierra,de la pobreza, debería dejar de ser un valor.

Nos merecemos ser guapos, ricos y felices, porque lo valemos. Necesitamos casas enormes, más de una a ser posible, vacaciones de lujo o de experiencias, productos que colabores con todo esto. La mejor educación para nuestros hijos, estudios en universidades privadas y aprendizaje de idiomas, para que puedan optar a aquellos puestos reservados para la élite.

Antes desconocíamos muchas de esas experiencias, ahora ya són públicas. El deporte pertenecía en un primer momento a las clases adineradas, como forma de entretenimiento, luego llegó a las clases bajas como forma de vida, así como el arte, en todas sus manifestaciones, los viajes ,etc.

Son nuestro modelo, una especie de vanguardia que se adelanta a lo que los demás queremos ser con su modo de vida y comportamiento.

Hasta que llega el estado del bienestar, las  clases sociales apenas tenían contacto fuera de los roles de   sirviente y servidor.Pero aquí hay una diferencia, distinguimos las necesidades, los derechos, frente a los privilegios , y se pone al alcance de todos, de forma universal, los elementos que componen el aseguramiento de la subsistencia, el cuidado del cuerpo, el acceso a la cultura, la educación como forma de acceso a la profesión y el oficio ,las políticas de vivienda o aquellas más generales de nuestro entorno ecológico.

Sin embargo aquellos valores de los privilegiados, parecen haber permanecido en nuestro subconsciente colectivo, porque, y más en épocas de crisis, nos ceñimos al sálvese el que pueda,Y revivimos aquellas conductas amplificadas y elevadas al cubo. Con lo cual, nunca profundizamos en lo que nos hace verdaderamente humanos, evitando el trabajo esclavo y mejorando las condiciones laborales?, no haciendo del trabajo esclavo la bse social en la que se apoyan los más aptos, los más listos, los que quieren sobrevivir por encima de los demás. Los elegidos. Para LA GLORIA.Puede ser el momento de pensar en la autorealización personal,en la empatía,de recordar que somos seres sociales y nuestros modelos deben de estar de acuerdo con dichos valores.Revisitemos la pirámide de Maslow.

Publicidad
Publicidad