PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Un regalo personalizado y un sentimiento

Maria Rodriguez Misceláneo
12 Nov 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Para empezar, partimos de la base que a todos nos gusta recibir regalos, y también, por supuesto, la satisfacción del que hace el regalo. Un regalo es una forma de expresar un sentimiento a través de algo que hemos comprado para un ser querido. Algo esencial es que ese regalo no es solo algo material, sino que con él, entregamos el tiempo que con mucho gusto empleamos en elegirlo y comprarlo, junto con nuestro sentimiento hacia la persona que va a recibirlo.

Sin quitar ningún tipo de valor al hecho de acudir a una tienda y comprar algo que sabemos que le gusta a quien se lo vamos a regalar, lo cierto es que todos podemos hacerlo; sin embargo, hay otra opción que requiere de nuestro tiempo y dedicación y es cuando convertimos los regalos en algo único, regalos originales personalizados. Los regalos personalizados están hechos para una persona en especial, se trata de algo que solo tiene valor para aquella persona. Y, por supuesto, nosotros también recibimos un gran regalo, porque no hay nada más bello que mirar la cara de felicidad y de gratitud y esa sonrisa que recibimos de la persona a quién hemos entregado ese regalo personalizado.

Regalos personalizados en forma de tazas con fotos, o un cojín con una foto que recuerde algún momento especial, o la foto de su bebé, de los nietos... Y, por qué no, también podemos añadir una frase, algo que sale de nuestro corazón para esa persona que tanto amamos y que forma parte de nuestra vida. También podemos regalar un cojín con una foto divertida, o encargar una taza personalizada online con el equipo de fútbol favorito de nuestro hijo. En fin, las posibilidades son infinitas.

Hay regalos que cuestan mucho dinero, pero también hay regalos que cuestan mucho tiempo, ese tiempo que empleamos en buscar la foto que pensamos más le va a gustar, pensar en la frase que queremos dedicarle y que tiene un significado y un valor especial y, por último, dar con ese sitio que va a plasmar todo aquello con lo que queremos sorprender a nuestros seres queridos. Detrás de los regalos personalizados, hay tiempo, hay dedicación, hay un trabajo, pero todo ello lo hacemos con gusto y con mucho amor porque, simplemente, la persona a la que va a ir dirigido se lo merece y mucho.

Por las personas que amamos, para ellas va ese regalo personalizado como recuerdo para toda la vida.

Publicidad
Publicidad