PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Aprende a diferenciar un pescado fresco de uno pasado

Sofia Lopez Mujeres emprendedoras Finanzas y Economía Mexico
8 Apr 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Una de las tradiciones más comunes en nuestro país es la de comer pescados y mariscos durante la temporada de cuaresma. Pero pocos saben comprar realmente pescado pues hay puntos a los que deben de prestar atención para garantizar la frescura del pescado a comprar.

  • La piel: Primero debes asegurarte que la piel brille con su característico tono metálico. Esta debe ser elástica y permanecer adherida a la carne pues de lo contrario, si esta luce dura o seca es que el pescado no está fresco, ya pasó mucho tiempo desde que se pescó.
  • Las escamas: También debes de fijarte en las escamas ya que estas deben brillantes, húmedas y prácticamente intactas, adheridas al pescado. Si ves que estas se han caído o que se desprenden con facilidad es mejor que no compres ese pescado pues es muy probable que ya esté pasado.
  • Ojos: Los ojos son otro punto importante a considerar pues si estos no lucen vivos, brillosos y un tanto cristalinos es mejor que no lo compres. Comer un pescado con ojos turbios u opacos puede hacer que te enfermes y eso significaría pedir préstamos personales urgentes para pagar gastos hospitalarios, además claro, de ver afectada tu salud.
  • Branquias: Las branquias del pescado deben brillar en color rosado  pues esto es reflejo de que la sangre aún sigue oxigenada lo que se traduce en un pescado fresco. También debes verificar que las branquias estén húmedas pues esto refleja el tiempo que tardó el pescado en pasar del mar a la tienda.
  • Firmeza: Toma al pescado con tus manos y verifica si este está firme, si no pierde su forma o si no se siente aguado. La firmeza es un reflejo de la frescura del pescado, si este está aguado quizás ya esté pasado.

Comprar pescado fresco y de calidad es algo que debes de tener siempre en mente pues aquél pescado que ya está pasado puede ser un foco de enfermedades e infecciones bastante graves, desde virus y bacterias hasta parásitos, por lo que tu salud dependerá en cierta medida de la frescura del pescado y su cocción.

Publicidad
Publicidad