PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Huesos sanos bajos el sol

Mar Bueno del Romo Píldoras para despertar la diosa que hay en ti
11 Mar 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

 

              HUESOS SANOS BAJO EL SOL

  Ya estamos entrando en la primavera, los días son más largos y tenemos más horas de sol.
  Tomar el sol nos va bien  para mantener nuestra salud tanto física como mental,  pues los rayos           ultravioletas son necesarios para que el cuerpo fabrique la vitamina D. 
  La vitamina D es una hormona que interviene en la absorción del calcio por nuestros huesos y por tanto   
mantener los niveles adecuados de ella es un factor importante para la prevención de la osteoporosis.
  Sin embargo, no sólo nos beneficia en este aspecto, pues la esta vitamina también:
      • Ayuda al descenso de la hipertensión arterial en caso de hipertensión.
      • Frena el avance de osteoartritis
      • Disminuye la incidencia de esclerosis múltiple
      • Previene algunos tipos de cáncer: mama, ovarios, próstata y colorrectal.
  Nuestro cuerpo está diseñado para elevar los niveles de vitamina D y producir la necesaria para nuestra      salud a partir de la luz solar.
  Podemos aprovechar estos meses de primavera para pasear y exponer al sol nuestro cuerpo.
  Parece que una exposición durante veinte minutos de tres a cinco veces a la semana, nos puede ayudar a obtener la vitamina D necesaria para mantener una óptima salud ósea. Aunque a medida que vamos cumpliendo años, el cuerpo es menos eficaz para fabricarla y quizá necesitemos más tiempo.
Cuanto más sea la superficie de piel que se exponga al sol, mayores serán los beneficios. Y además no hay riesgo de toxicidad, algo que sí puede ocurrir con los suplementos, pues la inteligencia de nuestro organismo hace que se produzca la cantidad necesaria, ni más ni menos.
Desde luego hay que tomar algunas precauciones para evitar dañar nuestra piel y prevenir cánceres de piel.
Las mejores horas son a primera hora de la mañana o al atardecer, cuando todavía hay sol y el riesgo de sobrexposición es mínimo, evitando por supuesto las horas del mediodía. De hecho la exposición a la luz ultravioleta que te produce enrojecimiento en la piel no mejora el nivel de vitamina D.
Es necesario pues extremar las precauciones. Proteger la piel con crema solar y consumir antioxidantes como la vitamina E, vitamina C y betacarotenos que protegen nuestra piel de los efectos dañinos del sol.
En caso de no poder exponerse suficientemente al sol, puede ser conveniente tomar suplementos. Para ello, lo mejor es chequear con tu médico los niveles que tienes y tomar la cantidad que necesites.
La verdad, es que es muy difícil obtenerla a partir de los alimentos, aunque algunas fuentes ricas en ella son el hígado, el aceite de hígado de bacalao y la yema de huevo.
Concluyendo, la vitamina D es necesaria para conservar nuestros huesos sanos, lo que es fundamental sobre todo en esta etapa de la menopausia. 
Y además tomar el sol nos ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario y nuestro estado de ánimo.
Y sabiendo todo esto, ¿qué tal si nos proponemos introducir el nuevo hábito de caminar al menos media hora al día al bajo la luz del sol?.
Será un pequeño cambio que te reportará múltiples beneficios. Comienza hoy y comprométete a hacerlo al menos durante el próximo mes, te aseguro que luego formará parte de tu rutina y tu energía vital mejorará considerablemente.
 
 
Puedes inscribirte al programa MENOPAUSIA CONSCIENTE para aprender herramientas de kundalini yoga y dinámicas que te ayuden a vivir esta etapa en plenitud.
La próxima sesión será el VIERNES 15 DE MARZO A LAS 19:00 
Lugar: Terapias y más 
Avda. Dcotor García Tapia, 114 2º B (Madrid)
 
 
 
Publicidad
Publicidad