PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Qué quiero ser de mayor, esto responden los peques

Derechos de la mujer El blog del movimiento Womenalia
11 Aug 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

“¿Qué quiero ser de mayor?”. Es la eterna pregunta que muchas pequeñas se plantean, imaginando cómo será su vida en unas décadas. Estas preguntas siempre han estado condicionadas por el desarrollo del género, coincidiendo en gran medida las respuestas de las chicas y los chicos.

Adecco ha realizado una encuesta a casi 2.000 españoles de entre 4 y 16 años, que han confesado qué se les pasa por la cabeza cuando se preguntan “¿Qué quiero ser de mayor?”.

¿Qué quiero ser de mayor? Esto responden las niñas

Maestras, mayoritariamente, al igual que en las encuestas anteriores. 1 de cada 5 quiere dedicarse a la educación.

1. Profesora 20,3%

2. Médica 11,3%

3. Veterinaria 8,6%

4. Peluquera 4,7%

5. Cantante 3,9%

6. Actriz 3,1%

7. Enfermera 2,7%

8. Policía 2,7%

9. Fotógrafa 2,3%

10. Diseñadora 2%

Y esto los niños...

Cómo no, futbolistas. Sorprende también encontrar la profesión de “youtuber” en cuarta posición.

1. Futbolista 18,2%

2. Policía 15,3%

3. Profesor 6,4%

4. Youtuber 5,1%

5. Bombero 4,2%

6. Informático 3,8%

7. Ingeniero 3,8%

8. Veterinario 3,4%

9. Médico 2,5%

10.  Actor 2,1%

¿Qué no quiero ser de mayor?

Resulta llamativo cómo las respuestas de niños y niñas en lo que sí coinciden es en lo que no quieren ser de mayor. En el primer lugar encontramos a los políticos (un 30,3% de ellas y un 27,8% de ellos) y en segundo, a los barrenderos (un 16,6% las niñas y un 18,3% los niños).

Ellos quieren ganar más

Ante esta pregunta de cuánto quieren ganar de mayor, las diferencias entre niños y niñas también son palpables. Las chicas se conforman con bandas salariales más moderadas y los chicos aspiran a salarios más “desorbitados”.

Los roles de género se siguen reproduciendo en esta encuesta. Iniciativas como Women At Technology pretenden romper estereotipos y permitir que la mujer acceda a nuevos sectores de empleo y rompa el techo de cristal existente. Quizás con el paso del tiempo las respuestas a “qué quiero ser de mayor” dejen de ser siempre las mismas en la división por sexos.

Publicidad
Publicidad