Post
anterior
Siguiente
Post

Una plataforma digital que hace visible a las artistas

Derechos de la mujer El blog del movimiento Womenalia
3 Abr. 2018 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Mujeres (in) visibles que se levantan y unen para dejar de serlo. 
Mujeres artistas que saben que tienen que recuperar lo que es suyo: un hueco en la sociedad de la que, como mujeres, son un 50% y avanzan firmes a reclamar su lugar.
No hay venda que las ciegue ni espacio que no se rinda a su arte y del que no puedan formar parte. Y quieren hacerse visibles para ocuparlos.

Son pintoras, productoras, actrices, directoras, escritoras...muchos registros y un punto en común: ser mujer, ser artista.

Pero también hay una realidad, y es que a pesar de haber pasado más de diez años de la aprobación de una Ley que buscaba la consecución de una sociedad igualitaria, esta igualdad real parece que no se materializa. Veamos:
 
- Una discriminación salarial que sigue vigente con una brecha entre hombres y mujeres que oscila alrededor de los 15 puntos porcentuales.
- Unos permisos de paternidad/maternidad que no terminan de igualarse.
- Y, en este sector en concreto, unos estudios que reflejan la escasa presencia de las mujeres artistas en ferias y museos a pesar de ser mayoría en las escuelas de Bellas Artes.
 
En este contexto, Eva Tamargo, directora de El Club de Mujeres (in)visibles, abre un espacio digital que pretende servir de nexo de unión y punto de encuentro entre mujeres creadoras con el fin de que alcancen mayor visibilidad.
 
¿Quién es Eva Tamargo y cómo surge la idea de crear este club?

E. T. Llevo más de 15 años dedicándome a la producción de eventos relacionados con la cultura, a lo largo de los cuales no he dejado de observar el papel determinante que juegan las mujeres en el mundo del arte. Un papel que, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones pasa desapercibido y no es reconocido como se merece. 

De ahí que decidiera ponerme manos a la obra y crear este Club que comenzó a gestarse hace ahora dos años. 

Mi idea era dar una respuesta a todas aquellas mujeres artistas (fotógrafas, pintoras, coreógrafas, cantantes, actrices, diseñadoras gráficas, etcétera) que alguna vez se habían cruzado en mi camino y que, a pesar de realizar un trabajo magnífico, nunca habían llegado a ser valoradas ni reconocidas. 

Después, mi idea se fue sofisticando y decidí poner en marcha la plataforma www.elclubdelasmujeresinvisibles.com en la que, además de dar a conocer su obra, las artistas pudieran intercambiar experiencias y sumar fuerza a través de la organización de actividades conjuntas. 

Según datos del anuario 2016 del Ministerio de Cultura, más de la mitad del personal que trabaja en museos y colecciones museográficas son mujeres, un 53,4%, frente al 46,6% de hombres. Pero si nos fijamos en el apartado de dirección esos porcentajes se invierten. Los hombres ocupan el 62% de cargos directivos frente al 37% de las mujeres. ¿Crees que esto limita vuestras opciones de visibilidad?

E. T. Sí, pero también creo que nos encontramos en un momento propicio para dar la vuelta a la situación y que debemos aprovecharlo. Para ello, debemos reivindicar nuestra presencia y nuestra valía en todos los campos del arte y avanzar así hacia una igualdad de oportunidades efectiva en este ámbito. 

Ello redundaría, sin duda, en un aumento de nuestra presencia en puestos de relevancia lo que nos permitiría, a su vez, aumentar la posibilidad de mostrar, de manera más equitativa, el trabajo de las artistas.


Aparte de hacerlas visibles, la plataforma quiere ayudar a mujeres artistas para que establezcan vínculos y relaciones entre ellas con el fin de crear a futuro proyectos conjuntos. ¿Cómo funciona la red?

E. T. Además de dar visibilidad a las mujeres artistas y, por supuesto, a su obra, la plataforma pretende servir de punto de encuentro y de punto de partida para la generación de acciones conjuntas ya sean de tipo artístico o de difusión y promoción o, incluso, para salvar dudas u obstáculos. 

