PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Je suis en terrase, Adorado París

gema garcía Mira que idea viajes
18 Nov 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La primera vez que fui a Francia fue de paso, en el viaje de fin de curso, como tantas otras personas, camino de Italia. Me encanto una gasolinera donde paramos y había muchos chocolates, "toblerones gigantes", cuentos, el autoservicio y la gasolinera ya eran bonitas Y fue mi primer pago en francos. Luego he vuelto muchas veces a Francia, muchas. Hemos jugado con mis hijos en la frontera,  en un pueblo pequeñísimo en la zona de Roncesvalles, sentados en una terraza que está situada en el cruce natural de Francia y España y estar unos en un "país" y papa y mama en el otro. He ido a París en viaje de pareja, solos, romántico, he llevado a mis hijos a Disney (creo que es un esfuerzo que siempre habrá valido la pena). Hemos ido en viaje familiar descubriendo a mis suegros una ciudad increíble como París, sentados cenando crepes, felices.Disfrutando de la calle de París.

Desde la primera vez que la visité me llamó la atención tantas terrazas, tantos veladores recoletos situados en un espacio mínimo, donde tu espacio invade al de al lado, pero nadie molesta a nadie. Tantas tiendas de flores, con esas fachadas preciosas pintadas, manteniendo muchas veces la madera. Esos escaparates llenos de colores. En París puedes sentarte en un velador a ver pasar la gente,que pase el tiempo y no hacer nada más. Me encanta esa disposición que tienen las mesas y las sillas como si fuera un teatro.

París sin exageración es la ciudad del romanticismo, de la luz, del pasear, del frío, de los sombreros con clase,de gente guapa, por supuesto de las terrazas.

Hoy más que nunca tengo una pena increíble por lo que paso el viernes, y sentir nuevamente una ciudad castigada por el terror y ahora por el miedo.

Gente "normal" que sale a tomar una copa, a cenar, a mirarse en esa medio oscuridad que tienen los sitios en París.

La primera vez, hace casi treinta años que fui me llamo la atención en el metro la gran mezcolanza de razas, de personas, de formas de vestir. Me acuerdo de una pareja en especial de como se miraban,como se besaban, aquí eso era impensable. Me duele que una ciudad tan cosmopolita, tan visitada por tanta gente tan distinta de todas partes del mundo esté llorando ahora como está.

Por eso hoy me encanta unirme a esta frase: "Je suis en terrase", que hoy recorre todas las redes sociales.

Y como no, siempre nos quedará París.

Je suis en terrase

Publicidad
Publicidad