PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Perdí las llaves, Otra vez

Andrea Casabella Mujeres al frente
16 Oct 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Con el ritmo de vida actual, es muy común hacer las actividades cotidianas a las apuradas y no tomarse el tiempo para pensarlas y registrarlas. Registrarlas en nuestra memoria, claro, porque ¿cuántas veces nos damos con qué no tenemos idea de dónde dejamos las llaves?, ¿o el celular? Y entramos en crisis pensando que las perdimos definitivamente y ya nunca más las veremos.

Esto sucede porque a esas acciones tan repetitivas las hacemos mecánicamente. El tema es que difícilmente cambiaremos nuestros hábitos para pensarlas y llevarlas a cabo con más tiempo, pero podemos armar una estrategia que nos permita encontrarlas rápidamente cuando no sabemos dónde han ido a parar.

Ahora, ¿qué hacer si ya perdiste las llaves? El viejo truco de volver sobre nuestros pasos es el más adecuado. Recordar la última vez que las usaste, el camino hecho desde que abriste la puerta, a qué cuarto fuiste, revisar carteras y bolsillos. Siendo minucioso, encontrarás las llaves hasta en el lugar menos pensado.

Luego, hay que pensar cómo prevenirlo. Un consejo de oro: seleccioná un llavero para colgar o un recipiente que te guste para poner allí las llaves. Elegí donde vas a ubicarlo en función del recorrido que hagas habitualmente, cuanto más cómodo te quede, lo harás sin pensarlo y siempre estarán a tu alcance.

Sin embargo los imprevistos suceden. Puede ocurrir que las llaves no aparezcan por ningún lado, no tengas un juego extra y necesites marcharte. Un cerrajero en Córdoba puede salvarte en la urgencia, pero no es una solución para todos los días. Por eso, te acerco un consejo de yapa: si tenés niños, mantené las llaves fuera de su alcance. Pueden sentir mucha curiosidad por jugar con ellas (a veces hasta los adultos nos entretenemos) pero es casi una receta infalible para que vayan a parar atrás de la puerta, abajo del sillón o al baño. Aparecerán en algún momento pero quizás ya hayas renovado la cerradura.

 
Publicidad
Publicidad