NEXT_POST

Dolor estomacal

Alejandro Castro Mundialmente saludables
5 Jan 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¡Que molesto que es un dolor de estómago! Te doblas, te aprietas la barriga, te acomodas y reacomodas en tu silla y no sabes que hacer para calmar esa sensación. Esta clase de molestia difiere mucho entre persona y persona; la intensidad del dolor depende de la patología que lo originó o de la sensibilidad ante los estímulos que lo desencadenan. Entre los síntomas asociados a esta clase de dolencia se incluyen calambres, hinchazón, gases, acidez, náuseas, distensión abdominal y falta de apetito, entre otros.

A veces los síntomas vienen después de las comidas o por tener el estómago vacío, lo que podría servir para identificar la patología asociada, aunque estos síntomas no siempre significan una alteración de los órganos que forman el aparato digestivo ya que podría tratarse de  circunstancias tan determinadas como una abundante comida o por motivos inorgánicos que no son fácilmente identificables como el estrés o la ansiedad. Y es que, de acuerdo con http://www.eluniversal.com/, el estómago, al igual que la garganta y la piel, es muy vulnerable a la segregación de cierta clase de sustancias que produce el estrés.

La comida que normalmente consumimos también puede ser la responsable de ese incómodo dolor de estómago. El exceso de grasa cobra factura, y es ahí cuando empezamos a notar como el malestar va teniendo lugar. Igualmente, las comidas picantes pueden generar esta reacción estomacal. En las mujeres, el dolor de estómago puede ser provocado por sus ciclos menstruales, lo que hace que el dolor abdominal se presente todavía con mayor intensidad. Otros desencadenantes pueden ser:

Indigestión

Es lo que más genera el dolor de estómago; generalmente se da por  ingerir mucha comida, por mezclar platos incompatibles o por intolerancias alimentarias, entre otras razones. La indigestión usualmente no representa mayores problemas y sus síntomas se van al cabo de pocos días.

Intoxicación alimentaria

Esto es cuando comemos alimentos en mal estado o contaminados. Las bacterias halladas en los alimentos en descomposición pueden producir gastritis (en caso de que sea el estómago el único que resulta afectado), o gastroenteritis (si el intestino también se ve perjudicado. En tal caso se va a producir, aparte del dolor estomacal, diarrea y vómitos). El tratamiento para estas situaciones involucra fármacos antivirales o antibióticos, todo según el origen vírico o bacteriano de la infección. Ante los casos más graves se hace preciso la administración de antivomitivos vía intravenosa y suero reconstituyente.

Sobre peso y Obesidad

Quizás resulte extraño que estas afecciones originen un dolor estomacal, pero así es. El tejido adiposo puede ampliarse hasta las zonas periféricas del aparato digestivo, comprimiendo de esta manera los órganos y haciendo más difícil su buen funcionamiento. Acidez y ardores estomacales son típicos de personas que tienen que lidiar con el exceso de kilos.

Úlcera de estómago

 Los dolores en estos casos son, en la mayoría de los casos,  agudos y constantes que se agudizan en relación a la afectación de los tejidos. Si hay presencia de vómitos o deposiciones con sangre se requiere de atención inmediata. Generalmente las úlceras estomacales son provocadas por una infección de la bacteria Helicobacter Pylori.

Algunos remedios caseros para el dolor de estómago

Quizás ya conozcas algunos de los remedios que te presento a continuación. Son preparaciones caseras que te ayudarán a encontrar alivio en medio de tu malestar. No dudes en consultar con tu médico si el dolor reúne algunas de las características que mencionamos más arriba.

Té de manzanilla

La manzanilla ayuda a relajar el estómago, sobre todo cuando se trata de la “boca” del estómago. Esta preparación reduce la inflamación de las membranas mucosas y los espasmos musculares.

Caldo de pollo

El remedio de las abuelas por excelencia, recuerda quitar la grasa del pollo. Este caldo se toma tres horas después de experimentar los problemas estomacales. Añade limón para terminar de  eliminar la grasa.

Compresa caliente en el abdomen

Para el dolor abdominal coloca una compresa en el área adolorida, déjala por unos  15 minutos y si ves que el dolor persiste  repite el procedimiento.  La compresa ayuda a relajar las contracciones estomacales y los músculos.  

Bicarbonato de Sodio

Este remedio es un antiácido natural que neutraliza los ácidos que se encuentran en el tracto digestivo, además ayuda a equilibrar la mucosa que recubre nuestro estómago. Toma medio vaso de agua y agrega zumo de limón, luego añade una cucharadita de bicarbonato de sodio. Toma esta preparación cada vez que sientas ardor intenso.

Publicidad
Publicidad