PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo escribir una carta de poder legal Sin desesperarse

Anais Andrade Silva mujer10
24 Dec 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Como usted sabe, si tiene problemas para hacer valer sus derechos, puede acudir a un abogado; el problema, sin embargo, es que los abogados cuestan dinero y, a menudo, sólo necesitaría un poco de ayuda o, como mucho, una carta de poder notarial para decirle a la otra parte que respete lo que es suyo o que devuelva algo que usted le prestó.

Por ejemplo, si tiene un crédito de unos pocos cientos de euros, puede que se arrepienta de acudir a un abogado para intentar recuperar ese dinero, ya que los costes legales y judiciales (es decir, el coste de acudir a los tribunales) se le cargan inicialmente. En hipótesis como estas, usted podría pensar en posponer la intervención de un abogado para una fecha posterior y hacerlo todo por su cuenta. "¿Cómo?" Probablemente te lo estés preguntando.

Simple: preparando usted mismo una carta de poder notarial con valor legal. Usted debe saber, de hecho, que la ley no le obliga, en ningún momento, a tener un abogado que le asista. Por supuesto: cuando las cosas se compliquen y tengas que ir a los tribunales, entonces tendrás que llamar a la puerta de un bufete de abogados. Sin embargo, antes de llegar a ese punto, podría comenzar por advertir formalmente o advertir a la persona que ha violado sus derechos o que le debe un beneficio. Si no sabe cómo hacerlo y necesita ayuda, le sugiero que siga leyendo este artículo y trataré de explicarle cómo escribir una carta legal.

Carta de poder legal: ¿Qué es?

carta de poder notarial

Veamos qué es una carta legal. No hay una definición precisa en el código, pero puedo decirle que una carta legal es una carta que tiene valor bajo la ley. En otras palabras, una carta legal es una comunicación a la que la ley vincula efectos; no es, por lo tanto, un escrito inútil o una advertencia completamente informal, sino la transmisión de una advertencia muy importante, que cambia la realidad jurídica.

Permítanme darles un ejemplo concreto para que estas palabras no queden sin significado legal. Supongamos que usted ha suscrito una suscripción con Sky o Mediaset premium y que ahora, por una u otra razón, quiere darse de baja: pues bien, para darse de baja de Sky o de una cancelación premium debe enviar una carta certificada con acuse de recibo (la llamada carta certificada con acuse de recibo) con la que comunica esta intención, indicando también sus datos personales y su código de cliente. Pues bien, una comunicación de este tipo es una carta legal a todos los efectos, ya que tiene una función legal muy específica, que es la de hacer que usted se retire de un contrato.


Se podrían dar muchos otros ejemplos: imagínese la carta con la que el inquilino, dentro de los plazos establecidos por la ley, informa al propietario de que quiere dejar el apartamento alquilado; o la carta enviada al vendedor que le vendió un objeto defectuoso aún en garantía, o la que sirve para iniciar el interés de demora, etc. En todos estos casos, no es necesario ir a un abogado: puede escribir una carta legal usted mismo. Si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, yo te guiaré: si continúas leyendo los siguientes párrafos te diré cómo escribir una carta legal.

Carta de poder notarial ¿para qué sirve?

Como dije antes, la carta legal produce efectos legales muy precisos. Además de esto, hay que decir que, en general, siempre se debe enviar una carta legal para evitar una disputa con la otra parte. En otras palabras, prácticamente siempre se hace una comunicación formal para intentar una conciliación amistosa entre las partes en la controversia. Por lo tanto, además de tener ciertos efectos legales, la carta legal también puede servir para llegar a un acuerdo.

Pero... ¿cómo se escribe este tipo de documento?

 

Ahora veamos cómo escribir una carta legal. En primer lugar, debo decirte que es irrelevante cómo decidas escribir una carta legal, en el sentido de que puedes escribirla por ti mismo o escribiéndola en el ordenador. Si tiene la posibilidad de elegir, le recomiendo la segunda vía, sobre todo si no tiene una buena letra, porque las palabras serán sin duda comprensibles para cualquiera.

En los próximos párrafos les explicaré, punto por punto, cómo preparar una carta legal, empezando por la entrada del destinatario hasta la firma. Recuerda, sin embargo, que no hay una sola manera de escribir una carta legal: por lo tanto, aunque tengas que distanciarte de lo que te voy a decir, esto no significa necesariamente que tu comunicación no tenga valor. Lo que es realmente importante es que su voluntad sea clara, es decir, que lo que usted pretende comunicar al destinatario surja claramente de la carta.

Destinatario 


Para escribir una carta legal, debe empezar por introducir el nombre y la dirección del destinatario, es decir, la persona a la que se va a entregar la comunicación, en la esquina superior derecha. Si es un hombre, escribirá "Sr. Nombre y Apellido" y si es una mujer, "Sr. Nombre y Apellido". Si se trata de una persona jurídica (por ejemplo una empresa o una sociedad anónima), tendrá que escribir "Spett.le Società s.p.a.". Después del nombre siempre sigue la dirección, completa con la calle y el código postal (tapón).


