El uso de la crioterapia en estética

dlopez lopez Mundo Estética
8 Oct 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Aunque te pueda parecer una técnica de ciencia ficción, lo cierto es que no estamos ante algo inédito en el sector de la dermatología, parecía una técnica caída en desuso, sin embargo en los últimos tiempos,ha despertado un enorme interés debido a sus resultados  en la lucha contra las arrugas y el envejecimiento de la piel.

Para realizar la crioterapia se pueden usar varios métodos.

Hay varias técnicas para aplicar frío a la piel. Entre las más habituales utilizadas por los profesionales de la estética son las siguientes:

Dióxido de carbono: Coloquialmente conocido como hielo seco o nieve carbónica. El uso de hielo seco en estética no es algo que sea muy conocido. Para su utilización hay que emplear un aplicador que contiene el CO2 a - 78º C mezclado con acetona.

DMEP: Este sistema utiliza un aplicador tipo aerosol. Estamos hablando de un sistema que alcanza una temperatura de - 157º C . Dentro del aerosol hay una mezcla formada por dimetil éter y propano que sale en forma de espuma que se aplica sobre la lesión durante alrededor de unos 25 segundos.

Nitrógeno líquido: Con esta técnica se alcanzan temperaturas de -197 °C, por lo que no se aplica de forma directa sobre la piel. Mediante un microspray o una criosonda que durante unos segundos se aplica sobre la lesión cutánea. El tiempo de aplicación depende de varios factores como pueden ser el diámetro que tenga la lesión o el nivel de profundidad que se desee lograr.

El frío como aliado contra las imperfecciones de la piel.

Con el uso de la crioterapia, mediante una serie de técnicas para descender de inmediato la temperatura en una zona determinada del cuerpo se provocan una serie de efectos, como por ejemplo,contracciones en la musculatura y la vasoconstricción instantánea de los vasos sanguíneos más próximos a la piel y una minoración del volumen que da, a primer aspecto, un adelgazamiento del tejido.

La crioterapia admite diferentes métodos de aplicación.

Los métodos más usados normalmente en este tipo de terapias pueden ser masajes con hielo, la aplicación de compresas frías y uso de aerosoles que contengan algún tipo de sustancia que pueda ocasionar frío. Este frío hace que se produzca un efecto tensor en la piel ya que estimula y favorece las fibras de elastina se contraigan y por eso, esta técnica es eficaz para varios propósitos como reducir la grasa  en glúteos y abdomen,quitar verrugas, tratar la celulitis o para combatir la flaccidez.

Comienza así todo un proceso natural para regular nuestra temperatura de nuevo.

El frío extremo sobre nuestra piel, hace que nuestro organismo reaccione activando una serie de mecanismos con el objetivo de que se compense la temperatura en  la zona afectada. A partir de aquí, empiezan una serie de procesos que son llevados a cabo por nuestro cuerpo de forma natural.

La microcirculación se activa.

Aumenta la temperatura de la zona.

Glúcidos y grasas aumentan su metabolismo.

Aumenta la velocidad de supresión veloz de las toxinas.

Aumenta el consumo de calorías.

Este tipo de tratamientos tienen por el contrario una serie de contrapartidas como son que tras la aplicación del tratamiento pueden aparecer una serie de efectos secundarios como son la insensibilidad o adormecimiento de la zona tratada, también puede aparecer hinchazón. En ciertos casos, se pueden llegar a aplicar antiinflamatorios a nivel tópico u oral.

Es necesario que sepas que pese a que estos métodos son muy eficientes suponen una solución total del problema a tratar. Es decir, que no van a terminar de una manera total con la celulitis ni con toda la grasa, pero sí que suponen  una solución a gran parte de ella.

¿ES EFICAZ LA CRIOTERAPIA FACIAL A LA HORA DE DISIMULAR LAS ARRUGAS?

Siempre que la arruga se encuentre en una zona pequeña y bien localizada, si aplicamos directamente el tratamiento sobre la zona afectada, provocaremos un microedema interno, que será capaz de estirarnos esa parte de la piel, haciendo que se alise la superficie cutánea con lo que se mitigarán las marcas o arrugas que vayamos encontrando a nuestro paso. Aunque sus resultados son sorprendentes, tienes que saber que los tratamientos de crioterapia facial no son para siempre y la duración de sus resultados dependen del grado que alcance el microedema. Por eso se aplican varias sesiones, por lo que es normal que no veas resultados claros hasta que no pase un tiempo, así que si eres una persona impaciente, no te preocupes si no ves los resultados prometidos en un corto espacio de tiempo. Estamos ante una técnica que es lo más parecido que hay al estiramiento facial, con la ventaja de no ser tan agresiva. Esta es la razón por la que a día de hoy,se ha convertido en una alternativa a la cirugía.

 
Publicidad
Publicidad