PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Una película con forma ...

Valle Galindo Delgado Mi Mundo
26 Feb 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Más allá de la apariencia, de las limitaciones físicas, de la raza o de la procedencia, los ojos del amor pueden ver la esencia, el alma y la grandeza humana.

Esos ojos son con los que se miran Elisa y la criatura marina en "La forma del agua".

El otro día fui al cine. No quise ver ni leer nada sobre esa película con 13 nominaciones a los Oscar antes de ir a verla. Quería ir en blanco, sin prejuicios, que me sorprendiera la historia, aunque 13 nominaciones tienen su peso y vas con ciertas expectativas.

En un cuento lleno de color y metáfora, ella no es una princesa, es una heroína capaz de salvar a su amado a costa de su propia existencia. Lo insignificante se transforma en la grandeza que siempre había tenido latente.

En medio de una sociedad intolerante, un trasfondo con sabor a rancia guerra fría y una vida en la que los personajes más que vivir sobreviven, surge el amor más puro y sensual, y sin límites de ningún tipo.

Son los ojos del amor los que traspasan fronteras físicas, y producen una química por la que merece la pena morir.

Es una lección de vida, que hoy más que nunca, es necesaria en una sociedad como la nuestra, vestida de tecnología punta pero con un alma decadente y sin rumbo moral.

Está bien recordar de vez en cuando, qué es lo que está bien y lo que está mal, que el fin no debe justificar los medios, y que hay que poner en práctica la empatía en lugar de convertirla en tema recurrente de talleres sobre comunicación asertiva.

Hay que comunicarse con amor, con respeto, y con empatía de verdad. Saber que un sms o un whatsapp no pueden sustituir una conversación con un buen café, que somos seres sociales que no podemos pasar de largo ante el dolor ajeno, y que las relaciones, si son virtuales, dependen de que haya wifi disponible.

Si, la verdad es que la película me sorprendió, esta fantástica fábula me hizo pensar en muchas cosas ... 

Hace falta más cine como éste.

Publicidad
Publicidad