El objetivo es lograr que las mujeres que forman parte de la misma se sientan parte de un proyecto en el que tienen que involucrarse y al que tienen que aportar en pro de un beneficio común. 

Se trata de formar parte de un proyecto en el que todas las mujeres puedan aportar el valor de su experiencia para sumar fuerza y aumentar los potenciales tanto individuales, como del conjunto de las mujeres que, a través de sus distintas manifestaciones, se dedican al mundo del arte. 

Todas las áreas tienen cabida: fotografía, ilustración, música, audiovisuales, artes escénicas, escritura, fazines o collages, ¿Cuántas artistas se han sumado ya?

E. T. Cuando se lanzó la plataforma hace apenas un mes, contaba con un total de 25 artistas. En estos momentos la cifra casi se ha duplicado y estamos recibiendo al día una media de 25 solicitudes de información procedentes de todas partes del mundo.
 
Tras escuchar los mensajes reivindicativos pronunciados durante los últimos meses y en los últimos festivales… ¿podría decirse que la industria cinematográfica olvida a las mujeres reales o sigue anclada en la reproducción constante de un rol del que no conseguimos desprendernos?

E.T. Como ocurre en otros muchos sectores, el papel de la mujer en la industria cinematográfica muchas veces se ciñe a estereotipos que se encuentran muy alejados del papel que juegan o que, de acuerdo a la realidad, deben jugar las mujeres en la sociedad de hoy. Y es necesario que esto se corrija. 

Es importante en este sentido lograr que, conforme a su preparación, experiencia y talento, las mujeres tengan idénticas oportunidades que los hombres de desarrollar su carrera profesional en el mundo del cine y esto no está sucediendo. 

Del informe anual CIMA 2016 se desprenden que las mujeres sólo representan un 26% de los cargos de responsabilidad en el cine, los títulos de películas dirigidas por mujeres han tenido una media de costes reconocidos inferior a la de los hombres, mientras que teniendo mucha menos representatividad, las películas realizadas por mujeres tienen, comparativamente, muchos más reconocimientos.
 
¿A qué crees que puede deberse el que el mundo de la cultura por lo general sea un terreno hostil para las mujeres, tanto en lo profesional como en lo referente a la imagen que se proyecta de nosotras en las producciones donde la hipersexualización, en muchos de los casos, es el denominador común?

E.T. Yo creo que ambas cosas se retroalimentan por lo que resulta necesario actuar en una doble vertiente. Por un lado, cambiando la imagen que muchas veces, a través de las manifestaciones artísticas, se proyecta de las propias mujeres y, por otro, incidiendo en la igualdad de oportunidades en lo relativo a nuestra situación profesional.


¿Crees que declararse abiertamente feminista en el mundo del arte cierra más puertas de las que abre, quizás debido al desconocimiento real de lo que significa feminismo?

E.T. Soy optimista en este tema. Afortunadamente, cada vez se conoce más el significado real del feminismo y tanto hombres como mujeres se están posicionando de manera positiva a la hora reconocer el término, lo que a su vez influye en la educación de las nuevas generaciones.

Como sabemos, no va a ser un cambio inmediato pero es un buenísimo avance después de siglos reivindicando la igualdad de oportunidades entre ambos sexos. 
 
¿Cuáles son los próximos pasos que quiere dar el Club de las Mujeres (In)Visibles?

E.T. Nuestra idea es seguir creciendo para ganar en potencial y aportar así más valor a las mujeres que forman parte de este Club. Para ello, estamos trabajando ya en la realización de actividades y acciones conjuntas mezclando diferentes disciplinas y fomentando el trabajo colaborativo.

Entre nuestros proyectos de futuro se encuentra la organización de exposiciones que atraigan a todos aquellos amantes del arte ya convencidos pero también a nuevos públicos y la organización de talleres y mesas de trabajo. 

Como te decía, el objetivo es mantenernos activas, para seguir creciendo y ser cada vez más útiles a las mujeres que forman parte de esta plataforma proporcionándoles la visibilidad que están buscando y que tanto se les resiste. 

El Club de las mujeres (in) visibles ya forma parte del Movimiento Womenalia porque es #MásFácilJuntas. 

Publicidad
Publicidad