PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Consejos para cuidar la salud íntima femenina

Alex Dominique Mi yo, el mundo y mi mente
12 Feb 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La salud íntima femenina no suele ser muy difícil de mantener y de tener cuidada, pero como cada cuerpo es un mundo, y sobre todo el femenino, siempre es recomendable dar algunos consejos para que su salud íntima sea la más óptima y efectiva para evitar, y ser precavida, sbre cualquier tipo de enfermedad o ente maligno que quiera afectar al sistema íntimo de la mujer.

Como bien es cierto, las zonas íntimas femeninas tienen unas características propias, y bien definidas. Si esto se realiza de la forma correcta e indicada, tu salud íntima será buena y con ello no correrás ningún tipo de riesgo.

Considerar la importancia de mantener la salud íntima en buen estado, os damos algunos consejos a seguir.

Los pasos

1.  Lava, con las lleva de los dedos y suavemente, tus zonas genitales con jabón íntimo femenino, con PH neutro. La frecuencia debe de ser periódica. Realiza este lavado tan solo en vagina, clítoris y labios, pues las duchas vaginales no son recomendables (afectan a la flora vaginal y aumentan la posibilidad de contagiarse de infecciones).

2. Lleva siempre encima, productos como las toallitas íntimas húmedas para utilizar cada vez que acudas al baño (y no sea el de tu casa). Y por cierto, lavate tus manos antes de ir al baño.

3.  Dale importancia a la hora de limpiarse. Hazlo de adelante hacia atrás para no contaminarse con bacterias innecesarias.

4. Usa ropa interior 100 % de algodón, los que son sintéticos no ayudan a la transpiración y generan malos olores. 

5.  En el período menstrual intenta realizar cambios de toallas higiénicas y productos para menstruaciónd e forma regular para no sufrir de malos olores, pues el PH disminuye su acidez y aumenta el riego de las infecciones.

10.  Vigila y presta atención al lavado de la ropa interior. Usa un jabón delicado y asegurate de aclarar con abundante agua. 

11. Intenta evitar las prendas de ropa con tendencia a ser demasiado ajustadas, pues ello perjudica a la salud íntima.

14. Fijate en los flujos vaginales que segreras.  Detecta los colores y olores demasiado fuertes pueden ser síntoma de infecciones y es necesario consultar al especialista.

15. Después de mantener una relación sexual, realiza un lavado íntimo.

Publicidad
Laura Sánchez

Laura Sánchez

Redactora para algunos periódicos locales, No empresa

Muy buena info, gracias Alex Dominique!
Publicidad