Asunto 


Después de introducir el nombre y la dirección del destinatario, vaya a la parte superior e introduzca el elemento. El objeto consiste en una indicación breve y concisa del contenido de la carta legal; en la práctica, sirve para que el destinatario entienda inmediatamente lo que tiene entre manos, incluso antes de que lea todo el contenido de la comunicación. Por lo tanto, si tiene la intención de comunicar una cancelación como en el ejemplo que se ha dado hace unos párrafos, en el objeto simplemente escribirá "Cancelación de la suscripción"; si está comunicando la voluntad de constituir su deudor en mora para hacer madurar los intereses, indicará "Constitución en mora"; y así sucesivamente para todas las demás hipótesis.

El objeto se indica normalmente en caracteres más evidentes: por lo tanto, si quieres escribir una letra legal en el ordenador, te sugiero que la resaltes en negrita; si, por el contrario, prefieres la caligrafía clásica, podrías indicar el objeto en mayúsculas.

Contenido 


Explique las primeras formalidades, ahora veamos qué escribir en una carta legal. Sin duda ya habrá adivinado que el contenido de una carta legal varía en función de la solicitud que haga: En la práctica, si usted se queja de los ruidos molestos de sus vecinos, tendrá que describir la situación que usted está experimentando y la conducta insoportable de los vecinos, ordenándoles que dejen de hacer ruidos; si desea hacer una reclamación de garantía para un nuevo bien que ha comprado (por ejemplo, un electrodoméstico o un automóvil) pero que tiene defectos, entonces tendrá que especificar la compra que ha realizado (especialmente la fecha) y los defectos que pide que sean reparados a expensas del vendedor; si tiene la intención de cancelar un contrato, tendrá que indicar los detalles del mismo y su disposición a retirarse.


Probablemente, en este punto, usted se está diciendo a sí mismo que no es capaz de escribir una carta legal porque, al no tener conocimientos legales cualificados, no conoce las referencias legales que deben incluirse en su comunicación. No se desanime: no es necesaria la indicación de los artículos de la ley (por ejemplo, el art. 844 del Código Civil en el caso de entradas ruidosas o el 1219 para la constitución de la mora); lo importante, repito, es que quede clara su intención, sea cual sea. En la práctica, su carta no debe dar lugar a malentendidos y debe expresar claramente su voluntad, de modo que su destinatario no pueda poner excusas.


Siempre tenga en cuenta estos aspectos cuando escriba una carta legal:

 

Antes de llegar al fondo del asunto, es decir, a los méritos del asunto, prepare siempre una breve introducción (una especie de premisa) que ilustre la situación de la que procede (por ejemplo, introduciendo las referencias de un contrato, las relaciones de vecindad, el título, etc.);
Luego exponga su queja, es decir, el problema que pretende resolver: un ruido molesto; las malas relaciones con el vecindario; el vicio de un bien comprado; etc;
Por último, exponga sus conclusiones, que por lo general consisten en intimidar algo al destinatario (no causar más molestias, interrumpir la prestación de un servicio, devolver un bien o una suma de dinero previamente prestada, etc.). También puede establecer un plazo (normalmente quince días) dentro del cual la persona a la que se dirige su carta debe cumplir con lo que usted ha dicho, con una advertencia de que de lo contrario seguirá cumpliendo con la ley.

Fecha y firma Por último, una vez que haya preparado la carta legal de acuerdo con las instrucciones que acabo de darle, tendrá que introducir el lugar y la fecha y firmar la comunicación. La firma es muy importante, ya que le da valor legal a la carta que, si faltara, no sería prácticamente nada. De hecho, la firma sirve para vincular la voluntad expresada en la carta a la persona que la firma: es como si, al colocar tu firma al pie de la carta, hicieras tuya la comunicación. Sólo para ser preciso, debo decirle que la indicación del lugar y la fecha se puede poner antes del comienzo de la carta, justo en la parte superior antes del objeto.

Carta de poder notarial: ¿cómo enviarla?


Ya hemos visto cómo se escribe una carta de poder notarial legal; ahora queda el último aspecto: el envío. Es muy importante que envíe su carta legal cuidadosamente preparada por carta certificada con acuse de recibo: es la única manera de asegurarse de que su destinatario se haya enterado de su existencia. Y de hecho, si usted envía una carta legal pero no llega a la persona a la que va dirigida, no tendrá prácticamente nada que ganar. Incluso para propósitos de juicio, si un día tiene la intención de ir a la corte y probar que envió una carta legal a su oponente, no podrá hacerlo porque no tendrá nada que pruebe que el envío fue exitoso.


Para remediarlo, debe confiar su comunicación al instrumento clásico de la carta certificada con acuse de recibo: al hacerlo, recibirá una tarjeta postal con la firma del destinatario, que demuestra plenamente que el destinatario la ha recibido. Si se niega a firmar, no importa: por lo que a usted le importa, la carta certificada sigue teniendo éxito.

Una alternativa válida al correo certificado es el correo electrónico certificado, que, a efectos legales, es equivalente al correo certificado. Las ventajas del PEC son numerosas:

Es barato;
El envío y la recepción son inmediatos;
se le da instantáneamente el recibo de la entrega y la aceptación;
puede probar no sólo el envío, sino también el contenido de la comunicación.

El problema con el pectoral es que no es necesariamente que lo tengas y, sobre todo, que tu receptor lo tenga. En caso de duda, confíe en la carta certificada normal con acuse de recibo.

En el interior de su carta legal también puede especificar el método de envío; normalmente, antes del asunto, se indica la herramienta utilizada para enviar la comunicación, de esta manera: "Racc a/r", si elige el correo certificado; "Pec:" seguido de la dirección, si elige el correo electrónico certificado.

Publicidad
Publicidad