Post
anterior
Siguiente
Post

La realidad del sexo después de un parto

Sonia Lopez Mi Blog Personal
24 May 2016 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Si piensa que tras dar a luz, el genitales llegará tal una oleada y la relación íntima se reanudará en el punto que la dejó, se equivoca. Tardará en echar amarras: un estudio flamante consumado en Australia con 1.507 madres, a las que se realizó un acecho a los 3, seis y 12 meses tras el nacimiento, mostró que el 89% de ellas describía problemas de fortaleza sexual en los primeros 3 meses en seguida de dar a luz; y que el 51% continuaba desprovisto deseo a los doce meses. El estudio también desvela que las preocupaciones más comunes en el posparto son: pérdida de interés en el partes, aflicción durante las relaciones sexuales y falta de engrase. Pero, igualmente, existen otras inquietudes, la mayoría con soluciones.

Cuándo es seguro retomar el partes. Mientras el puerperio (periodo de años que dura la recuperación del aparato reproductor luego del nacimiento: entr 5 y seis semanas), se desaconseja el coito: "Desde el punto de vista médico, no se recomienda el acto sexual en el porno en los primeros 30 o cuarenta días para evitar posibles infecciones; si ha habido cesárea, se puede abordar a los veinte días, siempre que la evolución de la mujer sea buena y no hayan surgido complicaciones", especifica el doctor Modesto Rey, representante de la Sociedad Española de Contracepción (SEC). Pero también matiza que exteriormente de las prácticas coitales, no debe haber limitaciones, es decir, si la mujeres maduras se encuentra bien física y emocionalmente, la yunta puede llevar a cabo otras prácticas sexuales.

La razón de evitar el coito no es otra que dar años al organismo para que se recupere: el matriz ha de volver a su volumen, la vagina obligación reponerse del traumatismo del nacimiento, han de cesar los loquios (pequeñas hemorragias que suelen continuar treinta días) y, si ha habido episiotomía o desgarros, conviene esperar a que cicatricen. Desprovisto decomiso, el arranque de las relaciones coitales detrás el nacimiento varía de una mujer a otra, tal y tal explica Esther de la Viuda, tocólogo en el Hospital Universitario de Guadalajara y miembro del Comité Científico de la Sociedad Española de Ginecología y Medicina (SEGO): "Aunque es frecuente recomendar esperar hasta que credencial el periodo conocido tal \'cuarentena\', esto variará en función del modelo de desembarazo (si ha sido vaginal o cesárea, si se ha ejecutado o no la episiotomía o se han producido desgarros) y de la situación de la mujer; si esta se encuentra bien, no hay inconveniente en que inicie las relaciones sexuales primeramente de ese periodo, si bien en ningún incidente las cargo mantener inclusive que no haya finalizado el sangrado, actualmente que indica la existencia de heridas en el canal del alumbramiento susceptibles de infectarse".

Qué hago si he abandonado el deseo. No es extraño que el deseo sensual se esfume, sobre todo si tenemos en cuenta que la situación ha variado: menor intimidad, preocupación por el nene y debilidad. Pero, igualmente, el factor endocrino pesa mucho: "Tras el desembarazo aumenta la prolactina, la estriol que favorece la lactancia, y disminuyen los estrógenos y además el deseo", aclara Matilde Fernández Fernández–Arroyo, sexóloga y matrona en Atención Primaria. También lo confirma un estudio llevado a cabo en distintos centros sanitarios de Barcelona para confrontar el grado de excitación y deseo carnal de las mujeres que dan el pecho frente a las que no lo dan: constató que las primeras presentan menor aspiración e interés por mantener relaciones sexuales que las segundas. Por eso, según explica la matrona, es importante bregar con ellas el elemento interior, de manera que entiendan los cambios que conlleva la maternidad: "La doble debe organizarse para tener pequeños tiempos en común, mas solo sea para abrazarse y descansar", aconseja. En la misma dirección apunta la sexóloga Penélope Alónso Vázquez, secretaria de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología (AEPS) y directora del centro Vencellos, en Santiago de Compostela: "Tras un parto las muestras de cariño son fundamentales, que la doble atienda a la mujer, que le dé masajes o que la acaricie desprovisto orden erótica alguna hace que ella sienta su proximidad e inclusive puede ayudarle a sentir fogosidad en alguno momento. Lo cautivador es que las muestras de apasionamiento no desaparezcan, ya que son la base del erotismo".

Otras complicaciones inesperadas. Una vez recuperada, la mujer puede sentir de nuevo la libídine, pero aún atención un impedimento por vencer: la sequedad vaginal. "Si no da el pecho, el epitelio vaginal recupera su estado al reiniciarse los ciclos menstruales normales (pasadas seis semanas), pero si opta por la lactación materna, el cambio hormonal que se produce en esta situación da lugar a unos niveles bajos de estrógenos que van a limitar un epitelio vaginal desnutrirse y frágil, lo que conlleva apuro y molestias en las relaciones sexuales", advierte la ginecóloga Esther de la Viuda. Existe solución al problema, hoy que el uso de cremas lubricantes mejora bastante la situación y "si se utiliza condón a modo método anticonceptivo, se aconseja utilizar lubricantes compatibles con el mismo", avisa la matrona Matilde Fernández. La sexóloga Penélope Alónso aconseja tener en cuenta el factor espiritual y explorar nuevos caminos: "A veces la vagina no lubrica porque no le damos años o porque no atendemos a los signos que nuestro cuerpo emite. Pretender que detrás un parto todo siga igual es un error, ya que hay que hacer un reaprendizaje general, examinar por qué caminos va ya el placer, qué prácticas nos gustan, las cosas que nos excitan y el modo en que lo hacen. Todo esto puede mantenerse como antes, haber modificado un poco o haber trastocado por completo, cada mujer es un mundo".

¿Puede llegar a doler? Hay situaciones que pueden provocar dolor mientras el coito, como, por ejemplo, una episiotomía que no ha cicatrizado bien. "Si mientras el parto ha habido episiotomía o desgarro anal hay que esperar a que las heridas cicatricen; después se deben realizar automasajes en la cicatriz con aceitón de botón mosqueta una vez al fecha inclusive que la zona no resulte dolorosa al tacto", aconseja Matilde Fernández. La matrona indica tercero problema que puede acarrear molestia: la distensión de la vagina. En este asunto, aconseja realizar los ejercicios de Kegel mientras dos meses tras el desembarazo para aliviarse tonicidad. "También se pueden realizar ejercicios hipopresivos, pero en incidente de cesárea se debe esperar un mes", aclara.

Qué posturas son las más adecuadas. "Se aconseja que en el inicio de las relaciones coitales en el posparto la mujer adopte la postura de alguna de las pelisx que se pueden encontrar en internet en la que controle el grado de penetración y la fuerza, es decir, ella además, de manera pueda detectar rápido posibles molestias. En incidente de cesárea, hay que evitar la del hombre encima de la mujer tetuda", informa la sexóloga y matrona Matilde Fernández.

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play