Cómo el deporte ha empoderado la figura de la mujer

Ruth V. Mujeres deportistas
25 Apr 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La conciencia social actual está experimentando un cambio. Un avance que debe ir a más y ajustarse con mayor precisión a lo que se entiende como  feminismo. Dicho esto, está claro que el ambiente de hoy no es el mismo que el que se reflejaba años atrás, y que el cambio ha ido a mejor. Una de las actividades más hábiles que han permitido dar una mayor visibilidad a todo el trabajo y el esfuerzo femenino recae en el deporte. Sí, el deporte a su más alto nivel y en su visión más aficionada.

La figura de la mujer en el deporte ha crecido de forma exponencial y esto es algo que el público, tanto femenino como masculino, ha sabido apreciar. Un cambio de paradigma que ha permitido que las Ligas, como las de fútbol profesional, abran el debate sobre los derechos de imagen, la retransmisión de partidos o la equiparación de salarios y nivel.

Ejemplo de superación

Contamos con una gran cantidad de ejemplos de superación de deportistas que lo han dado todo para abrir camino en sus respectivas disciplinas deportivas y que sirvan de ejemplo para las niñas y las más jóvenes. Garbiñe Muguruza, Vero Boquete, Conchita, Amaya Valdemoro, Mireia Belmonte, Teresa Perales, Sandra Sánchez, Carolina Marín… la lista podría continuar y continuar.

Son simplemente el resultado del esfuerzo. Un esfuerzo doble, o triple, dadas las dificultades que encuentra una mujer para destacar en este campo.

Cambio de mentalidad

Esto ha provocado un cambio de mentalidad. Tanto de personas que empiezan a visionar partidos o disciplinas deportivas copadas por mujeres, como en los propios deportes mixtos que combinan en mismos equipos a mujeres y hombres. Uno claro ejemplo de ello son los torneos de pádel mixtos. Un deporte de moda y con una gran masa social y de deportistas, y que permite disputar en un mismo nivel torneos y partidos donde competimos hombres y mujeres.

La inclusión en el deporte esta cada vez más cerca, y en gran parte se lo debemos a todas las mujeres que han alcanzado sus objetivos en su carrera profesional en del deporte, y a todas ellas que hemos abrazado el deporte como forma de ocio y competición global.

Publicidad
Publicidad